Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 12/9/2018 12:01:00 AM

¿Cómo va la navegabilidad del río Magdalena?

Mejorar la navegabilidad del río Magdalena se convierte en una gran oportunidad para escalar en competitividad, por sus bajos costos y menos impacto ambiental.

Logró mover en 2017, 3,1 millones de toneladas, en su mayoría hidrocarburos, y aunque aumentó su capacidad de transporte en 191% frente a 2010, el potencial del río Magdalena como principal canal del país, es superior a su capacidad actual. 

Puede volver a ser lo que fue en el pasado, si logra salir a flote, el proyecto de alianza público privada (APP) de navegabilidad, que lleva cinco años parqueado y que el nuevo Gobierno, promete estaría listo en ocho meses. ¿Y por qué la expectativa con este proyecto de APP? Si se recupera la navegabilidad óptima en los 908 kilómetros de los 1.528 kilómetros que tiene en total el principal afluente del país, dejaría de ser más que un bonito paisaje, y se convertiría en uno de los principales medios de transporte, disminuiría costos para el sector productivo y contaminaría menos que las carreteras nacionales, entre muchas ventajas que ofrece el Magdalena, el que tanto ha inspirado a escritores que lo reseñan como el ‘río noble que integra la riqueza’.

Y sí que la integra, el 94% del total de carga que transporta el río corresponde a hidrocarburos con productos como combustóleo (75% del total de la carga de hidrocarburos), nafta y crudo. El 6% restante hace referencia a carga seca, en su mayoría carbón, seguida de cemento, maíz y fertilizantes, entre otros, productos que mueven 129 municipios ribereños.

“Tenemos que invertirle y apostarle al Río Magdalena como eje fundamental de la conectividad. En la medida en la que tengamos un río activo y dinámico, esto se traducirá en desarrollo y competitividad para toda la nación, de allí que el proyecto de recuperación de la navegabilidad del río debe ser entendido como un proyecto país”, dijo Lucas Ariza Buitrago Director Ejecutivo (e) de Cormagdalena.

Lea también: Cubanos celebran llegada del internet móvil a la isla, aunque inconformes por el precio

El directivo anunció que se adelantan iniciativas de promoción del río con la finalidad de aumentar el transporte de carga, se han realizado proyectos piloto de transporte intermodal por la ruta Barranquilla–Gamarra–La Dorada para conectar con los principales centros de consumo y producción del país, ubicados a menos de 200 kilómetros. “Por ello la importancia de mejorar el desempeño logístico a través de las inversiones en infraestructura en los principales corredores de carga”, explicó Ariza Buitrago.

Cormagdalena sigue los lineamientos de la ministra Ángela María Orozco, que de la mano de la ANI y la FDN, trabajan en una agenda exigente con un cronograma definido a ocho meses, “para reforzar el proyecto y minimizar los riesgos en términos de sus componentes socioeconómicos, ambientales y financieros.  Se trata en esencia de mitigar los riesgos identificados, con el fin de blindar el proyecto de cara a su normal desarrollo”, explicó el directivo de la Corporación.     

Este trabajo conviene al país pues se reduce el riesgo litigioso del proyecto y además se presenta como una mejor estructuración para los posibles interesados en ejecutar las anheladas obras, como el dragado para permitir que los barcos pasen, más rápido y se recuperen puertos, además de obras de inversión socio-económicas.

Aunque la gran expectativa está puesta en el proyecto de la APP, el movimiento de carga a través del río, en los últimos años ha venido en aumento. En lo corrido del año 2018, se han movilizado más de 2,2 millones de toneladas y se espera terminar el año con una cifra similar a la del año pasado que fue histórica.

No solo piedras trae

El río Magdalena ha atraído inversionistas locales y foráneos que le han apostado a mejorar la infraestructura portuaria. Es el caso de Impala (Barrancabermeja), en 2014, un proyecto que conllevó una inversión de más de US$1.000 millones. “Hemos creado una nueva cadena de suministro multimodal que mueve cargas a granel húmedas y secas y productos en contenedores, incluyendo petróleo y sus derivados, graneles, contenedores y cargas de gran tamaño y proyectos, a lo largo del río Magdalena, la principal vía fluvial del país”, explican voceros de la empresa.

Le recomendamos: Inflación en noviembre varió 0,12% impulsada por diversión y vivienda

La ruta conecta las terminales marítimas en los puertos de Barranquilla y Cartagena con la nueva terminal fluvial interior en Barrancabermeja, esta última con la llegada de Impala se posicionó, como un puerto marítimo con un posible conocimiento de embarque directo a puertos internacionales como Rotterdam o Shanghái. Sumado a las inversiones que Ecopetrol ha realizado en la infraestructura propia y compartida del río, son varios los actores que reconocen el Magdalena como un gran canal de navegación.

En infraestructura, Cormagdalena ha invertido más de $543.000 millones en zonas de uso público. En 2017 se generaron cerca de 5.000 empleos directos y 6.000 indirectos por actividad portuaria y navieras. En cuanto a las concesiones portuarias, hoy la Corporación cuenta con 42 contratos vigentes ubicados a lo largo de río, de las cuales 26 se encuentran operando. 

De igual forma, se espera que se desarrollen nuevas concesiones portuarias en la ribera del río que permitan incrementar el volumen de la carga movilizada por esta vía fluvial. En Cormagdalena reposan 14 solicitudes de concesión en trámite, de las cuales 2 cuentan con resolución de otorgamiento y otras 6 tienen resolución de aprobación.

Para el representante del Atlántico, César Lorduy, uno de los defensores del río en el Congreso, recuperar la navegabilidad del río “es el futuro del país, es darle la oportunidad a cientos de municipios de tener un medio de transporte que jalone e impacte sus territorios. Hay muchos puertos que dinamizarían la economía como lo fue en el pasado, pero esta vez con más verraquera, y con gran oportunidad de desarrollo”. 

Destaca Lorduy que las obras que se realicen con el proyecto de navegabilidad permitirían el control de inundaciones, y potencializaría las actividades piscícolas contribuyendo a la economía, alrededor de las regiones ribereñas.

En este sentido, Cormagdalena ha identificado oportunidades de aprovechamiento del río Magdalena a través de la ejecución de proyectos en distintos ejes temáticos: transporte de carga, transporte de pasajeros, recreación social y generación y distribución de energía.

Lea también: Krispy Kreme pierde la pelea con Dunkin Donuts

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.