| 10/12/2017 12:01:00 AM

Las denuncias serán el nuevo fuerte del Autorregulador del Mercado de Valores

El AMV avanza en una reforma del reglamento disciplinario que busca promover las denuncias de prácticas incorrectas, desarrollar el principio de oportunidad y ajustar el esquema de graduación de sanciones. Entrevista.

Michel Janna, presidente del Autorregu-lador del Mercado de Valores (AMV), lleva apenas tres meses en el cargo. Después de su paso por la Dirección de Crédito Público del Ministerio de Hacienda y por el sector de transporte de petróleo, aterrizó en esta entidad en un momento complejo, pues el mercado está –como él mismo explica– “relativamente estancado”.

Mientras la Superintendencia Financiera se concentra en temas sistémicos y prudenciales y que tengan impacto en el sector de manera agregada, la AMV –con 101 miembros entre bancos, fiduciarias, comisionistas, administradoras de fondos de pensiones y algunas aseguradoras– es el supervisor de primera línea y el encargado de los temas más conductuales del mercado de valores.

Después de la prueba de fuego para el sector que representó la crisis desatada por el escándalo de Interbolsa, hace casi un lustro, hoy la AMV está reenfocando su estrategia y los alcances de su vigilancia. Por ejemplo, quiere hacer reformas en su reglamento disciplinario. Janna le contó a Dinero cuáles son los planes.

¿Qué reformas tiene en mente la AMV?

Una reforma grande al reglamento disciplinario. Para que la labor de disciplina funcione tiene que generar disuasión y para ello se necesitan varias cosas; entre ellas, que nuestros procesos no se demoren demasiado, por lo cual queremos proponer que para ciertas conductas que son más objetivas contemos con una serie de fast track en el proceso disciplinario para fallarlo rápido, garantizando –por supuesto– el debido proceso.

¿Qué otra cosa debe pasar?

El segundo cambio es que queremos promover la denuncia efectiva. En algunos casos hay profesionales en el mercado o la misma entidad que, so pena de ser investigada, piensa dos veces denunciar a algún profesional o algún caso concreto. Queremos asegurarnos de que haya una buena colaboración por parte de personas involucradas y necesitamos un sistema donde pueda haber beneficios a aquellas personas involucradas en conductas incorrectas que denuncien la práctica. Tenemos una consultoría de juristas que está mirando el tema. Necesitamos cambiar el reglamento.

Recomendado: Mercado de capitales en el país necesita claridad: BVC

¿Algún otro tema?

Hay una oportunidad de mejora para que las sanciones que ha impuesto la AMV sean más homogéneas y respondan a reglas más precisas. Es decir, que conductas relativamente similares tengan sanciones relativamente similares. Estamos trabajando en fortalecer el esquema de graduación de sanciones. Tener unas reglas más claras y explícitas ayudan en esa labor disuasiva. Y una serie de cambios para desarrollar el principio de oportunidad que nos permita concentrarnos en los casos emblemáticos y grandes que tienen impacto en el mercado y no en conductas que por su magnitud pueden no ser materiales. Queremos que con el principio de oportunidad podamos perseguir esos casos grandes y que generan disuasión.

¿Y desde el interior de las firmas?

Empezamos a generar herramientas para que al interior de las entidades pueda haber un control más efectivo de posibles conductas realizadas por sus operadores. A partir de noviembre vamos a poner en disposición de ellas una serie de informaciones para encontrar señales de posibles operaciones alejadas de las condiciones de mercado o para ver posibles concentraciones excesivas en algunas contrapartes o ver señales posibles de operadores que se ponen y se quitan en la pantalla con el ánimo de manipular, en lugar de cerrar una transacción a los precios a los que se están colocando. Este tipo de reportes y herramientas son novedosas. Son herramientas con foco preventivo.

¿Cuáles fueron las lecciones del caso Interbolsa?

