| 7/5/2018 12:01:00 AM

La encrucijada de Alicia Arango, jefe de debate en campaña de Duque

Alicia Arango va a jugar de nuevo un rol clave en el Gobierno. Aunque muchos la quieren volver a ver en la Casa de Nariño, ella sueña con el Mincultura. Perfil.

Es una de las personas que pertenece al famoso grupo de estrategas que acompañó a Álvaro Uribe cuando el entonces candidato apenas marcaba 2% en las encuestas para la campaña presidencial de 2002.

“Cabíamos en un Renault 4”, dice alguien para ilustrar lo que pasaba en aquellas épocas en las que quien luego sería Presidente de Colombia durante dos períodos presidenciales no marcaba para nada en el favoritismo electoral de los colombianos. En ese pequeño equipo estaban, entre otros, el periodista Ricardo Galán, Sandra Suárez, el propio Álvaro Uribe y una costeña que había terminado en el equipo de campaña por la invitación del candidato. Se trataba de Alicia Arango, que había sido directora del Instituto Distrital de Recreación y Deporte durante la alcaldía de Peñalosa entre 1998 y 2000.

Prácticamente dos décadas después, ella sigue siendo protagonista de la vida política. Además de sobrevivir como secretaria privada del entonces presidente Uribe, ha sido la mujer clave para los candidatos que ha impulsado el uribismo en las últimas dos elecciones presidenciales: Oscar Iván Zuluaga en 2014 e Iván Duque recientemente. Se dice de ella que es la que abre y cierra puertas con Álvaro Uribe y con los candidatos a los que impulsa: les maneja la agenda, lo que significa ni más ni menos que determina con quién, a qué hora y en dónde se puede tener un diálogo con el personaje.

¿Cómo ha logrado esta administradora de empresas del Cesa, hacerse a su espacio en el difícil mundo de la actividad pública? Sandra Suárez, que trabajó con ella en la primera campaña del ex presidente Uribe, recuerda que junto con Cecilia María Vélez y Carolina Barco conformaban un equipo de mujeres que, habiendo trabajado con Enrique Peñalosa, llegaron a colaborar con el nuevo Jefe de Estado.

Uribe, que tenía mucho ascendiente en Antioquia, no había colonizado la Capital, así que necesitaba gente con dominio del intríngulis político de Bogotá. Alicia no solo había trabajado con Peñalosa, sino que vivía en esta ciudad desde muy joven, pues su familia había emigrado cuando era todavía una adolescente.

Arango se ganó un espacio privilegiado en el primer círculo de seguridad de Uribe. Son varios los que relatan cómo ella, con su desparpajo cartagenero, se permite lujos como hacerle bromas, llevarle la contraria o llamarle la atención durante un consejo de ministros.

Visite: Iván Duque Márquez el nuevo presidente de los colombianos

“Es muy cercana a Uribe”, explica Luis Guillermo Plata, que también construyó una amistad sólida con Arango durante las dos administraciones Uribe. Plata explica las cualidades profesionales de Arango: “es muy competente, lee claramente las situaciones y entiende lo que está pasando. Es muy analítica”.

Esos rasgos, en política, son fundamentales y es lo que explica por qué ella abría y cerraba puertas ante Uribe: su capacidad de lectura le da para saber dónde y con quien poner a conversar a un candidato o a un primer mandatario.

De allí que haya sido tenida en cuenta para otras campañas. Le tocó cumplir el mismo rol en las de Óscar Iván Zuluaga e Iván Duque. “Es muy perceptiva, muy femenina: lee cosas que cualquier otra persona no leería. Lee las energías de la gente”, afirma Plata.

Quienes la han tratado coinciden en que tiene un agradable y espontáneo sentido del humor. “Tiene cierta chispa de vida. Eso ayuda mucho, sobre todo en los momentos en que en las reuniones hay tensión”, explica otra persona que la conoce de cerca.

Es claro que esta cualidad le viene de su condición de costeña, de donde saca también lo frentera que es cuando ve que algo no funciona. No tiene pelos en la lengua, explican varios de sus amigos cercanos.

