Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2018/10/25 00:01

    Usureros y bitcóin

    El boom cocalero va a presionar muchos canales para movilizar los dineros generados por toda esa cocaína. Las autoridades deberían anticiparse.

COMPARTIR

En los últimos 4 años Colombia ha exportado con éxito servicios financieros para las clases populares de América Latina. Busquen en YouTube "prestamistas colombianos" y verán relatos de mexicanos, guatemaltecos y así hasta llegar a Chile: los aborrecen y les tienen terror.

Allí, el ‘gota a gota‘ se ha impuesto. No conozco investigación alguna que haya atacado las estructuras de crédito de usura en nuestro país y mucho menos las redes que han extendido como pulpos.

En Colombia, el ‘gota a gota‘ es aceptado y tolerado como algo folclórico y ni siquiera se cuestionan sus atroces prácticas. Estudiantes universitarios de clase media y popular pagan sus matrículas financiados por estos explotadores. Los que han acumulado ya gran capital montan sociedades de libranzas bajo la argucia que no captan ahorro del público.

Las entidades públicas están plagadas de estas supuestas entidades de crédito que les cobran exorbitantes tasas a los funcionarios sin que nadie haga nada por protegerlos o educarlos.

Las autoridades argumentan que estos créditos, al no estar fondeados con ahorro del público, no están sujetos a la tasa de usura. La proliferación de estos esquemas va acompañada de brutales, aunque contenidos, actos de violencia: las decapitaciones y personas picadas que aparecieron en Barranquilla hace un par de años fueron atribuidas a incumplimientos en este tipo de créditos.

Le recomendamos: El mesías Bolsonaro

Los indicios de que este fenómeno es un apéndice del narcotráfico son abundantes y debería ser prioridad de nuestras autoridades ayudar a combatirlo. Mas aún, cuando la bonanza en producción de cocaína amenaza con violencia y corrupción a todos nuestros vecinos y países en las rutas de tráfico y consumo.

El crédito de usura a las clases populares indefensas sirve para manejar excesos de liquidez y atesorar caja en diferentes monedas a lo largo del continente. Esto les permite a las organizaciones criminales operar sin necesidad de mover dinero de un sitio al otro. El microtráfico se alimenta de este servicio que hace de adictos deudores y de deudores morosos cobradores, sicarios e informantes.

El que Colombia genere inteligencia, fomente y apoye que nadie les pague las deudas a estas organizaciones criminales a lo largo de todo el continente sería una de las medidas más estratégicas que se podrían implementar contra el narcotráfico. Perderían un acervo de capital muy importante, su logística financiera se vería seriamente afectada y nuestra credibilidad en la región podría así ser salvaguardada.

El ejemplo chileno es encomiable, desde hace tres años luchan contra este fenómeno y este año lograron que los juzgados de Arica dictaran sentencia contra 15 colombianos que explotaban a sus comerciantes. Con un consumo de cocaína disparado en Chile es estratégico menoscabar el negocio financiero que la soporta.

No se pierda: Bonos malditos

Esto es una plaga de gran dimensión: en México son frecuentes ya los linchamientos y homicidios de prestamistas colombianos, mientras que en Guatemala son ampliamente conocidos los Paisas de Alta Verapaz por su violencia y en el resto de Centroamérica en todos los barrios populares de las grandes ciudades es vox populi que personas del Eje Cafetero controlan este lucrativo negocio.

Como si esto fuera poco, ahora aparece el nuevo canal de las tales cibermonedas. En las redes sociales se encuentran con frecuencia relatos de venta de drogas pagaderas en bitcoin. La promoción del bitcoin como activo de inversión sorprende. Afortunadamente hay ya más conciencia de que esto es un fraude, como lo deja claro un contundente escrito de Nuriel Rubini en Project Syndicate.

No obstante, en Colombia andan promoviendo ahora los cajeros de pesos a bitcoin. Qué importante sería que las autoridades rápidamente controlaran esto. Un sistema de movimiento de valores transfronterizo y anónimo no es algo que Colombia defienda.

Aunque el volumen es de solo unos $20.000 millones mensuales, no deja de ser sorprendente que Colombia esté cerca a las 20 monedas con mayor volumen de transacciones en bitcoin.

Venezuela, Brasil y México son los otros países del continente con mayor participación en el volumen de transacciones en monedas locales. En el caso de Venezuela, se explica fácilmente por la necesidad de la población de tener acceso a algún medio de intercambio que les permita evitar el decadente Bolívar. En México los cerca de US$270 millones mensuales que están moviendo dejan un tufo a narco insoportable y deberían servir como alerta antes de que sea tarde.

Lea también: Cacería de brujas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.