Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/21/2019 8:00:00 AM

Claves para ser un buen empleador de mujeres

Algunas estrategias que ayudan a construir un gran lugar para trabajar para las mujeres. Además de equilibrio en la vida laboral y profesional, pesa la labor de los líderes.

Desde 1997 en el sector empresarial se usa la expresión ‘guerra por el talento’, que fue acuñada por la consultora McKinsey & Company, y que básicamente consiste en atraer y retener a los mejores, bajo la premisa de que las compañías deben administrar su activo más importante, que son las personas.

Esta tendencia ha demostrado que lo que impulsa el éxito de los negocios son las competencias y las destrezas de sus empleados, las cuales se pueden potencializar mediante la definición de una estrategia encaminada al logro de objetivos comunes.

Le puede interesar: Talento humano y sostenibilidad: ¿cómo lograr una oficina sostenible?

En este contexto, cada vez toma más importancia para empresas y trabajadores construir buenos lugares para trabajar y allí sobresalen las compañías que son evaluadas por firmas como Great Place To Work ®.

En la presente edición esta consultora analizó a 587 organizaciones e identificó a aquellas que tienen los entornos laborales más amigables para las mujeres, las cuales ocupaban 44% de los cargos directivos (“dirección”, “vicepresidencia” y “presidencia”) en las empresas que fueron medidas.

Se evidencia que contar con una participación alta de las mujeres en cargos directivos tiene un impacto positivo en las ventas como proporción de la utilidad (ROS, por su sigla en inglés). Por ejemplo, en el sector de “químicos y derivados”, las empresas con más mujeres en su nómina tienen un ROS 33% mayor que aquellas con menos participación femenina. En el caso del sector de “servicios profesionales de apoyo empresarial” el ROS aumenta en 330% en aquellas firmas con más empleadas.

“Esto solo es posible cuando la organización ofrece un ambiente laboral superior o al menos igual al promedio del mercado. Además, vale la pena resaltar que para mejorar el desempeño financiero no basta con “cumplir la cuota” de mujeres en posiciones de liderazgo, sino proveer condiciones que favorezcan su contribución en el lugar de trabajo”, sostienen los expertos de Great Place To Work ®.

Lo que ellas quieren

Si bien las más recientes mediciones de los mejores lugares para trabajar en el país evidencian un progreso del ambiente laboral desde 2013 para hombres y mujeres, la percepción de ellas es inferior durante los últimos 3 años en relación con la de ellos.

Esas brechas en las percepciones se dan, por ejemplo, cuando los lugares de trabajo no ofrecen oportunidades de crecimiento de forma igualitaria. Varios estudios han demostrado que, debido al mayor escrutinio y la escasez de puestos de liderazgo, la competitividad entre las mujeres se acrecienta haciendo que cualquier colega sea considerado una amenaza potencial.

Le sugerimos: Teletrabajo: ¿resuena pero no pega?

“Esto no significa que sean las mujeres quienes deban modificar su comportamiento en el lugar de trabajo, sino que las organizaciones deben encargarse de hacer cambios estructurales que equiparen las oportunidades de crecimiento”, puntualizan en la consultora.

En Great Place To Work ® también corroboraron algunos estereotipos de género como que a las mujeres las impulsa el hecho de que su trabajo tenga un propósito especial para ellas y para la comunidad. También las anima que sus líderes demuestren un interés genuino en dimensiones distintas a las laborales, mientras que para los hombres los impulsores son la remuneración, la promoción y el reconocimiento.

Algo que podría explicar estas diferencias es la cantidad de testosterona que producen hombres y mujeres. Los primeros producen de 20 a 30 veces más que las segundas y la testosterona está relacionados con los sentimientos de éxito, en especial en los hombres.

¿Qué hacer?

Las organizaciones que tengan como propósito construir un gran lugar para trabajar para las mujeres deberán resolver muy bien dos factores clave: que los jefes incentiven, consideren y respondan con interés a las sugerencias e ideas de sus subalternas y que las involucren en las decisiones que impactan sus actividades o su ambiente de trabajo.

En general, para las mujeres es importante poder hacerle cualquier pregunta razonable a su jefe y recibir una respuesta directa; que este conduzca el trabajo de forma competente, que comunique sus expectativas, que reconozca el esfuerzo y el trabajo adicional y, finalmente, que demuestre interés en sus colaboradores como personas y no solo como empleados.

Le recomendamos: Hablando de mujeres y foros

Además de un buen liderazgo, en un ambiente laboral atractivo para las mujeres influyen factores como un balance entre vida familiar y profesional y que se fomente la adaptación a la cultura organizacional de nuevos trabajadores.

Un necesario cambio de chip para empleadores y empleados, no en vano las mujeres son cada vez una mayor proporción de la fuerza laboral del país.

Metas posibles

1. Aumentar la representatividad de mujeres en posiciones de liderazgo. Para lograrlo se pueden crear planes de desarrollo que promuevan la formación académica y laboral de las mujeres. Así, desde cargos de menor jerarquía pueden crecer dentro de la organización. También se recomiendan los procesos de mentoría, en donde mujeres con experiencia guían a otras en su trayectoria laboral.

2. Romper el paradigma de estereotipo de género en industrias masculinizadas. En aquellas industrias históricamente asociadas a la fuerza física, implementar tecnologías que modifiquen los hábitos de trabajo y posibiliten la participación de las mujeres en estos roles. Además, se puede diseñar e implementar un cuadro de mando de igualdad, compuesto por indicadores que permitan observar la evolución por género.

3. Ofrecer un entorno laboral que favorezca la contribución de las mujeres. Promover la participación activa de las mujeres en la planeación de actividades y en la toma de decisiones que impacten su trabajo, para asegurar que sus opiniones sean escuchadas y tenidas en cuenta. Utilizar las opiniones, ideas y sugerencias de las mujeres para retar a la organización y cruzar fronteras.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.