| 2/6/2019 10:00:00 PM

Plan de Desarrollo le pondrá el chip digital a Colombia

El Plan Nacional de Desarrollo tiene uno de sus focos en el desarrollo de la innovación, la ciencia y la tecnología en el país. Por eso sorprendió que el Gobierno no haya incluido en la convocatoria a extras del Congreso la discusión de la Ley TIC.

El Congreso utilizará sus sesiones extra, que fueron convocadas recientemente, para debatir el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, que tiene entre sus líneas principales la innovación como herramienta de eficiencia y desarrollo.

La directora del Departamento Nacional de Planeación, Gloria Alonso, explica que “llegar a la Cuarta Revolución Industrial es una de las grandes metas de este país, el mundo ya está en esa revolución y nos estamos quedando atrás”.

De allí la importancia de un Plan de Desarrollo que tiene énfasis en este frente con un capítulo dedicado a la ciencia, la tecnología y la innovación, además de las instrucciones para generar las inversiones que le permitan a todo el país conectarse digitalmente.

Sin embargo, a pesar de la prioridad en estos temas dentro del Plan de Desarrollo, sorprendió que en la convocatoria a las sesiones extras del Congreso, el Gobierno no haya incluido la discusión del proyecto de la Ley TIC, que días antes había anunciado y que había empezado su debate el año pasado.

Le puede interesar: Extras solo para Plan de Desarrollo, no para Ley TIC

El proyecto del Plan de Desarrollo ordena, por una parte, inversiones en infraestructura y otros bienes públicos para la conectividad. Por ejemplo, para desarrollo del campo, 50% de la inversión sectorial debería asignarse a bienes públicos y, de este porcentaje, los ministerios de Agricultura y TIC deben determinar cómo invertir en conectividad digital rural.

“Un eje importante es que tenemos que hacer inversiones muy grandes, por eso está la Ley TIC en el Congreso, porque tenemos que llevar la conectividad, esa última milla a todos los hogares colombianos”, agregó la directora.

Lo más importante de este eje del plan, de acuerdo con el Gobierno, será la transformación digital. Es decir, que todos los colombianos “cambiemos el chip” para incluir la tecnología y la digitalización como herramienta básica.

Para lograrlo, el ejemplo empieza por casa. “El Gobierno está haciendo una gran apuesta por la transformación digital del Estado como un todo y vamos a hacer un acompañamiento a los gobiernos locales para facilitarles los trámites, agilizar en las empresas la ejecución de sus proyectos y el relacionamiento con el sector público que hoy en día es una gran carga para las mismas”, destacó la directora del DNP.

Y pese a que desde el gobierno anterior se trabaja en la eliminación y la simplificación de trámites para el sector privado, el camino será largo y necesitará más esfuerzos.

Le sugerimos: Las propiedades que caracterizan a la transformación digital

Wilber Jiménez, economista y emprendedor, señaló que “dar pasos en la dirección correcta no significa que ya llegaste, reducir los trámites está bien, pero nos falta mucho camino para estimular la inversión de riesgo”, cuyo volumen en este momento es excesivamente bajo si se compara con el tamaño de la economía nacional.

Educación al volante

Mientras Colombia mantenga su rezago en la educación digital y no priorice la innovación en la estrategia, los pasos que se den en dirección a la meta de la cuarta revolución industrial no serán realmente acelerados.

Por esta razón, la educación también jugará un papel importante en el Plan Nacional de Desarrollo. No solo para los alcances en niños y jóvenes, sino también en entidades como el Sena, que tendrá una estrategia especial de formación del capital humano con educación virtual y el objetivo es que se sumen también tanto las empresas como las entidades de educación privada.

Jiménez explica que será clave más adelante evaluar si este capítulo (del Plan Nacional de Desarrollo) logra aterrizar que la educación se enfoque en innovación y se logre alinear con el nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología –que tiene su origen en Colciencias–.

En contexto: Aprueban la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación

“En la medida que esas dinámicas se desarrollen y haya cada vez más casos de éxito –entre privados, públicos y academia–, habremos dado pasos importantes hacia la innovación”, agrega el economista.

Para incentivar al sector privado a unirse a los planes del Gobierno y construir una verdadera revolución digital, el plan incluye la puesta en marcha de incentivos como la digitalización de la relación entre el Estado y los empresarios, que permitirá medidas como la reducción del tiempo en procesos, como los que hoy gastan las empresas en registrar a sus empleados dentro del sistema de protección social.

La decisión hace parte del Conpes de Formalización que busca aliviar la carga a las empresas no solo en términos regulatorios sino también en lo que significa hacer ese trámite con el gobierno nacional. Además, “ya hay diversos incentivos en la Ley de Financiamiento para los innovadores y para las empresas”, agregó Alonso.

Para Jiménez, un tema muy importante para estimular la inversión directa en temas de innovación radica en que se puede evaluar también la forma en que se utiliza esa innovación, tanto hacia afuera como hacia adentro de la transición tecnológica para conectar finalmente a Colombia con las cadenas de valor, una de las tareas más retadoras para el Gobierno y el sector privado.

El papel del nuevo Ministerio

Para complementar la estrategia, hace poco el presidente de la República sancionó la ley que obliga a la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, elevando a Colciencias de la categoría de entidad pública a Ministerio.

Aunque durante este primer año el Ministerio no podrá utilizar recursos adicionales a los que ya se le habían asignado a Colciencias –de cerca de $100.00 millones– en los presupuestos siguientes irá aumentando su participación. Además, este Ministerio ya aparece en las cuentas del Gobierno a lo largo del Plan Nacional de Desarrollo.

Le recomendamos: Innovación: La locomotora sin motor

La nueva cartera tendrá que coordinar varios esfuerzos con otros ministerios para impulsar, por ejemplo, la educación enfocada a la creación intelectual y la educación digital. Además, el Ministerio de Ciencia y Tecnología tendrá a su cargo la gestión y protección de patentes de creación intelectual y los estímulos para que Colombia se convierta en un país de científicos, creadores e innovadores.

La idea es que dicho impulso le ayude al país finalmente a hacer parte de la globalización al integrarse en las cadenas de valor y elevar sus estándares de producción y creación, lo que finalmente tendrá que impactar positivamente las cifras de crecimiento de un país en recuperación.

Los innovadores tendrán que ser los nuevos referentes del país para que el Gobierno logre sus ambiciosas metas. La tarea será larga y dependerá de muchos esfuerzos conjuntos. Pero, sin duda, la clave estará en lograr un cambio en la cultura para que esta logre apropiar la importancia de la tecnología y la innovación dentro del aparato productivo.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.