Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/02/21 00:01

    El Plan de Desarrollo y sus contradicciones

    Resulta inconveniente que lo que serían las columnas vertebrales de los programas de gobierno no se concreten, y se pierdan o hundan en un mar de intereses difusos.

COMPARTIR

Según parece, la Ley del Plan del Desarrollo tiene tantos enemigos y cuestionamientos que tendrá tantos debates y tantas reformas como la Ley de Financiamiento.

Esto en buena parte es, por supuesto, por la falta de gobernabilidad buscada o derivada de la campaña agresiva de ‘nada de mermelada’, bajo la cual se presume que cualquier relación con los parlamentarios es equivalente a tratar con potenciales corruptos e implica participar en los ‘carruseles’ que han hastiado a la población.

Le recomendamos: ¿Podrá sobrevivir el dólar?

El Presidente enfatiza que el dialogar con los miembros de los Partidos –y en consecuencia con los miembros del Congreso- equivale a entregarse a algo como la principal fuente de corrupción. Creo que evidentemente es un error. Error político como se está viendo en la misma falta de ‘gobernabilidad’; error también en cuanto al trato o calificación que probablemente en forma injusta dirige a individuos que no necesariamente caen en los vicios que gratuitamente les atribuye.

La conveniencia política o simplemente en cuanto a consideraciones en las relaciones humanas de esta forma de tratamiento será motivo de diferentes evaluaciones, según varios puntos de vista.

Pero lo que sí es indiscutible es que es inconveniente que lo que suponen ser las columnas vertebrales de los programas de Gobierno no se logren concretar y se pierdan o hundan en un mar de intereses difusos.

Puede leer: El factor género en la historia económica

El principio del Gobierno se había caracterizado por la falta de un norte y un liderazgo que unificara la Nación hacia un propósito compartido. Lo que más se repetía es que eran más los ‘un paso para adelante y otro para atrás’ que la claridad de para dónde quería ir el Gobierno. Los malísimos resultados en las encuestas mostraban que ni los que lo eligieron estaban satisfechos con su orientación –a comenzar por el mismo Álvaro Uribe-, ni, por obvias razones, quienes se habían opuesto a sus programas.

Con la magnificación y focalización del ‘enemigo’ interno en cabeza del ELN y externo en cabeza de Maduro, se logró encontrar un punto de convergencia que ha hecho olvidar lo entrabada que está la gestión gubernamental. Es como si con la posibilidad de justificar una ‘segunda seguridad democrática’ se subsanara tal problema.

Pero lo que aparece como solución para mejorar en las encuestas es al mismo tiempo lo que oculta la forma bastante caótica en que también se tramita lo que supone ser la columna vertebral de lo que el Gobierno promete gestionar.

Lea también: Lo que no se debate sobre la Ley de Financiamiento

Hay contradicción entre un Plan a 4 años con una Ley de Financiamiento, que se diseñó para solo un año, y un consenso que predice problemas para los años siguientes. Contradicción entre designar una Comisión de Sabios y los recursos (2%) que se propone asignar a ‘ciencia y tecnología’.

Las contradicciones que aparecen con la presentación de la Ley de Plan de Desarrollo agravan aún más el desconcierto que existe. Pero sobre todo si inicialmente era difícil saber hacia dónde iba el Gobierno; y si la política de ‘no ensuciarse negociando con el Congreso’ había dificultado saber qué deberíamos esperar en este cuatrienio, la contradicción de pretender pasar leyes por un Congreso al cual se trata como símbolo de la corrupción y se declara que cualquier contacto con los parlamentarios es caer en la ‘mermelada’ termina en que se pierde la posibilidad de implementar un proyecto mínimamente coherente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.