Esas cualidades personales se complementan con el conocimiento que tiene del mundo político. Es cartagenera, hija de un oftalmólogo de esa ciudad que fue alcalde de la capital de Bolívar durante dos periodos. Por eso conoce cómo funcionan los políticos. “Entiende las dinámicas de la política, entiende cómo tener interlocuciones con los políticos, entiende la mecánica de las instituciones y cómo funciona el Estado. Sin lugar a dudas es una persona supertrabajadora, muy competente y con mucho criterio”, comenta Sandra Suárez.

Por eso volvió a quedar en la mira de Iván Duque, quien la llamó para que fuera su jefe de debate. Ahora, que también logró el objetivo de poner a su candidato en la primera magistratura, muchos se preguntan cuál va a ser el rol que a va a jugar en el nuevo gobierno. Ahí es donde está ‘la encrucijada del alma‘ de Alicia: quiere el Ministerio de Cultura mientras que otros, entusiasmados y de buena fe, dicen que debe volver a la Casa de Nariño.

Aseguran que una mujer con el conocimiento de la vida pública, la política y el Estado como el de ella, tiene que estar al lado del primer mandatario. Eso ha llegado al oído de Duque, que todavía no tiene claro dónde ponerla; son muchos los que le dicen que debe tenerla cerca, porque su experiencia le va a ayudar mucho, mientras que por el otro lado está la aspiración legítima de Arango, que quiere volver a un tema que la apasiona: la cultura.

Duque está muy agradecido con ella. Fue una de las primeras que lo apoyó dándole el sí para estar en su campaña y al igual que con Uribe, llegó al lado del hoy presidente electo, cuando ni siquiera era un posible candidato del Centro Democrático y no marcaba en las encuestas.

Recomendado: Qué tan viables son estas promesas económicas de Iván Duque

“Ella considera a Duque una persona inteligente, genial, que sabe escuchar y que es muy conciliador. Además, dice que es capaz de tomar decisiones. Eso fue lo que nos dijo cuando nos lo vendió como candidato”, explica alguien del uribismo.

El próximo 7 de agosto empieza el nuevo gobierno. El futuro de Alicia Arango se definirá en los próximos días. Todo puede ser sorpresivo. “Si está en el Ministerio de Cultura formará parte del gabinete y puede mantener su posición de poder sin estar en el ojo del huracán”, dice otra persona que la conoce.

Sea como sea, Arango va a ser nuevamente protagonista de la actualidad política en Colombia. ¿Cómo se resolverá la encrucijada del alma de Alicia? Esa es una respuesta que el país conocerá pronto.

Garantizar continuidad

Son muchos los desafíos que el nuevo gobierno va a tener que resolver en los próximos 4 años. No obstante, todo indica que este va a ser un empalme tranquilo en la mayoría de áreas. En frentes como salud, lucha contra la pobreza, educación, vivienda, nuevas tecnologías y hasta cultura, el tema va a pasar por potencializar las políticas que se han venido aplicando en el país durante las últimas décadas.

El caso más destacado es el del empalme del sector social. Allí se espera, por los resultados obtenidos, que el nuevo gobierno simplemente anuncie algunas correcciones a los programas, pero que haga todo el esfuerzo por mantener un paquete de políticas que han resultado más que exitosas. Así debería ser en muchos frentes, pues el país ha avanzado en los últimos años. La consigna, entonces, sería enmendar la plana donde sea necesario, pero garantizar continuidad donde los logros se pueden observar.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "El equilibrio en la familia me permite avanzar en la vida profesional": gerente Pepsico

    close
  • La colcha de retazos de la Ley de Financiamiento

    close
  • Empresarios en Bogotá dan un paso más para nuevas oportunidades

    close
  • Empresarios de Santander abren sus puertas para una oportunidad

    close
  • ¿Cuál es el liderazgo que necesita Colombia?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 556

PORTADA

Los mejores CEO de los últimos 25 años de Colombia

Dinero seleccionó a 25 de los presidentes de compañías colombianos más relevantes en los últimos 25 años. Son ejemplo de liderazgo, visión y poder de transformación en las organizaciones.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.