| 8/17/2017 12:00:00 AM

Una papa caliente: Así va la construcción de la Ruta del Sol II

Destrabar el proceso de construcción de la Ruta del Sol II, enredado por el caso de Odebrecht, será tarea clave del nuevo ministro de Transporte, Germán Cardona. ¿En qué va este asunto?

El pasado 10 de agosto, al posesionar a Germán Cardona como Ministro de Transporte, el presidente Juan Manuel Santos fijó la hoja de ruta para los últimos doce meses de su mandato en este sector.

Pero uno de los temas que tuvo más relevancia para el Presidente en ese acto fue lo que calificó como “la buena noticia” del avance de la liquidación de la obra de Ruta del Sol en su tramo dos. Este proyecto –en el que Odebrecht tiene más de 60% y participan también Corficolombiana, con más de 30% y la organización Solarte– se ha llevado toda la atención, porque fue la primera vez en el país que se dio una liquidación por denuncias y hechos de corrupción. Los sectores financiero y de infraestructura han estado muy atentos a lo que pase con este proyecto y la forma en que se solucione, pues de ello depende en gran parte que se destraben los cierres financieros definitivos de más de 13 proyectos de cuarta generación (4G) y algunas iniciativas privadas.

Los problemas

La Ruta del Sol II es una de las obras más grandes de infraestructura del país, y quedó en el ojo del huracán tras las denuncias de corrupción en el caso Odebrecht. Por esta razón, era fundamental garantizar que la obra continuara su desarrollo –pues estaba ejecutada en más del 50%– y que se les pagara a terceros de buena fe, como empleados, proveedores y bancos.

Para lograr esos objetivos se inició el proceso de liquidación, ordenado por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que exigieron proteger los derechos de los empleados y los proveedores, tomar el control de la concesión y reiniciar las obras lo más pronto posible.

Las medidas cautelares establecían que se entregaran unas zonas al Invías para reiniciar los trabajos, hacer los mantenimientos y evitar que la obra se deteriorara. Pero los líos no terminaron ahí. En forma paralela, los árbitros de un tribunal de arbitramento que había sido convocado inicialmente renunciaron y fue necesario designar nuevos árbitros y reiniciar el trámite.

Foto: Germán Cardona, Ministro de Transporte.

Como la liquidación toma tiempo y las medidas cautelares fijaron prioridades para trabajadores y proveedores por encima de los bancos, se estimó que se debía cumplir, al menos, con el 70% de pagos a empleados y proveedores, antes de un desembolso a los bancos. Los problemas empezaron hace un par de meses en dos frentes: uno, el propio trámite de la liquidación y, el segundo, definir la fórmula de la liquidación.

En el primero, al parecer, Odebrecht no entregaría más facturas hasta que no supiera cuántos recursos le iban a quedar. Además, habría puesto reparos para la devolución de los tramos intervenidos al Invías.

Para el Gobierno esto era una violación no solo del acuerdo sino de las medidas cautelares del Tribunal Administrativo de Cundinamarca e interpuso el 21 de julio pasado dos medidas cautelares adicionales para que Odebrecht siguiera entregando las facturas y se ordenara la devolución de las zonas. Aunque el Tribunal no se ha pronunciado, le pidió a la Procuraduría que hiciera mesas de trabajo para que las partes pudieran avanzar en la solución de los temas. Allí se logró definir un cronograma de entrega de facturas y otro para la devolución de las cinco áreas. Por eso, el presidente Santos anunció la noticia del acuerdo.

Esto significa que, según cálculos de Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), en un mes se podrían tener ya las zonas para que Invías –que recibió un traslado presupuestal por $600.000 millones– logre avanzar en las licitaciones y la disposición de estas zonas para los trabajos de mantenimiento, mientras la ANI continúa con su cronograma para adjudicar la nueva licitación.

Andrade también considera que en un mes se podría girar el primer pago a los bancos.

Foto: Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI.

A diciembre del año pasado, la obra debía $2,4 billones y en la fiducia hay cerca de $1,5 billones. El pago a proveedores y empleados se acercó a los $150.000 millones; el pago inicial para los bancos sería de cerca de $1,4 billones y el saldo restante a plazos durante los próximos 5 años.

