| 9/13/2018 12:01:00 AM

A la OIC le preocupa la crisis de los precios internacionales del café

En entrevista con Dinero, José Dauster Sette, director de la Organización Internacional del Café (OIC), hace un balance de la caída de las cotizaciones internacionales del grano y sus efectos.

El desplome de los precios internacionales del café, que en agosto pasado descendieron al nivel más bajo en 57 meses, llegando a 102,41 centavos de dólar por libra, tiene en alerta a todos los actores del sector a nivel mundial, entre ellos a la Organización Internacional del Café (OIC).

En entrevista con Revista Dinero, el director de este órgano de política cafetera internacional, José Dauster Sette, sostuvo que la situación es preocupante, ya que de 2013 a hoy las cotizaciones del grano han caído “considerablemente”, acelerándose la tendencia en los últimos 12 meses.

Le sugerimos: Récord de producción en Honduras amenazaría el precio del café

De hecho, la próxima semana se llevará a cabo en Londres el período de sesiones número 122 del Consejo Internacional del Café y otras reuniones de la OIC, escenarios en los que se buscarán alternativas a la crisis generada por la caída de los precios por debajo de los costos de producción y que compromete la sostenibilidad económica de alrededor de 25 millones de familias que dependen del café en el mundo.

Revista Dinero: ¿Cómo observa la caída de los precios internacionales del café?

José Dauster Sette: El tema es bastante preocupante. En agosto pasado, por ejemplo, se registró un descenso en los precios de 20,1% en comparación con el mismo mes de 2017, alcanzando 102,41 centavos de dólar por libra. La última vez que el precio indicativo compuesto mensual llegó a estar por debajo de esa cotización fue en noviembre de 2013, cuando descendió a 100,99 centavos. Esa caída está vinculada a factores fundamentales del mercado, aunque otros aspectos, como fluctuaciones en la tasa de cambio y los mercados de futuros, están influyendo.

R.D. ¿Los precios actuales amenazan la oferta mundial del grano?

J.D.S. Tenemos que tener mucho cuidado con esta época de precios bajos para no desestimular a los productores y producir el café que el mundo necesita a futuro, ya que las cotizaciones actuales ponen en riesgo la intención y todo el trabajo del productor para atender la demanda a largo plazo.

La demanda mundial de café crece a un ritmo saludable de más o menos 2% al año, situándose en 160 millones de sacos de 60 kilos. Esto significa un incremento muy grande si se mira 15 años atrás.

En cuanto a la producción, este año cafetero –que empieza en octubre próximo– estimamos que supere en unos 7 millones de sacos dicha demanda. No obstante, es una situación temporal, porque creemos que la cosecha siguiente será menor, sobre todo por el ciclo bienal de Brasil, que tiene un año de alta producción y uno de baja producción. Es decir, sí hay un exceso de oferta, pero es transitorio.

R.D. Se ha hablado de un juego especulativo de los fondos de inversión en la Bolsa de Nueva York, ¿qué decir ante esto?

J.D.S. Parece que estos fondos, que vienen de fuera del mercado cafetero, han exacerbado los movimientos en la bolsa de un tiempo para acá, pero estos no tienen nada que ver con el día a día del comercio y la industrialización del café.

Los estudios académicos dicen que en un plazo más largo los fundamentales del mercado prevalecerán.

R.D. ¿Qué decirle a los industriales?

J.D.S. La industria del café tiene que tener una visión más panorámica e invertir más en la sostenibilidad del sector para apoyar a los productores en esta crisis de precios bajos.

Le puede interesar: Nescafé mantendrá volumen de compra de café colombiano pese a baja producción

R.D. ¿Cómo se ha comportado el consumo?

J.D.S. A diferencia de la producción, que fluctúa considerablemente de temporada a temporada, aunque siga una tendencia general al ascenso, el consumo mundial de café aumentó de forma constante a una tasa media anual del 2%, y pasó de 90,28 millones de sacos en 1990/91 a una cifra estimada de 162,12 millones de sacos en 2017/18.

