Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/01/24 00:00

    Falló la ley 100 del 93

    Los supuestos sobre las tasas a las que iban a rentar los ahorros pensionales no se dieron.

COMPARTIR

A finales de 2018 se presentó en Chile el proyecto de ley para reformar el sistema de pensiones y cuyo objetivo es el de incrementar los ingresos de los pensionados. La creciente preocupación obedece a que el sistema de pensiones ya se encuentra otorgando jubilaciones por debajo de las expectativas de la población. Según señala la FIAP (Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones) en su boletín de enero de 2019, ”esto se debe principalmente a condiciones ajenas a la propia administración del sistema, como lo son los cambios demográficos (envejecimiento acelerado de la población), bajas en las tasas de interés mundiales, cambios en el mercado laboral (informalidad y automatización), sin que estos cambios hayan ido acompañados de ajustes en los parámetros básicos del sistema, particularmente, la edad de jubilación y la tasa de cotización”.

Lo que se desea reflejar es el hecho que cada vez más hay situaciones objetivas que dificultan que los trabajadores alcancen las tasas de ahorros que les permitan alcanzar una pensión adecuada.

Lea también: Crisis de identidad

En abril de 2018 Stefano Farné, director del Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social, Universidad Externado de Colombia, escribió en Razón Pública un artículo titulado Pensiones: no basta con reformar el régimen de Colpensiones. Allí el autor establecía que el problema sin importar si se hablaba del sistema de pensiones de ahorro individual o del sistema público de pensiones bajo el régimen de prima media era la rentabilidad. Concluía Farné que “los altos subsidios en el régimen de prima media de Colpensiones y las bajas pensiones en el régimen de ahorro individual con solidaridad son caras diferentes de un mismo fenómeno y son la consecuencia de una baja rentabilidad en los mercados financieros”. Para probar su punto usó un modelo de simulaciones donde si la tasa real a la que rentan las pensiones fuera 6% durante 25 años no habría subsidios para las pensiones elevadas en Colpensiones y se reconocerían tasas de reemplazo casi del doble de lo que hoy se hace en el ahorro individual.

Para Ferné “en Colombia la atención de los políticos y los comentaristas en medios de comunicación se ha concentrado en reducir las pensiones “excesivas” de Colpensiones, pero pocos hablan de mejorar las pensiones tan precarias que entrega el ahorro individual”. (El subrayado fuera de texto).

Le puede interesar: La dependencia minero-energética

Al centrar la discusión en la rentabilidad Ferné ha dado en el clavo. De ello se discute muy poco en Colombia y es allí donde radica el mayor desfase de la Ley 100 de 1993.

Precisamente el 2 de diciembre de 2017 el Banco Internacional de Pagos publicó su documento de trabajo 685 escrito por Claudio Borio, Piti Disyatat, Mikael Juselius y Phurichai Rungcharoenkitkul bajo el título: Why so low for so long? A long-term view of real interest rates.

El estudio evidencia como fenómeno mundial de los últimos 40 años la caída en las tasas de interés reales tanto de corto plazo como de largo plazo y documenta en forma precisa que se ha vuelto una obsesión en los más prestigiosos centros académicos internacionales y de los formadores de política pública. Prolongadas bajas tasas reales se habían observado, en los últimos 150 años, solo durante las guerras mundiales del siglo XX.

Si como se plantea desde al menos cuatro grandes líneas de investigación, por una buena parte de las mentes más brillantes en economía y finanzas de nuestro tiempo, el fenómeno de baja rentabilidad real es de tipo estructural; las reformas pensionales tendrán inexorablemente que venir acompañadas de ajustes en los parámetros básicos de los sistemas pensionales. Abiertamente se tendrá que hablar de la innegable necesidad de aumentar la edad (la parte que le toca al trabajador) y de las cotizaciones (la parte que le toca a los empleadores) para que se pueda construir un mayor ahorro que logre compensar las bajas rentabilidades y así generar pensiones más adecuadas.

Vea también: El pacto socioeconómico por el empleo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 600

PORTADA

Así ha sido la transformación digital a la colombiana

Cada vez más empresas cambian su forma de hacer negocios para sacarle provecho a la tecnología, pero el país aún sigue rezagado en los preparativos para la cuarta revolución industrial. Conozca algunos casos excepcionales que demuestran que Colombia sí ha evolucionado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.