| 7/11/2019 6:56:00 AM

El recaudo de impuestos está disparado: ¿por qué?

A pesar del bajo crecimiento de la economía, el recaudo tributario crece considerablemente. ¿Cómo se explica? ¿Qué planes trae la Dian?

Durante el primer semestre del año el recaudo bruto de impuestos alcanzó los $82 billones. Eso representa un crecimiento de 10,8% frente al mismo periodo del año anterior y más de la mitad (52%) del recaudo esperado para este año. El Gobierno proyecta que sus ingresos tributarios se ubicarán en $157 billones al cierre de 2019.

Este repunte a doble dígito se explica no solo por el aumento de los impuestos producto de la Ley de Financiamiento, como lo demuestra el incremento del recaudo de la retención en la fuente. También por una mejora en la gestión de la Dian y los procesos de control de la evasión, planes de cobro y fiscalización.

Durante las jornadas adelantadas en 2019, la DIAN ha logrado recaudar más de $5 billones por concepto de recuperación de cartera, 30,3% más que en el mismo periodo del año anterior. Esto permitiría ser optimistas con la meta por gestión de este año, de $13 billones. En 2018, la meta por gestión fue de $7,6 billones y se alcanzó un recaudo por gestión de $9 billones.

Le sugerimos: El apretón de Carrasquilla para evitar una nueva reforma tributaria

Este sobrecumplimiento en las metas de recaudo establecidas muestra que algo está pasando en la Dian.

Para José Andrés Romero, director de la Dian, esto no solo resulta de las mayores sanciones contra la evasión y de la mejor gestión desarrollada, también de una alineación de factores: desde una fuerte decisión política del presidente y un gran respaldo del Congreso hasta un trabajo coordinado con otras entidades del Estado y con los sindicatos de la entidad. Por esto, Romero considera que las metas esbozadas en el marco fiscal son perfectamente logrables. En efecto, además vienen temas como la factura electrónica, el régimen simple y la normalización tributaria.

Además, a principios de este mes la Dian lanzó su nuevo Plan de carrera para comenzar en firme la reestructuración y la modernización de la entidad.

Lo que viene

A finales de abril, la Dian inició la segunda fase del proyecto de facturación electrónica. El organismo espera que para agosto de 2020 medio millón de contribuyentes paguen sus impuestos con este sistema. La implementación tiene cambios importantes respecto al modelo anterior. Y la nueva plataforma, probada en más de cinco países, tiene validación en tiempo real y en la nube.

Además, tiene dos grandes ventajas: por un lado, un sistema gratuito para las empresas más pequeñas, que evitará que deban depender de un proveedor tecnológico. Y, por el otro, ofrecerá una mayor cantidad de información estructurada para hacer analítica. Hasta mayo se han registrado alrededor de 6.500 contribuyentes y se están desarrollando planes para “subir” progresivamente a los sectores que más facturan.

El Gobierno también tiene puestas sus esperanzas en la puesta en marcha del régimen simple, para fomentar el recaudo y la formalización. Se trata de un mecanismo diseñado para que las micro y pequeñas empresas con ingresos brutos inferiores a $2.800 millones paguen todas sus obligaciones tributarias y laborales en un único formulario.

Durante el último mes se han inscrito a este mecanismo alrededor de 1.200 pequeños contribuyentes y se adelantará una campaña para su masificación.

Lea también: La pareja de multimillonarios jóvenes que quiere pagar más impuestos

Por último, hay una gran expectativa sobre los efectos de la normalización de activos. Quienes tengan activos en el exterior que no hayan declarado en Colombia por cualquier motivo tendrán hasta el 25 de septiembre para “normalizarlos” pagando una tasa de renta de 13%. Pero si, además, los reinvierten en el país, solo deberán cancelar la mitad de esta tasa.

Durante el primer semestre del año, la Dian sobrecumplió sus altas metas de recaudo.

En los procesos de este tipo desarrollados en el Gobierno anterior los interesados normalizaron alrededor de $19,3 billones. No obstante, el actual espera superar esta cantidad, dado que hoy esa conducta constituye un delito y hay un intercambio de información con más de 157 países.

Reestructuración

El mes de junio la Dian lanzó su nuevo plan de carrera con el fin de promover el talento. Alrededor de 40% de los más de 10.000 funcionarios de la entidad son prepensionados y hay otro tanto en provisionalidad, lo cual genera altos niveles de desmotivación.

Para esto realizarán tres concursos durante los próximos tres años para dar la oportunidad a los provisionales de entrar en la carrera. Luego los concursos se realizarán cada dos años.

También habrá un cambio en el sistema de evaluaciones y un mayor énfasis en la formación. No se hará un plan de retiro, pues era inconstitucional, según recomendaciones de la Función Pública y la Comisión Nacional del Servicio Civil que acompañan todo este proceso. Se estima que se vincularán más de 1.100 funcionarios en lo que resta del año.

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) definirá la nueva estructura de la entidad y los perfiles requeridos en temas como analítica de datos y procesos de investigación.

Esta entidad también tramita un crédito del orden de los $1,5 billones, que manejará por medio de un patrimonio autónomo. Eso permitirá modernizar los sistemas, tener una mejor trazabilidad de los procesos y disminuir el uso de papel.

Se trata de avanzar en temas como que los contribuyentes tengan cada año una declaración “sugerida” en forma automática por la Dian, para facilitar el pago de los impuestos.

Según el Gobierno, estas medidas incrementarían el recaudo en 1,3% del PIB a partir de 2023. Se trataría de la mitad del éxito logrado por otros países como México mediante procesos similares.

Para los analistas, estas medidas son necesarias, pero sus efectos tienen un alto grado de incertidumbre. Ojalá estas cosas buenas que suceden en la Dian se materialicen, pues de esto depende el futuro fiscal del país.

Le puede interesar: ¿Cuándo le toca pagar el impuesto a la renta?

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.