| 10/11/2018 12:01:00 AM

Las tendencias que dominarán la agricultura en el futuro

Llegan al campo las tecnologías emergentes para optimizar variables que van desde predicción del clima hasta el uso de la tierra. Conectividad y costos, los dos grandes retos.

Casi 821 millones de personas en el mundo se van a dormir diariamente con hambre y en estado de desnutrición, indican las cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés).

Se prevé que hacia 2050 se tendrán que alimentar 9.700 millones de bocas, casi 2.500 millones más de las que había en 2017. De ahí parte, con urgencia, que uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia 2030 sea asegurar el acceso de todas las personas a una alimentación sana, nutritiva y suficiente.

En medio de todo, el número de desastres climáticos extremos se ha duplicado desde 1990 y la movilidad de los jóvenes del campo a las grandes ciudades es otra de las preocupaciones. Pero un creciente mercado promete mitigar riesgos; el de la agricultura de precisión, que para este año se estima en US$5.900 millones a nivel global y se espera que incremente a US$9.500 millones para 2023, según Statista.

Este segmento es el que define una agricultura basada en información y tecnología para optimizar la productividad, rentabilidad, sostenibilidad y protección de los recursos.

“Hace tres décadas no había disponible todo lo que hay ahora. Aunque la producción de comida no solo es sobre tecnología, es también un asunto natural, social y químico. Tenemos que reducir los desechos alimentarios y concientizar sobre la tecnología moderna”, explica el científico Arthur Mol, vicepresidente de la universidad Wageningen, en Holanda.

Sin embargo, los agricultores se enfrentan a dos grandes problemas: la falta de conectividad a la red en zonas rurales y lo costoso que puede llegar a ser la tecnología más sofisticada.

Le puede interesar: Colombia ya exporta mucho más que café y petróleo

Para Michael Stern, jefe global de la división de agricultura digital de Bayer Crop Science, la falta de acceso a internet de banda ancha es un impedimento importante, pero no imposible.

Plantea que hasta en Estados Unidos hay áreas sin conexión, por lo que es un desafío que debe resolverse con inversión en infraestructura. En cuanto a los elevados costos, considera que, a la medida que se vaya avanzando, se verán disminuciones.

“Es impresionante ver como en la India pequeños agricultores superan estas barreras. Desde sus teléfonos acceden a información económica que les ayuda a entender el mercado y a tomar mejores decisiones sobre sus cultivos”, le dijo Stern a Dinero.

En Colombia hay varias iniciativas en ese sentido. Con sensores en medio de los cultivos, la compañía colombiana Identidad IoT diseñó una plataforma que permite recoger información por medio del internet de las cosas (IoT, por su sigla en inglés), los índices del medio ambiente, de los ciclos climáticos y con esto poder tomar decisiones para entender lo que ocurre alrededor.

“Estamos recogiendo la información de los cultivos, procesándola para tener información clara y disruptiva para toda la cadena. Esto se complementa con sistemas automáticos de riego y fumigación”, aseguró Andrés Sánchez, fundador de Identidad IoT.

Le sugerimos: ¿Qué está pasando con las abejas en Colombia?

En etapa más temprana se encuentra Frubana, una startup que desde su plataforma conecta a los agricultores directamente con restaurantes. Con tan solo tres meses de operación ya provee a más de 400 restaurantes.

“Consiste en optimizar la cadena de suministro para reducir costos para el comprador y pagarle un precio superior al agricultor. Todo surgió porque mi papá siembra limón, mango y papaya, pero cuando el producto llega al consumidor final se triplica", puntualiza Fabián Gómez, cofundador de Frubana.

5 tendencias que predominarán en la agricultura

1. La agricultura inteligente es la que usa la predicción analítica a partir de la recolección de datos que permitan tomar decisiones. Con un histórico de datos se podrían calcular comportamientos futuros del clima.

2 La inteligencia artificial habilita muchas opciones para implementar en el campo, lo que incluye avanzados drones autónomos capaces de hacer maniobras en el monitoreo, los sistemas de riego, de fumigación y en la aplicación de químicos.Daniel Koppel,CEO de la startup estadounidense Prospera, cree que la agricultura es un escenario idóneo para esta tecnología. “Tenemos que ir creando sistemas en entornos complejos. Luego de reunir todos los datos en el proceso de digitalización, la inteligencia artificial permite tener una máquina capaz de dar respuestas automáticas. Un sistema reacciona de manera automática apenas se detecte una plaga”, comentó.

3 El internet de las cosas, por medio de sensores, facilita varios procesos. Entre otros, la gestión de información y la conexión de funciones automáticas en medio de los cultivos. Un chip en una planta podría recolectar todo tipo de información y transmitirla en tiempo real a un supermercado. Un canal de riego podría informar cuando los invernaderos no se han regado correctamente y actuar de inmediato.

4. Con la biotecnología, avanzan los desarrollos de la edición genética de los cultivos (Crispr, por sus siglas en inglés). Aunque todavía se discuten sus usos, esto derivaría en mejores cultivos y menos enfermedades. “Se trata de que el Crispr sea un beneficio para todos los seres humanos.Ya existen muchos genotipos de tomates con algunos genes modificados, hemos podido cortar algunas conexiones que llevaban a que el producto no fuera exactamente al que se quería”, señala Tom Adams, de la compañía norteamericana Pairwise.

5. Nuevos espacios facilitan el planteamiento de ‘fórmulas’ para usar menor cantidad de agua, nutrición y energía posible en los cultivos. Invernaderos autónomos, cultivos verticales en las ciudades y agricultura acuática son algunas de las rutas que se están explorando.

Le puede interesar: Las ambiciones de la agricultura espacial reveladas por un genio de la Nasa

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.