Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2018/08/30 00:01

    Por un IVA menos regresivo

    El país gana si logra debatir sobre las ventajas y las tecnologías para devolver o inclusive no cobrar el IVA a los más pobres.

COMPARTIR

El Banco Mundial demostró con cifras que las exenciones de IVA benefician mayoritariamente a los más ricos. Líderes de izquierda como Mujica en Uruguay, el Partido de los trabajadores en Brasil y la Concertación en Chile han ampliado las bases de IVA para facilitar su administración y controlar la evasión. El IVA es un impuesto muy eficiente que tiene altas tasas y bases amplias lo que conviene a países comprometidos con la redistribución del ingreso y la justicia social. Quienes se dicen adalides de los pobres hábilmente han manipulado el mensaje y asustan a la población, sin duda golpeada por el duro incremento del IVA en los últimos años.

No es cierto que reducir las exenciones al IVA sobre la canasta familiar implique más impuestos sobre los pobres o un sistema más regresivo. En Colombia cerca de 45% de los bienes no tienen IVA, ya sea porque su tasa es cero y el Gobierno devuelve los IVA de los insumos o porque llevan los IVA de los insumos al costo y los pasan al consumidor en el precio, como sucede con los excluidos del IVA como el transporte. El impuesto de Industria y Comercio es un impuesto muy regresivo al consumo que indirectamente pagan todos los pobres.

Le recomendamos: El control fiscal

Pero los hechos no se explican y es más fácil sembrar susto y desconfianza. Algunos líderes prefieren el camino fácil del populismo, buscando lealtades y fieles seguidores a través de discursos facilistas. La ironía es que así perjudican a quien dicen apoyar y todo el país pierde otra oportunidad para avanzar. La propuesta de devolver el IVA a los más pobres tiene como objetivo aumentarles el ingreso y liberar a estas familias de la carga que representa el IVA en todos los bienes de consumo de aseo, limpieza, alimentos preparados, etc., que vienen pagando a la no menospreciable tasa del 19%. La canasta básica de bienes no procesados coincide con el consumo de poblaciones más rurales, pero no con el consumo de las personas de bajos ingresos urbanos.

Tanto México como Uruguay han desarrollado con enorme éxito la factura electrónica que permite que toda persona pueda descontar los IVA pagados de su impuesto de renta. Que los hogares declaren impuestos y paguen IVA es compatible con disminuirle las cargas fiscales a la gran mayoría de ciudadanos. Esto no es intuitivo pero es cierto.

La revolución tecnológica permite la devolución o el crédito al IVA a los hogares de menores recursos sin dificultad, costo o traumatismo. Los sistemas de pagos a través de monederos virtuales son ya una realidad en rápido desarrollo. La factura electrónica para el consumo final también es un producto con amplia aplicación en grandes economías como Brasil, México y China. Esto permite conocer y acreditar los IVA pagados por cada individuo.

Lea también: La descentralización

El Gobierno tiene la oportunidad de unir a sus ministros alrededor de este esfuerzo: todo el país gana si el seguimiento electrónico y el control se masifican y se sistematizan. Conocer los beneficiarios finales de toda sociedad es una obligación que un país vulnerable al lavado de activos tiene con el resto de la humanidad.

El proyecto de devolver o no cobrar el IVA a los más pobres puede transformar cómo se entregan y controlan subsidios en el país. La tecnología existente trae transparencia y rendición de cuentas en la administración de los principales rubros de gasto. Los créditos de IVA falsos permiten evadir renta y robarse IVA; son $70 billones al año en créditos de IVA. Pocas cosas son más urgentes que reformar todo eso.

No se pierda: Una guerra en dos frentes

Rectificación

Rectificación al artículo de opinión titulado “Universidades Fachada”, publicado en la Revista Dinero – Publicaciones Semana del 13 de abril de 2018 escrito por el señor Juan Ricardo Ortega. Conforme a lo ordenado por el Juzgado Cuarto Penal Municipal de Montería, dentro del trámite de tutela adelantado por la Universidad del Sinú – Elías Bechara Zainúm, contra el columnista Juan Ricardo Ortega, de la Revista Dinero- Publicaciones Semana, me permito hacer las siguientes rectificaciones: Primero: Las cabezas de la Universidad del Sinú – Elías Bechara Zainúm, no tienen ningún vínculo en casos de desfalcos al sistema de salud con falsos pacientes de Sida y hemofilia. Segundo: que la Universidad del Sinú – Elías Bechara Zainúm NO ES una UNIVERSIDAD DE FACHADA, tiene reconocimiento del Ministerio de Educación Nacional y su oferta académica no ha sido cuestionada. Tercero: que conforme a las órdenes del fallo judicial de tutela aclaro que no tengo ningún medio probatorio o información fidedigna que permita establecer la relación de los directivos de la Universidad del Sinú – Elías Bechara Zainúm con algún caso de corrupción conocidos como los carteles de la hemofilia o del Sida. Que con fundamento en lo expuesto rectifico el contenido de mi columna publicada el 13 de abril de 2018 en la Revista Dinero y en lo pertinente a la Universidad del Sinú – Elías Bechara Zainúm.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.