Se prevé que los mayores aumentos tendrán lugar en Suramérica, donde se calcula que el consumo será de 26,97 millones de sacos, 3,3% más elevado que en 2016/17, y cabe atribuir mucho de ese crecimiento a Brasil.

Se calcula que el consumo en Asia y Oceanía será 3% más elevado, 35,8 millones de sacos, y que el de Norteamérica será 2,6% más elevado, llegando a 30,34 millones de sacos.

R.D. ¿En qué proyectos trabaja la OIC?

J.D.S. En el diseño y ejecución de medidas de largo plazo. Una de estas es que nos constituimos en una fuente neutral de estudios económicos, para darle mayor transparencia al mercado, por ejemplo, en nuestra reunión de la próxima semana, presentaremos un estudio sobre la volatilidad del café.

Otra vertiente de actuación nuestra es la que tiene que ver con la atracción de recursos para el sector, sobre todo de los organismos financieros internacionales. En este sentido, estamos adelantando encuentros de nuestros países miembros con las fuentes de financiación, para ayudarlos a recibir más recursos, con el fin de que sean más sostenibles.

Somos además un escenario adecuado de debate, por eso queremos –en la reunión que se llevará a cabo– debatir con nuestros miembros qué podemos hacer para mejorar la situación de los cafeteros a nivel mundial, siempre recordando que la organización existe para administrar el acuerdo internacional del café.

R.D. ¿Cuál será la temática central del encuentro?

J.D.S. Este año la temática central es la igualdad de géneros. Presentaremos un estudio y un libro sobre el papel de la mujer en la caficultura y tendremos un seminario sobre innovaciones tecnológicas y la financiación del café, así como el uso de tecnologías para atraer más recursos al productor, entre otros temas.

Quiero resaltar que no existe un análisis global de la situación de la mujer en el café, hay estudios puntuales locales y estos están más concentrados en África que en América Latina.

Lo que dicen estas investigaciones es que la mujer representa un porcentaje grande de la mano de obra, pero que ellas tiene poca influencia en las decisiones por falta de educación, sobre todo en los aspectos financieros.

No obstante, hay mucho potencial en materia de educación e incremento de productividad de la mujer caficultora.

Las mujeres representan hasta 70% de la mano de obra en la producción de café, y alrededor de 25% de las fincas de café de todo el mundo están gestionadas por mujeres.

R.D. ¿Cómo ve el sector cafetero en Colombia y qué mensaje les da a los caficultores colombianos?

J.D.S. Colombia ha hecho un trabajo intenso y muy bien manejado de renovación de sus cafetales, para lograr en los últimos cuatro años una producción de 14 millones de sacos en promedio anual.

A esto se suma que el café colombiano es de calidad. Todos estos elementos dan un estatus al mundo cafetero colombiano.

El mensaje para los productores de café en Colombia es que estamos pasando por una fase difícil, pero que el gobierno nacional está tomando las medidas necesarias para atenuar el impacto de precios bajos.

Creo que en un futuro más lejano las perspectivas del sector son buenas.

Le recomendamos: Cae la producción de café en Colombia por temporada invernal

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "El equilibrio en la familia me permite avanzar en la vida profesional": gerente Pepsico

    close
  • La colcha de retazos de la Ley de Financiamiento

    close
  • Empresarios en Bogotá dan un paso más para nuevas oportunidades

    close
  • Empresarios de Santander abren sus puertas para una oportunidad

    close
  • ¿Cuál es el liderazgo que necesita Colombia?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 556

PORTADA

Los mejores CEO de los últimos 25 años de Colombia

Dinero seleccionó a 25 de los presidentes de compañías colombianos más relevantes en los últimos 25 años. Son ejemplo de liderazgo, visión y poder de transformación en las organizaciones.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.