Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/30/2018 12:01:00 AM

¿El crecimiento de la economía colombiana va rumbo a su tasa potencial?

El crecimiento repuntó con lentitud este año, pero las buenas perspectivas sugieren que se aproximará a su tasa potencial el año entrante. ¿Debemos conformarnos con eso?

De acuerdo con los datos desestacionalizados del Dane, en el segundo trimestre de 2018 la economía colombiana creció a un ritmo (2,5% anual) similar al del primer trimestre (2,6% anual), pero un poco más alto que en el mismo periodo de 2017 (2,2% anual).

Estos resultados sugieren que la economía está en una fase de lenta aceleración del crecimiento, que la mantiene todavía lejos, pero en camino hacia su tasa potencial, estimada en un intervalo entre 3% y 3,8% anual.

La coyuntura

En lo corrido del año el mayor crecimiento se debe a la expansión un poco más vigorosa de la demanda interna, porque el aporte neto del sector fue negativo.

El aumento del gasto doméstico en la actualidad se basa en un repunte del consumo de los hogares (a 2,6% anual), sobre todo de bienes no durables y servicios, junto con una aceleración del gasto público (a 4,9% anual).

La inversión en capital fijo, por el contrario, continuó disminuyendo (al -2,5% anual) casi al mismo ritmo que en el primer trimestre (-2,6% anual), por causa del descenso de la que se hace en vivienda y otras edificaciones.

Por el lado de la oferta, la expansión de la producción se basó en la de los sectores de servicios profesionales y científicos (7,6% anual), público (4,8% anual), agropecuario (4,7% anual), financiero (4% anual), comercial (3,3% anual), artístico (3,1% anual) y de información y comunicaciones (2,5% anual), todos con incrementos superiores al del PIB.

En contraste, la producción de los sectores de energía (2,4% anual), inmobiliario (2,1% anual) e industrial (1,7% anual) aumentó por debajo del PIB.

Las pronunciadas depresiones de los sectores de minas (-5% anual) y construcción (-7,4% anual) continuaron restándole a la actividad económica.

De esta manera, el repunte del crecimiento se extendió a un mayor número de sectores, con un incremento de la producción en 10 de los 12.

Las perspectivas

Es probable que el consumo privado siga aumentando de un modo paulatino el resto del año, impulsado por el incremento del salario mínimo de 2018, la estabilidad del desempleo, el descenso de la inflación hacia la meta, la mayor confianza de los consumidores –que sigue una tendencia de mediano plazo al alza– y una carga financiera más baja. Esta se aliviará a medida que el recorte hecho por el Banco de la República a la tasa de interés de referencia de la política monetaria, se incorpore con mayor plenitud a las del crédito de consumo. La autoridad monetaria considera que, gracias al ciclo de reducción de su tasa de interés, la postura monetaria es en la actualidad un poco estimulante.

Sin embargo, la eliminación de los beneficios tributarios en el IVA, para los bienes y servicios, con tarifas de 0% y 5%, que se elevarían tal vez a la general de 19%, por la reforma que prepara el Gobierno, podría desacelerar el consumo el año entrante.

Artículo pertinente: Devolución del IVA a hogares pobres podría incluso ser anticipada

Es factible que la inversión se estabilice en el resto del año, si se llevan a cabo los proyectos aplazados por la incertidumbre electoral y se acelera la ejecución de los de 4G.

Además, la confianza de los empresarios se ha incrementado, lo cual favorecerá una mayor inversión. Esta también puede recibir un impulso adicional con el descenso de la tasa del impuesto de renta empresarial a 33% este año y quizá hacia 30%, o un poco menos a partir del año entrante, como se espera con la reforma tributaria que ara la administración Duque.

Artículo relacionado: BNP Paribas espera que tarifa de renta empresarial baje hasta 28%

Aunque la expansión de la producción se basa en el incremento de la de un número mayor de sectores, se apoya todavía, con excepción del agropecuario, sobre todo en los de los servicios. En consecuencia, un reto para las políticas sectoriales es vigorizar la producción de la minería y los hidrocarburos, la construcción y la industria, para balancear mejor el crecimiento del PIB.

Para contribuir a ello, las políticas sectoriales tendrán también que concentrarse en mejorar la competitividad de la economía, para incrementar su productividad, de modo que se pueda diversificar las exportaciones e integrar al país de manera más profunda y provechosa en las cadenas globales de valor.

Tal vez el recorte de la tasa del impuesto de renta empresarial también ayude a captar mayor inversión extranjera directa, que es un vehículo para participar en los eslabones de esas cadenas.

Aunque las perspectivas son buenas, gracias a los mayores precios de las materias primas combustibles y al mejor crecimiento mundial y regional, el repunte de la actividad económica doméstica este año será lento (a 2,6% según el promedio de los pronósticos de los analistas) y apenas retornará al límite inferior del rango de estimaciones de su tasa potencial el año entrante. Además, la brecha del producto permanecerá negativa un par de años.

Por estas razones, quizá las posturas de las políticas monetaria y fiscal deberían ser más estimulantes.

Los riesgos

Sin embargo, los crecientes riesgos externos y el acatamiento de la regla fiscal no lo permiten.

Entre las mayores amenazas externas está una aceleración del cronograma de tránsito a la normalidad de las posturas monetarias de la FED y otros grandes bancos centrales, que precipite un mayor número de crisis cambiarias en las economías emergentes con grandes desbalances macroeconómicos e inestabilidad política. También se incluye la posibilidad de contagio de esas crisis a otras economías emergentes. Además se debe tener en cuenta el eventual desencadenamiento de una guerra comercial de grandes proporciones, que disminuya el volumen del comercio internacional, agencie una recesión global y deprima el precio de las materias primas.

En estas condiciones inciertas, no es prudente relajar las posturas fiscal y monetaria, porque al hacerlo se podría favorecer una fuga de capital, que dificultaría la financiación del déficit en la cuenta corriente. Además, el cumplimiento de la regla fiscal permite mantener los desbalances macroeconómicos acotados y financiarlos a bajos costos, lo cual constituye una característica diferenciadora de la economía colombiana frente a otras emergentes.

Aunque a partir del año entrante la economía crecerá (3,1% según los analistas) cerca de su tasa potencial, el rango de estimaciones de ella es menor que el de hace unos años, cuando se extendía entre 4% y 5%. En consecuencia, para poder crecer de una manera sostenible a un ritmo más dinámico, el país necesita aumentar su tasa potencial. De otra manera, los excesos de demanda interna acelerarían la inflación y ampliarían el déficit externo, por lo cual obligarían a estrechar la postura monetaria, con efectos adversos sobre la actividad económica.

Lea también: Empresarios piden hacer un pacto por el crecimiento económico

En el diagnóstico oficial el descenso de la tasa potencial se debe al de la productividad. Esta cayó por la mala calidad de las instituciones y la infraestructura, la deficiente provisión de bienes públicos y una oferta insuficiente de capital humano. Para comenzar a solucionar estos problemas, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, propone promover la legalidad, el emprendimiento y la equidad, por medio de una reforma tributaria estructural y una racionalización del gasto público.

Podría interesarle: Las reformas económicas que anunció el ministro Carrasquilla

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.