| 8/16/2018 12:01:00 AM

Metro de Bogotá: Las 6 cosas que usted no sabía del proyecto

El metro de Bogotá incorporará tecnología de punta para reducir costos, mejorar la seguridad y optimizar el confort. Estas son las novedades.

Hoy nadie sabe lo que va a pasar en la etapa de construcción del metro de Bogotá. Es posible que una red de servicio público no prevista se atraviese al proyecto, o que un contratista no cumpla; tampoco se sabe con certeza absoluta si el dinero previsto alcanzará, o si los trenes contratados se entregarán a tiempo. Todo puede pasar. O nada. Lo que queda claro, luego de varios escándalos en el sector infraestructura en Colombia, es que el éxito del proyecto no depende de un contrato ni de la configuración de un determinado consorcio, depende de miles de cosas que deben alinearse y de una gestión que sea capaz de reaccionar con soluciones inteligentes y justas.

Lea también: Arranca la licitación del Metro de Bogotá

Algunas de esas cosas por alinear están relacionadas con la tecnología e innovaciones que se incorporarán en el proyecto. Por eso Dinero le cuenta algunas de esas novedades.

  1. Autonomía de los trenes. Uno de los avances más interesantes es que los trenes serán autónomos, es decir, no necesitarán de conductor, una innovación que no está disponible en la mayoría de metros de América Latina. Se trata de una generación avanzada de trenes que permitirán reducir los costos de operación, mitigar el número de incidentes y demoras asociados a fallas humanas y hasta ahorrará energía, gracias a una programación inteligente del frenado y la aproximación a las estaciones. Todo será automático y operado desde un centro de control de última generación.
  2. Frenos de última generación. Según como está estructurada la licitación, que se abrió el pasado 6 de agosto, los trenes bogotanos contarán –además– con frenos magnéticos, una innovación tecnológica que no solo reducirá el ruido cuando circulan los vagones, sino que permite generar energía para reutilizarla en el mismo sistema. Así mismo, esta tecnología de frenos permitirá un mayor confort a los pasajeros, pues las frenadas habituales serán casi imperceptibles. Para esta primera línea de metro, está previsto el uso de 23 trenes cuando arranque la operación en 2024.
  3. Operación sostenible. Otra de las características interesantes del proyecto metro es que, gracias a que el costo de capital será cubierto por la Nación (70%) y Distrito (30%), la operación será autosostenible al menos en los primeros 5 o 6 años. Según el gerente de la Empresa Metro de Bogotá, Andrés Escobar, a partir del año sexto tienden a aumentar los costos asociados a mantenimiento y operación, una situación que puede requerir de apropiaciones presupuestales futuras para compensar esos faltantes. “En esos primeros años podría cobrarse la misma tarifa de Transmilenio, pero más adelante tendría que subir para mantener el equilibrio”, comentó. Cabe señalar que muy pocos sistemas masivos de transporte en el mundo se sostienen con el dinero que recaudan. Casi todos necesitan aporte público para la operación, aun cuando cobren entre US$1 y US$2 por viaje, como sucede en la mayoría de ciudades. En Bogotá la tarifa rodea los US$80 centavos.
  4. Cómo se hará. El cuarto dato interesante del metro de Bogotá es que en los procesos de diseño, construcción y operación se utilizará una herramienta tecnológica que se ha convertido en tendencia mundial en los últimos años. Se trata del método Building Information Modeling (BIM), el cual centraliza –generalmente con un software– toda la información del proyecto (gráfica y no gráfica) en un modelo de información digital creado por todas las partes que intervienen en el proyecto. Al contar con la información centralizada y digitalizada, es posible solucionar de manera más eficiente los problemas y hasta reducir los costos. El BIM fue anunciado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) luego de aprobar cerca de US$70 millones como primer desembolso para el proyecto.
  5. Una sola licitación. La otra característica de este proyecto es que las empresas constructoras de obra civil que quieran participar deberán asociarse con los fabricantes y operadores de trenes. La idea planteada en los prepliegos es que se presente una propuesta única de construcción y operación. Este mecanismo evitará problemas como el presentado con una línea nueva en México, en donde el constructor del túnel implementó redes eléctricas que no se adaptaban a las necesidades de los trenes, a cargo de otro contratista. El Distrito recibirá en octubre próximo la documentación sobre la capacidad técnica, financiera y legal de los potenciales proponentes y antes de diciembre, previa consulta con la banca multilateral, publicará el listado de grupos habilitados y se podrán conocer sus integrantes.

Le puede interesar: Financiación del Metro de Bogotá ya cuenta con Garantía Soberana

Mientras esta tarea de revisión de documentos se completa, se avanza en la terminación de los diseños que –según el Distrito– estarían en un 95%. Algunos detalles, como los acabados y escaleras de las estaciones aún son materia de análisis por lo que el valor total de la obra civil puede sufrir variaciones leves de acá a finales del año. “Divulgar en este momento otras versiones preliminares de los diseños podría generar confusiones entre los participantes e incluso derivar en demandas más adelante, por eso, preferimos divulgar render pedagógicos”, comentó Escobar para Dinero.

6.Tecnología en la operación. La sexta innovación es netamente tecnológica. Según el BID, se tomarán medidas que desalienten el acoso sexual o los hurtos en el sistema, como cámaras de seguridad con tecnología de punta y una mejor iluminación y señalización en cada estación. Habrá vigilancia permanente. Así mismo, por rodar a cielo abierto, los trenes no necesitarán aire acondicionado –que es contaminante– funcionarán con un sistema mecánico, es decir, con ventiladores, como los que operan en los buses de Transmilenio.

Otros tips

  • El proyecto se construirá a la par con un par de troncales de Transmilenio: Av. Cali y Av. 68.
  • Los trenes podrían ser provistos por firmas como Bombardier, CAF, Alstom y Siemens, entre otros.
  • Constructoras como Conconcreto, Coninsa, Conciviles y MHC ya han mostrado interés en el proyecto.
  • Se prevé que el metro, con un presupuesto de $12,9 billones, sin contar los costos asociados a créditos, esté adjudicado en agosto de 2019.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.