Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/14/2019 7:01:00 AM

7 razones para ser optimistas

McKinsey & Company publicó un libro en el que 44 personalidades plantean sus ideas sobre cómo hacer una Colombia mejor. Aquí, algunas propuestas.

Al cumplir 25 años en el país, la consultora McKinsey & Company decidió celebrar por todo lo alto. Y para hacerlo decidió publicar un libro en el que personalidades de varias áreas (empresarios, artistas, deportistas) reimaginaran el país e hicieran propuestas sobre cómo conseguir una Colombia mejor.

En total, 44 plumas se le midieron a la tarea de mirar en prospectiva y encontrar argumentos para el optimismo. Esta propuesta, que McKinsey también ha desarrollado en Japón, India, Sudáfrica y Argentina, llega cuando el país vive un ambiente de incertidumbre y desesperanza.

Andrés. Socio Senior de McKinsey en Colombia. McKinsey cumple 25 años en Colombia con 150 consultores y 10 socios.

Andrés Cadena, socio senior de la firma en el país, explica que el libro se ajusta a la misión de McKinsey de mirar el largo plazo y de hacer un aportes al desarrollo local. “En este momento Colombia tiene una situación relativamente buena frente a la región y se necesita ver el futuro de forma promisoria y no pensar siempre en negativo”, insiste. Admite que hay grandes desafíos por resolver, pero también motivos para confiar en que las cosas van a mejorar.

Entre los empresarios que participaron están los presidentes de Ecopetrol, Felipe Bayón; de Colombina, César Caicedo; de Publicaciones Semana, María López, y del Grupo Santo Domingo, Alejandro Santo Domingo. De los artistas se destacan Juanes y Carlos Vives y entre los deportistas Mario Alberto Yepes y Sofía Gómez.

Reimaginando a Colombia, visiones del país que podemos construir resalta los avances que ha logrado la Nación en los últimos años (mayor cobertura en educación, salud y menos personas en la pobreza, por mencionar algunos). Todo ello para evidenciar que sí es posible el cambio y que solo se necesita generar confianza.

Además, destaca que la llamada cuarta revolución industrial representa una oportunidad para que el país se inserte en las cadenas de valor globales y salte hacia el desarrollo. “No podemos seguir dando pasitos, sino correr. No podemos dejar que esta vez nos quedemos rezagados, como nos ocurrió con la pasada revolución industrial”, subraya Cadena. Estas son algunas de las propuestas más destacadas que recoge el libro.

1. La ventaja de la resiliencia. Carlos Gutiérrez, secretario de Comercio de Estados Unidos durante la negociación del TLC y con 35 años de conocer al país, dice que Colombia tiene ventajas competitivas, como la diversidad de su gente, su riqueza cultural y su resiliencia. Propone desarrollar el potencial del petróleo con prioridad a las empresas que traen la última tecnología sostenible. Igualmente sugiere promover la agricultura y el turismo e imitar la transformación tecnológica de Medellín en el resto del país.

2. Negociar con oriente. Haisong Tang, socio fundador de SpringHill Partners, recomienda reducir la dependencia económica de Estados Unidos y apostar por países asiáticos como China, Vietnam, Corea, India e Indonesia. Asegura que Colombia es la tierra de la imaginación y que debe usarla para convertirse en puente entre Sudamérica y Asia. Puede hacerlo al atraer inversión de esa parte del mundo para tecnificar la industria manufacturera. Sugiere que el Gobierno cree un fondo de tecnología con un capital de US$1.000 millones, que invierta en tecnologías innovadoras dentro y fuera del país.

3. Un nuevo contrato social. El exdirector de la Dian, Juan Ricardo Ortega, sostiene que el país debe aprovechar la coyuntura actual, en la que ha demostrado la posibilidad de superar conflictos aparentemente insolubles, para crear un nuevo contrato social que saque a Colombia de la polarización. Es decir, buscar puntos en los que haya consenso para trabajar en ellos. Estos son: educación, perdón con reparación, un sistema judicial resiliente y con mejores mecanismos de control y, finalmente, separar la política de la gestión de lo público. Pone el caso de los alemanes, que tras la guerra no se quedaron culpando a los nazis, sino que los perdonaron y reconstruyeron un nuevo país.

4. Otra forma de hacer empresa. José Alejandro Cortés, presidente por más de 40 años del Grupo Bolívar, considera que las empresas deben desarrollar una cultura corporativa basada en valores como honestidad, respeto, disciplina y justicia. Estos valores también deben impregnar la educación. Insiste en que las empresas modernas deben tener en cuenta el medioambiente y la sociedad. Explica que no deben crecer las grandes firmas y fortunas mientras la gente muere de hambre o se destruye el planeta. También recomienda dignificar a los trabajadores, independientemente de los cargos que ocupen en las empresas.

5. Doblar el PIB per cápita. Simón Borrero, CEO y cofundador de Rappi, considera un peligro que el país se acostumbre a ser pobre. A partir de su experiencia, se pregunta cómo hacer para que Colombia funcione más como una startup y menos como una organización burocrática y lenta. Sugiere aplicar tres claves: 1. Adoptar la mentalidad correcta (creérsela y obsesionarse con el crecimiento). 2. Articular la estrategia de crecimiento (medir a los gobernantes por la riqueza que generen) y 3. Aprovechar las tendencias mundiales para lograr saltos de crecimiento (atraer inversión).

6. Un nuevo enfoque educativo. Felipe Child, socio de McKinsey, explica con un caso imaginario el nuevo enfoque que se le debe dar a la educación como base del progreso. Se trata de tres niños que estudian en escuelas públicas en China, el estado brasileño de Mina Gerais y en Colombia. El niño chino del ejemplo avanza más en su formación, le sigue el brasileño, pues Minas Gerais ha logrado mejorar su sistema educativo en pocos años, y el colombiano anda rezagado. Child propone enfocarse en mejorar la calidad de los docentes.

7. La cultura como punto de encuentro. Carlos Vives está convencido de que uno de los problemas del país está en subvalorarse y no reconocer en la cultura un punto de encuentro que saca lo mejor de la colombianidad. ¿Qué futuro hay para un país, si el éxito es huir de él?, se pregunta Vives y asegura que el sueño americano también está acá, en las riquezas del país.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.