| 3/7/2019 12:01:00 AM

Apuestas de los empresarios para promover la movilidad sostenible

La secretaría de Bogotá y 180 organizaciones han puesto en marcha varios planes para promover el uso de la bicicleta, los carros compartidos y el teletrabajo con el fin de reducir el impacto en el ambiente. ¿Qué más hace falta?

Hace unas semanas Bogotá pasó por una emergencia ambiental. El Distrito tuvo que declarar alerta amarilla en toda la ciudad, y naranja en algunas localidades por la mala calidad del aire, que ponía en riesgo la salud de miles. Después de superar la emergencia, el Distrito tomó la medida de un pico y placa de 6 a 8 de la mañana, en Kennedy, Bosa, Tunjuelito y Puente Aranda para los camiones que pesen más de dos toneladas, pues son los mayores contaminadores. De las fuentes móviles de emisiones de material particulado, 46% corresponde a vehículos y de ellos 2,5% a camiones.

Pero esa no es la única medida que está tomando el Distrito para reducir el impacto de los vehículos en el ambiente. Las motocicletas aportan 9,8% de los agentes contaminantes del aire, los camperos y camionetas 10,1% y los vehículos particulares 2,7%. Por eso viene trabajando en un Plan Integral de Movilidad Sostenible (PIMS). Se trata de “un instrumento que reúne varias estrategias para reducir el impacto ambiental de los viajes de los ciudadanos”, según se puede leer en la página web de esta entidad.

El secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, le dijo a Dinero que “venimos trabajando con todas las instituciones; las distritales, estatales y decenas de empresas privadas. La idea es que cada entidad que opera en Bogotá pueda aportar a mejorar la movilidad y contribuir en la reducción del daño del ambiente”.

Este año en el primer día sin carro y sin motos el alcalde Enrique Peñalosa firmó el decreto 037 para que las empresas del Distrito tuvieran la obligación de desarrollar planes de movilidad sostenible. Es decir, que de ahora en adelante será su responsabilidad tener informes sobre cómo se mueven los empleados, pero también tendrán la obligación de desarrollar estrategias para reducir la huella ambiental por movilidad.

Así surgieron iniciativas como un día sin carro obligatorio al mes –para funcionarios–, darles beneficios a quienes usen la bicicleta, el teletrabajo, el carro compartido y la promoción del uso del transporte público.

En cuanto a la promoción del uso de la bicicleta, algunas empresas privadas han ido adecuando sus instalaciones el efecto. Es el caso de Éxito, Bancolombia, Servientrega, Codensa, Sura, Citi, Cemex, Davivienda, Banco de Bogotá, Nutresa, entre otras 81 empresas. Algunas les dan a sus empleados un día libre por un número de viajes en bicicleta.

Le puede interesar: Los 10 retos para mejorar la movilidad en Bogotá

Colpatria, por ejemplo, ha puesto cicloparqueaderos, mapas en las paredes donde los empleados pueden ver las mejores rutas para hacer sus recorridos. También han instalado duchas, lockers, vestiéres y han dado espacio para capacitaciones en seguridad vial.

Por otro lado, universidades como la Piloto, la Javeriana, los Andes y el Externado tienen la modalidad del préstamo gratuito de bicicletas para quienes quieran usarlas pero aún no se animan a comprarla. Incluso han creado circuitos entre estudiantes para hacer recorridos acompañados.

Por temas de seguridad, el Distrito creó el Registro Bici con el que busca, mediante una inscripción, reducir el número de hurtos, aportar instrumentos para combatir la venta ilegal de bicis robadas y tener un mecanismo válido para la devolución de las recuperadas.

La estrategia del carro compartido en algunos lugares ha funcionado bien, pero en otros hace falta trabajar más. Se trata de una aplicación para que las personas que trabajan en el mismo lugar y viven en barrios cercanos puedan compartir el auto. Pero se han presentado algunos inconvenientes, pues la georeferenciación a veces falla y las personas terminan por hacer recorridos no necesariamente prácticos.

En paralelo a estas iniciativas, también han aparecido emprendimientos como Mejor en Bici, que ofrece una plataforma para promover el uso de las bicicletas. Muvo alquila bicicletas eléctricas y Uber y Cabify rentan scooters en Bogotá y otras ciudades. A medida que se consoliden como transporte público, esas empresas también podrán aportar datos de cómo se mueven los ciudadanos. Así, a partir de esa información la ciudad podrá generar políticas públicas.

Cada empresa es diferente y por eso la solución es distinta. Bocarejo recomienda que las empresas que deseen unirse a estas estrategias de movilidad se acerquen a la secretaría de Movilidad para analizar la mejor opción. “En algunos casos, por las distancias, lo necesario será el uso compartido de carro, en otros el teletrabajo y en otros la bicicleta, o una combinación de todas estrategias”, explicó.

En este momento existe la Guía práctica de movilidad sostenible, un documento para construir e implementar un plan sostenible, elaborado por la Secretaría de Movilidad. Esta ofrece indicaciones y acciones concretas que las empresas pueden tomar con prontitud. También se imprimió la primera edición de En Movimiento, una revista que ilustra la relación entre hábitos de movilidad y calidad de vida.

Le recomendamos: Las bicicletas eléctricas compartidas se toman Bogotá con Muvo

Varias aplicaciones promueven el uso de la bicicleta y fomentan la camaradería en el ámbito laboral

“El beneficio no es solo ambiental, pues tiene beneficios para los empresarios. Uno de ellos está ligado a la salud de los empleados, a la cohesión y al ahorro en parqueaderos”, dijo Bocarejo.

Aunque estas iniciativas han recibido aplausos, hay quienes sostienen que el gobierno Distrital debe esforzarse más en estrategias que mejoren el transporte público, con el que la ciudadanía ha manifestado un gran descontento y que al fin y al cabo tiene un elevado impacto ambiental. Del total de las fuentes móviles, el transporte Público Colectivo (Provisional) aporta 13,6% de material particulado y Transmilenio 9,8%.

Estos sistemas transportan al mayor número de ciudadanos. TransMilenio mueve al menos 35% de los bogotanos y el SITP al 16. Y según la última encuesta Bogotá cómo vamos, 87% de los ciudadanos se siente insatisfecho con TransMilenio y 75%, con el SITP.

Por eso, el Concejo de Bogotá promovió el proyecto de acuerdo 422 y 441 de 2018 que busca adoptar medidas para “la promoción, el fomento y la masificación de la movilidad eléctrica y demás tecnologías cero emisiones directas de material particulado en Bogotá”. Para esto, la Secretaría de Movilidad deberá crear un plan de movilidad que lleve a que la ciudad pueda cumplir las siguientes metas: a 2025 todos los vehículos nuevos del sistema de transporte público deberán ser eléctricos, a 2030 los carros oficiales y de carga y a 2040 todos los vehículos particulares de la ciudad.

Adicionalmente durante la sesión el Centro Democrático incluyó una prohibición para que a 2036 ningún bus de transporte público pueda circular en Bogotá sin ser cero emisiones.

Concejales de diferentes partidos como María Fernanda Rojas, del partido Verde y Ángela Garzón del Centro Democrático celebran iniciativas y la promoción como el uso de la bicicleta. Pero concluyen que la única forma de reducir el impacto de la movilidad en el ambiente consiste en dar grandes pasos hacia las tecnologías cero emisiones.

Lea también: El pago por uso, un modelo que toma fuerza

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.