| 2/2/2012 2:00:00 PM

¡Qué vergüenza!

La ALO, autopista que atravesaría Bogotá de sur a norte, sigue en veremos después de 50 años. Muchos hablan de ella, pero pocos se ponen el casco y las botas. Crónica fotográfica sobre el estado actual de esta importante vía.

Por el momento, las únicas beneficiarias de los $100.000 millones invertidos en la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) son las vacas del extremo occidental de Bogotá.

Dinero realizó un recorrido para determinar el estado actual del proyecto. La ALO tiene varios problemas acumulados: basuras, escombros en la vía, un tramo de 9 kilómetros que se terminó en 2009 y que sin ser usado ya presenta serias fallas y otras obras inconclusas, como puentes y cruces.

Distrito, Nación y Gobernación vienen pasándose la pelota desde hace años sin que exista una solución definitiva. La descoordinación es total. El alcalde Gustavo Petro quiere un tranvía, pero ingenieros del Ministerio de Transporte dicen que es inviable porque no tendría el tráfico necesario en la zona.

Por el momento, ármese de paciencia porque la vía que atravesaría la ciudad en 25 minutos, sigue siendo un sueño, o mejor, una pesadilla.

1| En 2009 fue terminado un tramo de 9,2 kilómetros. Nadie lo usa, pues faltaron dos puentes para ponerlo a operar.

2| Imagínese lo que esta vía ayudaría al tráfico del occidente de Bogotá. Podría conectarse la calle 13 para estar en el peaje de Chuzacá en pocos minutos.

3| Así luce una parte de la vía en la que fueron invertidos $80.000 millones. En los alrededores se ven campesinos cultivando hortalizas.

4| Este es el puente que construyó la Nación y comunica la ALO con el que tiene el Distrito. Las palabras sobran.

5| En la zona de Álamos Norte, los parqueaderos ocupan el terreno destinado a esta vía. Basuras e inseguridad son el pan diario en la zona.

6| La CAF tiene listo un proyecto para poner a rodar la ALO en pocos años. Por el momento solo hay pasto, basura y una cerca vieja.

7| En Suba está el humedal Juan Amarillo, el ex alcalde Enrique Peñalosa pensaba en un puente, Petro no quiere tocarlo porque no se le puede ‘quitar espacio al agua’. La discusión está abierta.

EDICIÓN 541

PORTADA

La nueva maestría colombiana: cuarenta menores de cuarenta

Estos colombianos están liderando sus campos de acción con talento, ideas innovadoras, pensamiento disruptivo y un propósito trascendente. Desde diferentes regiones, aquí están los líderes que se destacan por sus propuestas y ganas de construir un país diferente. Aquí 4 de sus historias.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 541

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.