Una, el país no contaba con buenas herramientas para hacerles seguimiento a estructuras sofisticadas y de pronto oscuras que iban a jurisdicciones poco amigables con la transparencia. Nos hizo falta una buena ley de vigilancia de conglomerados financieros. Dos, la confianza en el sistema. Tarda mucho tiempo generar confianza en el mercado de valores, pero perderla se demora muy poco. El escándalo de Interbolsa demuestra que, cuando unos pocos no hacen las cosas bien, se afecta la confianza de todo un mercado. Y la tercera, necesitábamos en ese momento unos canales más expeditos para poder recibir denuncias y actuar de manera rápida cuando existieran sospechas relacionadas con manipulación en el mercado.

Lea también: Mercado accionario: Conclusiones sobre 2016 y oportunidades en 2017

¿Hay posibilidad de comparar lo que pasaba antes y lo que pasa ahora?

Separaría el análisis antes de 2005; entre 2005 a Interbolsa, y hacia adelante. Hace 10 años el mercado de valores era más desorganizado, la probabilidad de tener conductas manipulativas que atentaran contra los derechos de los inversionistas era alta. Después de la ley se fortaleció la supervisión, se creó al autorregulador y se profesionalizaron los agentes del mercado –desde que se creó la AMV se empezaron a exigir exámenes de certificación– y eso marca un punto de inflexión en el mercado de valores. El mercado crece y se desarrolla de manera importante entre 2005 y 2012, con un buen control y, en general, un buen comportamiento de los agentes, pero como en todo, hay unas manzanas podridas que con los escándalos de Interbolsa y Proyectar le hacen daño al mercado. Desde eso tenemos un mercado igual de disciplinado al periodo 2005-2011, pero con menos actividad. Un mercado disciplinado que no está exento de algunas conductas puntuales que nos corresponde vigilar.

¿Qué opina de la ley de conglomerados?

Es una buena noticia para el sistema financiero. Lo que la ley hace es que nos pone en un estándar internacional para vigilar grupos financieros complejos. La mayor ventaja de la ley son los dientes que la da al Estado para vigilar conglomerados financieros que tienen una casa matriz que, por ejemplo, no es una entidad financiera, o que ni siquiera está en el país. Antes eso no era fácil de hacer.

¿Cómo cambia la película?

Si hubiéramos tenido la ley de conglomerados en 2012, hubiera sido más fácil recibir información de lo que se estaba haciendo en los distintos vehículos, la gran mayoría en el exterior y en jurisdicciones opacas. La ley –en la que se trabaja en su reglamentación– va a traer una nueva herramienta para darle transparencia y adecuado manejo de riesgos a esos conglomerados.

Operativamente, ¿cómo funciona?

Hasta ahora le da dientes a la Superintendencia Financiera. Dado que la AMV vigila mercados locales no debe tener un cambio sustancial en la forma como actuamos. Pero en el sector financiero el flujo de información va a ser mayor. Es una herramienta poderosa para que, en aquellas cosas que salen de la entidad financiera en Colombia y que pasan a otra jurisdicción, pueda haber unos ojos más atentos y con mejor información.

Exámenes transversales

En cuanto a la profesionalización, la AMV certifica a los operadores del mercado de valores. Hoy tiene más 4.000 personas certificadas –su renovación es cada tres años–. Según Michel Janna, de la AMV, la entidad ofrece 26 exámenes distintos para un mercado de valores que no es muy grande y, al compararlo con la experiencia internacional, es un modelo que no suena eficiente porque está muy dividido. "Buscamos hacer unas certificaciones más transversales y eso implica una modificación a los contenidos de los exámenes. Tenemos un convenio con el certificador de Inglaterra (CISI). Hay una reforma grande al sistema de certificaciones que tiene un impacto en el mercado. Ahora va a tener un espectro más amplio", agrega.

Puede interesarle: Juez les ordena casa por cárcel a los “cerebros” de Interbolsa

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación