| 4/12/2018 12:01:00 AM

Así arrancó la actividad económica en Colombia en 2018

Algunos indicadores adelantados sugieren una lenta expansión de la actividad económica en el primer trimestre de 2018.

Después del desempeño decepcionante del PIB en 2017, con un crecimiento apenas de 1,8%, las autoridades, los analistas, las calificadoras y las multilaterales proyectan un repunte en 2018, que se puede situar entre 2,4% y 2,7%.

¿Cómo arrancó el año según los indicadores disponibles para el primer trimestre? ¿Podrá el país cumplir esas expectativas?

La variación del Indicador de Seguimiento de la Economía –ISE– del Dane en enero (2,4% anual), que tiene una estrecha relación con la del PIB, sugiere un mayor crecimiento en los primeros tres meses de este año, respecto del mismo período y del último trimestre del año anterior (1,5% y 1,6% anual).

El aumento en enero de la producción industrial (1% anual) y del comercio al por menor (6,2% anual) indican algo similar en estas ramas.

Sin embargo, al excluir la refinación de la producción industrial, se nota la persistencia de la recesión en este sector (-0,2% anual), aunque se puede conjeturar también que podría estar próxima a terminar. Los resultados de la encuesta de la Andi, con un tímido aumento de la producción (de 0,6% con refinación y 0,2% sin ella) sugieren algo parecido. Además, la utilización de la capacidad instalada calculada por Fedesarrollo en febrero (70%) aumentó respecto de noviembre, aunque fue algo menor que un año antes (71%). Como veremos enseguida, los últimos datos de las importaciones de materias primas y bienes de capital para esta rama también apoyan la hipótesis de una estabilización incipiente de la actividad industrial.

Por el contrario, los indicadores de la actividad en la construcción no son alentadores. Después de caer el año pasado (-10,4%), la producción de concreto premezclado se redujo de nuevo en enero (-8,2% anual), como consecuencia del descenso en el utilizado en la vivienda que no es de interés social y en otras edificaciones. Por el contrario, se incrementó en las obras civiles (15% anual). De forma paralela, en el primer bimestre de este año la producción y los despachos de cemento gris continuaron disminuyendo (a -1% y a -0,9% anual). Además, la variación de los egresos por importaciones de materiales para la construcción también es desfavorable (-4,2% anual). En conjunto, estos datos señalan que la construcción de edificaciones continúa en recesión, mientras que la de obras civiles se sigue afirmando.

Lea también: Productividad la clave para recuperar el crecimiento

Luego de aumentar poco en 2017 (3%), los egresos por importaciones repuntaron (10% anual) en enero de 2018. Su aceleración se debió al incremento del valor de las compras de bienes intermedios y materias primas para la industria (13,8% anual) y la agricultura (27,8% anual), de bienes de capital para la industria (11,8% anual) y de equipo de transporte (16,6% anual).

En contraste, el valor de las importaciones de bienes de consumo se incrementó de manera menos significativa (1,8% anual), debido al descenso de las de bienes de consumo duradero, que ocurrió por la caída en las de vehículos de transporte. Esta opacó el incremento en los egresos por compras de bebidas, confecciones y textiles, objetos de uso personal y máquinas y aparatos de uso doméstico, que sugiere una mayor demanda de bienes de consumo.

La conjetura de un repunte del consumo al comenzar el año también surge del incremento en las ventas del comercio al por menor de enero y del mayor gasto real de los hogares reportado por Raddar para el primer trimestre (4,8% anual).

El incremento de las importaciones de bienes de capital en enero de 2018 (10,5% anual) sugiere un aumento de la inversión, luego de la estabilización que tuvo el año pasado y del descenso que sufrió en el anterior.

Por tanto, es probable que en los primeros meses de 2018 la demanda interna haya prolongado la lenta tendencia hacia la recuperación que tuvo en 2017, después de la parálisis que sufrió en 2016. El repunte del crédito en febrero de este año (2,5% real anual), que mejoró en relación con su lenta expansión del año pasado (1,3%), lo corrobora.

Puede interesarle: Comercio y crecimiento la cuenta corriente

Quizá un incremento más dinámico de la demanda interna siga obstaculizado en la coyuntura actual por la baja confianza de consumidores y empresarios, según Fedesarrollo. Aunque permaneció en una tendencia de mediano plazo a mejorar, en febrero el índice de confianza comercial (20,5%) disminuyó tanto respecto del mes anterior (21,8%) como del mismo del año pasado (23,2%). De manera análoga, con una tendencia similar el índice de confianza industrial de febrero (1,9%) mejoró respecto a hace un año y permaneció en la misma magnitud de enero. En contraste, la confianza de los consumidores en febrero siguió negativa (-7,8%) y se redujo en comparación con la de enero (-5,4%), pero mejoró respecto de la de un año atrás (-24,3%).

Foto: María Lorena Gutiérrez, ministra de Comercio, Industria y Turismo y Bruce Mac Master, Presidente de la Andi.

Al mismo tiempo, el clima de los negocios en la encuesta de la Andi no mejora. Los empresarios encuestados perciben todavía que la falta de demanda es su mayor problema, seguido por el costo de las materias primas, la tasa de cambio y el contrabando. Sin embargo, una gran parte de ellos cree que la demanda, tanto externa como interna, mejorará. También consideran que la incertidumbre política impide que mejore el ambiente empresarial.

Los ingresos por exportaciones también repuntaron en el primer bimestre de 2018 (13,9% anual), con base en la expansión del valor de las ventas, tanto de productos tradicionales (13,9% anual) como no tradicionales (13,8% anual). Los ingresos por las exportaciones de productos tradicionales aumentaron gracias al incremento de los precios de los hidrocarburos, el carbón y el ferroníquel, junto con las mayores cantidades de los dos últimos. El valor de las ventas de productos no tradicionales se incrementó tanto en el caso de los manufacturados como de los agropecuarios.

Lea además: Crecimiento del PIB de Colombia fue de 1,8 en el 2017

El aumento más dinámico de las exportaciones (14,6% anual) que el de las importaciones (10% anual) permitió que el déficit comercial (US$518,4 millones) disminuyera (US$64,9 millones) en enero de 2018. Con ello se prolongó la tendencia al estrechamiento del desbalance externo que ha tenido lugar durante los dos últimos años, con un déficit en la cuenta corriente que se redujo de -6,4% a -3,3% del PIB. Los analistas proyectan que se mantendrá cerca de esa magnitud este año y el siguiente, con lo cual la vulnerabilidad externa de la economía permanecerá moderada.

En síntesis, la actividad económica comenzó a aumentar este año de manera lenta, favorecida por un repunte despacioso del gasto doméstico, una mayor demanda externa y mejores términos de intercambio.

Sin embargo, la poca confianza de los consumidores y los empresarios no favorece una expansión más dinámica de la demanda interna, con lo cual la brecha del producto permanecerá amplia. Por ello, los analistas esperan un recorte adicional de la tasa de interés del Banco de la República en 2018 (a 4,25%) para estimular la demanda interna, en vista de que la inflación y las expectativas convergen hacia la meta y se estrecha el déficit externo.

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación