Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/16/2018 12:01:00 AM

Fracking: llegó la hora de las decisiones

Es muy probable que este año se atice la polémica sobre este tema, cuando el Gobierno decida si aprueban o no su uso. ¿Cuáles son las implicaciones?

El presidente Iván Duque tiene entre manos una papa caliente: aprobar o no el uso del fracking en el país. Se trata de una técnica de explotación con el uso de agua para fracturar rocas a una profundidad de entre 3 y 5 kilómetros. El tema es polémico, porque algunos consideran que se trata de una técnica invasiva y con enormes impactos en el medio ambiente.

La estrategia para atacar al fracking ha sido la desinformación. El presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet), Julio César Vera, tuvo que salir a desmentir públicamente un video en el que un grupo de habitantes de Santander denunciaban fracking en un pozo convencional, cuando esa técnica solo se usa en pozos no convencionales. Se debe poner en perspectiva el tema, para evitar que el debate se dé sobre premisas falsas.

Lea también: Acipet exige diálogo frente a proyecto anti fracking

Lo primero que hay que decir es que hasta el momento no ha sido expedida ninguna licencia para explorar ni, mucho menos, para explotar con fracking.

Sí hay dos solicitudes por parte de una alianza entre Conoco Phillips y Canacol, para dos pozos en la zona del Magdalena Medio. Pero esas son apenas solicitudes de exploración. Otras firmas como Exxonmobil, Parex y Gran Tierra tienen intereses en fracking, pero no han iniciado ningún licenciamiento.

¿Técnica peligrosa?

El debate se debe centrar en recoger la mayor cantidad de información sobre las características de esta técnica y hasta dónde es peligrosa para el medio ambiente y, específicamente, para el agua. Al respecto las posiciones son divergentes. Vicente Hormizda, gerente de la firma OH Consultorías, que asesora a petroleras, explicó que en su consideración no es cierto que el fracking contamine las aguas.

“Es una técnica segura que se realiza en formaciones geológicas a miles de metros de profundidad, por consiguiente a varios kilómetros de los acuíferos para consumo humano. Además, entre los dos existen múltiples formaciones que actúan como barreras o sellos naturales. También los acuíferos se protegen utilizando los más altos estándares en la construcción de los pozos, los cuales cuentan con múltiples tubos de acero y cemento, previniendo el contacto entre el petróleo y las aguas subterráneas”.

Para Hormizda, esta no es un técnica nueva, pues se ha utilizado por décadas de una forma segura. “Múltiples estudios se han realizado y no han podido concluir que haya una relación entre la actividad de fracturamiento hidráulico y los impactos en los acuíferos. De hecho, a la fecha jamás se han parado operaciones por impactos a los acuíferos en lugares donde el fracturamiento hidráulico se hace diariamente, como en el estado de Texas en Estados Unidos o en la provincia de Neuquén en Argentina”.

El debate

No opina lo mismo el exministro de Ambiente Manuel Rodríguez, quien tiene muchas dudas fundadas sobre el tema. Lo que más le preocupa son las conclusiones de un estudio que realizó la Agencia de los Estados Unidos para la protección ambiental (EPA, por su sigla en inglés). Según el informe, la EPA encontró evidencia científica de que en 7 circunstancias el fracking puede tener impactos complejos en el ambiente. Tal situación se explica por malas prácticas por parte de las empresas en la ejecución de sus proyectos. Lo que más preocupa de ese informe, según Rodríguez, es que la EPA haya encontrado “gaps en los datos e incertidumbre” en la información recopilada por varias firmas. Por eso, la entidad no pudo sacar conclusiones en ciertos casos específicos. Esto pone el asunto en perspectiva, porque el fracturamiento hidráulico no es malo per se, sino que sus impactos dependen de la capacidad de las empresas para administrar efectivamente todas las variables de un proyecto y la capacidad de las autoridades para vigilar, controlar y castigar las malas prácticas. Este es el centro del debate: ¿qué tanta capacidad tienen la Agencia de Licencias Ambientales (Anla) y el Ministerio del Medio Ambiente para hacer cumplir las normas de fracking?

Lea también: Los chicharrones del nuevo gobierno

Si bien hay dudas sobre esta técnica, también es cierto que esta actividad se viene desarrollando en muchas partes del mundo: varios estados de Estados Unidos y países como Argentina, Chile, México, Polonia y España se le han medido a esta técnica y han incursionado con éxito en el fracking. Igualmente, ha habido casos en los que ha sido prohibida, como en el Estado de Nueva York.

Lea también: Ecopetrol realizaría piloto controlado para explotación no convencional

Decirle que no a la fracturación, según lo dijo el expresidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, es no incorporar hasta 7.000 millones de nuevos barriles a nuestras reservas. La nueva ministra de Minas, María Fernanda Suárez, señaló igualmente que sí es posible hacer fracking bien hecho.

El dilema es enorme: el país está necesitando esas reservas y, por otra parte, quienes se oponen tienen argumentos para que las autoridades sean cuidadosas con el tema. “Si hay la posibilidad de un impacto severo, es mejor la precaución y no realizar esa actividad”, dijo Rodríguez.

Lo que no puede ocurrir es que la decisión se adopte sobre información falsa. El sí o el no al fracking tiene que ser una discusión sobre la base de evidencia. Las comunidades deben contar con la garantía de que avalar la explotación de esos recursos no va a afectar sus condiciones de vida negativamente; bien hecho, el fracking puede ser, por el contrario, favorable para esas poblaciones, porque implica nuevos recursos públicos por la vía de impuestos, regalías y actividad económica. De otra parte, las compañías que esperan noticia por parte de las autoridades han hecho fracking a lo largo del mundo sin problemas. Además, cuentan con derechos adquiridos sobre proyectos que ya tienen unas reglas del juego definidas. Sería negativo igualmente generar incertidumbre jurídica solo con base en prejuicios. El balón está en el campo del gobierno de Duque.

La historia del fracking

El fracturamiento hidráulico es una técnica que lleva muchos años empleándose. El fracking es lo que explica que Estados Unidos haya resuelto su problema de reservas de hidrocarburos y que hoy la potencia sea uno de los mayores exportadores de estos productos. Igualmente, el fracking explica que el planeta haya logrado cambiar la tendencia en materia de reservas, pues desde 1972 hasta 2005, paulatinamente las de crudo cayeron. Solo la incorporación de reservas no convencionales ha permitido cambiar esa tendencia. La técnica se empezó a usar desde la década de los 50.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.