El otro frente en Ruta del Sol II corresponde a la fórmula de liquidación, que se tomó del contrato original por terminación de mutuo acuerdo. No se llegó a una solución, porque la fórmula de Odebrecht implicaba pagarle, después de cancelar deudas, el doble de lo que habían puesto. “Y eso no lo acepta el Gobierno”, dice Andrade. En los conceptos de nulidad en la Ley 80 se establece que entre las partes hay un reconocimiento de las cargas, pero no puede haber utilidades. La fórmula debe ser validada por una autoridad judicial (tribunal de arbitramento o justicia civil) que aún no se ha pronunciado.

En la audiencia de conciliación de este tribunal no hubo acuerdo entre las partes.

Aunque se ha avanzado en temas como el de las facturas, otros siguen pendientes en Ruta del Sol II, como la contratación de la firma auditora que verifique la operación, mantenimiento y administración de la obra. Definir todos estos asuntos y garantizar el pago a los bancos serán piezas clave para que avancen los cierres financieros.

Hace unos meses, el Gobierno estimó que antes de diciembre se lograrán unos 10 cierres financieros. “Es una meta ambiciosa y hasta que los bancos no estén tranquilos los cierres seguirán demorados. Además, falta que los bancos extranjeros lleguen con más protagonismo”, dice una fuente.

En esta coyuntura, los bancos han pedido dos cosas: avances en la liquidación de Ruta del Sol II y claridad en la legislación. Por eso se presentó un proyecto de ley que ya pasó por Senado y está en Comisión Primera de Cámara. Además de aclarar el concepto de nulidad de los contratos, la propuesta busca que se generen pliegos estandarizados en la contratación regional y se espera que este semestre quede aprobado.

Al respecto, Mario Huertas Cote, presidente de MHC Ingeniería, empresa que tiene participaciones accionarias en 3 proyectos de 4G, indica que, a pesar de los inconvenientes, aún existe mucho interés por parte del sector financiero en el programa. “Sin embargo, el caso de Odebrecht y la liquidación del contrato Ruta del Sol II han frenado los cierres, pues el sector financiero está alerta frente a lo que pasará con este caso”, dijo a este medio. El empresario añadió que el Gobierno debe garantizar la seguridad jurídica en la liquidación anticipada y el retorno de los recursos de deuda, “regulaciones que se replican en las 4G y que desde el papel dieron tranquilidad a los bancos”, dijo.

Es muy importante que la infraestructura avance, porque es uno de los sectores dinamizadores de la economía –el cálculo oficial es que los proyectos muevan unos $7 billones este año–, pero el segundo trimestre no fue bueno: según el Dane, la inversión en vías decreció 1,7% en el periodo abril-junio de este año, cuando el año pasado en el segundo trimestre había crecido 13,2%. Será necesario que no haya nuevos tropiezos para que los tiempos no se retrasen más y los bancos puedan tener tranquilidad y avanzar en los cierres financieros. De lo contrario, el impulso de esta locomotora también podría frenarse.

¿Cómo lo hacen?

Según el Gobierno, en el primer semestre se movieron cerca de $2 billones para el desarrollo de obras. ¿Cómo lo están haciendo si no hay cierres financieros? Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, señaló dos tipos de soluciones que se están adoptando: una, del propio patrimonio para cumplir con el cronograma de obras y otros están consiguiendo créditos –no de proyect finance–. Puso el ejemplo de Mar 1, que sacó un crédito por $300.000 millones y de Gica, que está haciendo el proyecto con sus recursos inicialmente. “Mi sentir es que un grupo grande de concesionarios va a seguir construyendo con préstamos y aportes de capital de los accionistas”, señaló Andrade.

Agregó que la iniciativa privada de Antioquia-Bolívar está en el proceso de emitir bonos en el exterior con el liderazgo de Goldman Sachs. “Los proyectos se están construyendo y están andando”, puntualizó Andrade.

EDICIÓN 541

PORTADA

La nueva maestría colombiana: cuarenta menores de cuarenta

Estos colombianos están liderando sus campos de acción con talento, ideas innovadoras, pensamiento disruptivo y un propósito trascendente. Desde diferentes regiones, aquí están los líderes que se destacan por sus propuestas y ganas de construir un país diferente. Aquí 4 de sus historias.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 541

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.