| 12/13/2018 12:01:00 AM

Récord en remesas para el cierre de 2018 en Colombia

Después de petróleo y carbón, lo que más se ‘exporta’ son colombianos. Este año enviarán remesas a sus familiares por US$6.000 millones.

Aunque el número de colombianos que vive en el exterior no ha aumentado considerablemente (se estima que son unos 5 millones), lo que sí ha crecido es el de dinero que envían a sus familias.

De los US$4.700 millones que giraron en 2008 (antes de que estallara la crisis financiera global), pasaron a mil millones menos en 2012 y luego empezaron a recuperase poco a poco hasta llegar a US$5.496 millones en 2017, una cifra récord que, sin embargo, se superará este año, cuando se prevé que las remesas suban a más de US$6.000 millones.

La explicación principal está en la recuperación económica de los principales países receptores de colombianos en el exterior: Estados Unidos y España. En el primero la tasa de desempleo está en mínimos (3,7% a noviembre), lo que implica que para llenar las vacantes cada vez necesitan más mano de obra extranjera. Según el Departamento de Trabajo estadounidense, la tasa de desocupación de los migrantes también ha bajado y está en 4,1%. Ellos ya son 5% de la fuerza laboral de la locomotora del planeta.

Lea más: Es importante mantenerse fiel a los sueños gerente de Western Union

En España, el desempleo sigue por encima de los dos dígitos (14,55%), pero muy por debajo de lo que registraba en 2016, cuando estaba en 20%. En el caso de los inmigrantes que viven en el país ibérico, el desempleo pasó de 22% en el tercer trimestre de 2017 a 20% un año después.

Esta situación hace que las remesas estén creciendo en todo el mundo y, según el más reciente informe del Banco Mundial (BM) sobre Migración y Desarrollo, este año llegarán a US$528.000 millones, con un crecimiento de 11%.

En el caso de Colombia, el aumento estimado por el BM es de 15,7%, lo que equivale a 1,9% del PIB. Según el organismo multilateral, el país que más depende de las remesas es el Reino de Tonga, en Oceanía, donde dichos giros equivalen a 35,9% de su PIB. Por el contrario, Chile, Estados Unidos, Kuwait y Arabia Saudita, prácticamente no reciben remesas del exterior.

Lea también: Nuevas tecnologías de la banca para los celulares

Si bien hay explicaciones macroeconómicas para el aumento de las remesas, algunos expertos como el exdirector de la Dian, Juan Ricardo Ortega, dudan que todos los recursos que entran por esa vía sean de origen lícito. En el pasado foro económico de BBVA y la Revista Dinero, aseguró que es sospechoso que Colombia sea el país que registre el mayor aumento anual de las remesas. En efecto, las cifras del BM indican que el crecimiento de 15,7% esperado para este año supera el promedio de América Latina, que sería de 9%.

Rinde más

Pero más allá del origen de los recursos, pues el lavado de dinero tiene otras implicaciones, varios estudios han demostrado que las remesas familiares tienen un impacto en el consumo y en la reducción de la pobreza de los hogares receptores. De hecho, con la devaluación del peso frente al dólar y al euro, los beneficiarios de remesas han contado con más recursos disponibles.

Tan solo en el Valle del Cauca, el principal receptor de remesas del país, el valor en pesos que recibieron los hogares durante 2013-2017 se duplicó de $2,2 billones a $4,6 billones, según cálculos de la Cámara de Comercio de Cali.

Se teme también que las remesas sean resultado de una fuga de cerebros o que fomenten la ‘vagancia’ entre los receptores, pero en el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) sostienen que el efecto final de estos giros es mucho más positivo que negativo.

Le puede interesar: Cómo reconocer las casas de cambio autorizadas por la Dian

La explicación del organismo es que esos recursos llegan a los hogares de menores ingresos y les permiten mantenerse por encima de la línea de pobreza y generar capital humano (salud y educación). Además, los migrantes que envían remesas desde el exterior normalmente tienen una educación básica o intermedia y, por ende, no se puede hablar de fuga de cerebros. Esta se da con los migrantes profesionales (que son muchos menos), pero ellos no dejan el país para enviar remesas, sino porque encuentran mejores oportunidades de desarrollo personal en el exterior.

En lo que respecta al posible efecto de “ociosidad” de las remesas en sus receptores, en el Cemla sostienen que los estudios indican que la mayor parte de los destinatarios son padres o cónyuges de los migrantes y es poco probable que dejen su trabajo por las remesas, dado que suelen tener a su cargo a hijos o nietos del trabajador del exterior.

Comparaciones

De cumplirse el pronóstico del BM, este año ingresarán US$6.393 millones en remesas. Esta cifra supera la cantidad de divisas que generan las exportaciones de productos como café, oro, banano o ferroníquel.

Así mismo, es un monto superior al que ingresó entre enero y noviembre para invertir en los mercados de valores colombianos (US$1.978 millones).

Recomendado: Explotación y malos sueldos la realidad de muchas au pair colombianas

Es más, si el monto total de remesas previsto para este año se convierte a pesos, teniendo en cuenta la tasa de cambio promedio registrada este año -–$2.940–, implica que por este concepto el país recibirá $18,7 billones, más de lo que se esperaba recaudar inicialmente con  la ley de financiamiento (la meta eran $14 billones).

Si se evalúan los giros de remesas por país emisor, aunque Estados Unidos es desde donde llegan más recursos, los montos promedios más altos vienen de Inglaterra, con remesas de US$406, seguidas de las que llegan de España, US$313, lo que se explica por la fortaleza de sus monedas frente al dólar.

En cuanto a la modalidad de envío, 68% llegan como giros electrónicos para ser pagados en ventanilla y 31% como abono a las cuentas de ahorro de los receptores. Esto se debe al hecho de que muchos de los beneficiarios no están bancarizados y porque las comisiones de los bancos suelen ser más elevadas.

Para leer: Cuáles departamentos de Colombia reciben más remesas

En lo que respecta a las remesas que salen de Colombia, al tercer trimestre de 2018 sumaban US$149,9 millones. El principal destino es Estados Unidos (US$37 millones). Llama la atención que en las cifras del Banco de la República no aparecen giros a Venezuela, pese a la elevada migración. Tal vez se deba a que este tipo de remesas no se van por canales formales.

Sea como sea, todo indica que los colombianos que residen en el exterior cada vez serán una fuerza mayor para la economía nacional.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.