Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/02/21 00:01

    La tormenta perfecta

    El pasado fue el peor año para los mercados de capitales desde la crisis de 2008 y el peor para las AFP desde 1993.

COMPARTIR

El envejecimiento de la población, los bajos rendimientos de los ahorros para la jubilación, el lento crecimiento de la economía, las oportunidades laborales menos estables, la insuficiente cobertura de las pensiones, el descenso de la natalidad en muchos países y el aumento de la automatización. Todo esos factores evidencian que en el frente pensional se asoma la tormenta perfecta.

Para algunos, como Swiss Re, los cálculos actuariales sugieren una creciente brecha entre el ahorro y las aspiraciones pensionales en el mundo que se amplía a una tasa de 5% anual. Eso querría decir que un sistema pensional que en 2019 sea deficitario en unos 30 años podría aumentar su desbalance en 450%. Eso sobre todo pone sobre la mesa que las finanzas públicas no tienen cómo sobrevivir al desahorro que les están generando los sistemas públicos de pensiones y que es imprescindible fomentar el ahorro privado de los hogares.

Este panorama tan penoso es susceptible de empeorar si el manejo económico no es serio y sostenible. ¡Qué complejidad en un mundo ávido de populismos, fórmulas ficticias y engañosas!

Le recomendamos: Falló la ley 100 del 93

Ese es el caso de Brasil, donde se pasó de un impresionante crecimiento y bonanza a su peor recesión en 30 años por cuenta de una economía Estado-dependiente. Anterior a la debacle económica se estimaba que la seguridad social entraría en déficit en 2037, pero tras el prolongado anémico mercado laboral y la caída del ingreso y del ahorro nacional, dicho déficit se anticipará a 2021. De no hacerse nada será inevitable su colapso. No muy diferente es el despertar de Nicaragua, otra economía Estado-dependiente. Allí ya no queda otro camino que reformular el cálculo de las pensiones generando una caída en su valor de entre 30% y 40%.

Esto no quiere decir que el tema sea solo de sesgo ideológico. Precisamente tras las crisis financieras, como se ha visto en Europa y Estados Unidos, ha venido un fuerte deterioro de las finanzas públicas y una mayor dependencia de las economías en el neo-keynesianismo que promueve al Estado como creciente agente económico en medio de un estancamiento secular.

Le puede interesar: Y de los recursos para la paz ¿qué?

Sin embargo, precisamente el tema pensional y de la seguridad social es tal vez el que mejor muestra que el Estado no todo lo puede. “Las dificultades financieras de los sistemas públicos de reparto han llevado a que en un lapso de 23 años 78 países aumentaran la tasa de cotización (ejemplo: Costa Rica, Francia, Noruega, Portugal, Rusia); 57 aumentaran la edad de retiro (ejemplo: Alemania, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Rusia); y 61 ajustaran la fórmula de los beneficios o disminuyeran de plano los beneficios (ejemplo: Argentina, Bélgica, Brasil, Italia, Japón)”, según el documento de estudio de la FIAP Reformas Paramétricas en los Programas de Pensiones Públicos de Reparto 1995 –2018 publicado en febrero.

Luego si la solución pasa porque se requiere un severo esfuerzo del ahorro privado, ello a su vez necesita que se aumente la flexibilidad de las inversiones. El Gobierno ya elevó el riesgo que deben asumir las personas menores a 45 años si son mujeres y 50 años si son hombres, pero se necesita con urgencia que sea también ampliando las alternativas de inversión, como se espera lo proponga la misión del mercado de capitales, y revisando elementos del régimen moderado.

Puede leer: Robar evadiendo impuestos

Algunas ideas son aumentar los límites de activos alternativos e incluir la posibilidad de invertir en fondos de cobertura extranjeros como lo está haciendo Suecia. También reglamentar la creación de hedge funds locales y facilitar que dicha industria local se desarrolle, así como promoviendo inversiones cuya vocación sean proyectos de infraestructura como lo está haciendo recientemente Uruguay. También el permitir las inversiones en deuda high yield internacional. Todo de cara a promover una mayor competencia en beneficio de ese ahorro privado. Hay que modificar el esquema de comisiones hacia uno mixto, basando un porcentaje sobre el saldo y otro sobre la rentabilidad generada como lo propone México.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.