| 8/2/2018 12:01:00 AM

Echavarría da parte de tranquilidad sobre la economía colombiana

El gerente del Emisor, Juan José Echavarría, dice que la economía está saliendo de la zona oscura. Estas son sus razones.

El pasado 27 de julio se llevó a cabo la última junta directiva del Banco de la República con la presencia del ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas. Se trata, desde esta perspectiva, de la reunión de cierre de un interesante periodo de decisiones clave para la economía colombiana. Por esta razón, Dinero quiso indagar al gerente del Emisor, Juan José Echavarría, sobre los logros y desafíos en materia económica. Estas son sus respuestas.

Lea también: Banco de la República dejó tasas estables en la última junta de Mauricio Cárdenas

¿Qué está viendo de la economía colombiana?

Colombia se encuentra hoy en una situación relativamente privilegiada en la región. La inflación controlada, el crecimiento resurgiendo y la tasa de cambio relativamente estable. En el seminario organizado por el Fondo Latinoamericano de Reservas (Flar) en Cartagena hace unas dos semanas se habló de Colombia y Canadá como las dos economías que mostraban al mundo cómo realizar un ajuste exitoso. A ese seminario asistieron autoridades internacionales en el campo de la macro, como Maurice Obsfeld del Fondo Monetario Internacional, Carlos Végh del Banco Mundial y Leonardo Leiderman, exgobernador del Banco Central de Israel, entre otros.

Lea también: ¿Por qué Duque debería darle tiempo a la tributaria de 2016, antes de proponer otra?

¿Ellos qué decían?

Que Colombia hizo el ajuste como recomienda la academia y con resultados exitosos: flotó su tasa de cambio, adelantó una política fiscal contracíclica y elevó sus tasas de interés cuando fue evidente que las expectativas de inflación se estaban desbordando. Además de las buenas noticias en materia de inflación, crecimiento y tasa de cambio, no se observan nubes importantes en el sector financiero, ni descalces cambiarios importantes. Como dije antes, los resultados han sido sorprendentemente buenos hasta el momento.

¿El panorama ha cambiado en este año y medio de gestión suya?

Se olvida con facilidad cómo ha mejorado la economía en este último año. Cuando llegué como Gerente en enero de 2017 la inflación estaba en 7,5% (había estado cerca de 9% en 2016) y la economía estaba completamente estancada. No se veía un solo sector donde se presentaran noticias alentadoras. La Junta le apostó a un nivel de inflación que en diciembre de 2017 debería estar cerca a 4% (fue 4,09%) y hoy todos los sectores están creciendo más que en el pasado, excepto la construcción. No tengo duda que el nuevo gobierno Duque podrá construir sobre la economía sólida que recibe.

¿Y qué pasó en la junta del pasado viernes 27 de julio?

Se dejó la tasa de interés en 4,25%, de manera consistente con lo que ya he dicho sobre el comportamiento de la economía. Los analistas y los mercados esperan una inflación que podría estar entre 3% y 3,3% a finales de 2018, y un crecimiento en 2018 que podría estar entre 2,7% (eso espera el equipo técnico del Banco) y 3% (lo que creo espera la mayoría de los miembros de la Junta). Y en 2019 podríamos crecer 3,5% o más. El equipo técnico del Banco espera 3,7% y el Fondo Monetario Internacional acaba de subir su pronóstico a 3,6%.

Lea también: Colombia lleva dos décadas "doradas" en política económica

Pero muchos están viendo todavía un menor crecimiento...

Es extraño que la mayoría de analistas estén todavía pronosticando un crecimiento de 2,5%, con precios de petróleo por encima de US$70 por barril, con una economía internacional muy dinámica y con el impulso que significa la fuerte reducción en nuestras tasas de interés, las cuales ya se han transmitido en buena medida a las tasas de interés de mercado.

Y en tasa de cambio, ¿cuál es el panorama?

Sería deseable que la tasa de cambio permaneciera relativamente estable, como ha ocurrido en el último año, pero ello pocas veces ocurre, y siempre hay que pensar en la posibilidad de que esta varíe. El sesgo más probable es hacia la devaluación, considerando los incrementos de tasas en los Estados Unidos y en otros países desarrollados, y la fuerte volatilidad en algunas economías emergentes.

¿Y cuál es la posición del Banco frente a ese panorama?

Nunca es fácil predecir la evolución futura de la tasa de cambio. Solo incrementaríamos nuestras tasas de política (los mercados esperan que ello suceda en 2019) si la devaluación de la tasa de cambio fuese alta y si ello tuviese un gran impacto en los precios. Ambos eventos son poco probables. El precio del petróleo es alto y la inversión extranjera y los flujos de portafolio siguen entrando al país. Por otra parte, el impacto de una devaluación sobre los precios es bajo (la mayoría de trabajos encuentran un pass-through cercano a 10%), máxime cuando la credibilidad del Banco Central es alta (y espero que creciente luego del exitoso ajuste de los años recientes). En síntesis, mi escenario futuro más probable es de una relativa estabilidad de nuestras tasas de interés, pero estaremos atentos a la nueva información que surja en materia de expectativas de inflación y de crecimiento.

¿Y el tema fiscal?

La Junta (y su Gerente, como vocero) solo deben hablar de temas fiscales cuando la situación fiscal condicione la política monetaria (la llamada dominancia fiscal) y ello no ha ocurrido. Hemos dejado flotar la tasa de cambio y hemos decidido nuestra política de tasas de interés sin considerar su efecto fiscal. Eso sí, la Junta ha defendido la Regla Fiscal como un mecanismo conveniente para el país y apoyó la última reforma tributaria del ministro Cárdenas, por considerarla necesaria para la estabilidad macroeconómica.

El nuevo gobierno presentará una reforma tributaria, ¿qué piensa al respecto?

Veremos. Las necesidades fiscales del nuevo gobierno dependerán del crecimiento económico (sobre lo cual soy optimista), del comportamiento del gasto (existen las recomendaciones de la Comisión de Expertos liderada por Fedesarrollo) y de los tributos. En materia de impuestos existen las recomendaciones de la Misión de Expertos, también liderada por Fedesarrollo; entiendo que en este campo faltó avanzar en el área de los impuestos a las personas.

Lea también: Retos de Iván Duque en materia tributaria

Pero la deuda pública es muy elevada...

Ha habido discusiones importantes sobre el nivel de la deuda pública en el país, una variable con la cual también me siento relativamente tranquilo. La relación deuda sobre PIB creció desde 38,3% en 2014 a niveles cercanos a 44% en 2018, pero ese crecimiento lo explican fundamentalmente los cambios en las tasas de interés nacionales e internacionales, y el comportamiento de la tasa de cambio. El comportamiento del llamado déficit primario explica un porcentaje muy bajo de lo sucedido. Finalmente, no solo interesan las finanzas del gobierno central, sino también las de las regiones, las cuales presentan hoy un superávit relativamente importante.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • La colcha de retazos de la Ley de Financiamiento

    close
  • Empresarios en Bogotá dan un paso más para nuevas oportunidades

    close
  • Empresarios de Santander abren sus puertas para una oportunidad

    close
  • ¿Cuál es el liderazgo que necesita Colombia?

    close
  • ¿Por qué genera debate la propuesta del IVA de Duque?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 555

PORTADA

Los mejores colegios de Colombia en 2018

Estudiantes de unos 13.000 colegios presentaron las Pruebas Saber 11 este año. Sus resultados son la base del ranking anual de Dinero, que en la presente edición destaca aquellas instituciones con los puntajes más altos en matemáticas e inglés.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.