| 8/2/2018 12:01:00 AM

¿Por qué es tan costosa la comida en el cine?

¿Por qué es tan costosa la comida en las salas de cine? Cine Colombia, Cinemark y Royal Films explican el modelo de negocio de su servicio de confitería.

Una de las preguntas que más se hacen las personas al ir a cine es ¿por qué la comida es tan costosa, cuando por fuera de los teatros los precios de los mismos alimentos están al alcance de cualquier bolsillo?.

El debate ha girado en torno a varias hipótesis que responden a esta interrogante. Tim Harford, en su libro El Economista Camuflado, sugiere que esos precios están atados a lo que podría llamarse ‘una ley de oferta y demanda’, ya que un consumidor al no poder encontrar más opciones para comprar alimentos para ver una película hace que el costo final de estos productos sea más alto. Sin embargo, surge otra duda: si el negocio de los cines es proyectar películas de estreno ¿por qué son menos costosas las entradas que la comida?

La Universidad de Stanford en un estudio reveló que, si se elevan los precios de las boletas, la industria perdería el ‘atractivo’ y bajarían las ventas.

Todo apunta, entonces, a que es preferible generar mayores ingresos por el lado de la confitería y otro tipo de comidas que por las entradas. Aunque es claro que muchos han optado por resistirse a comprar dichos alimentos o, incluso, adquirirlos en otros lugares y ‘esconderlos’ en sus maletas o bolsos.

Le puede interesar: Cine: La nueva y próspera industria colombiana

Algunas de las empresas que se dedican a esta industria concuerdan en que, más que comercializar comida, lo que realmente ofrecen es calidad, elemento que representa mayores costos por temas de inocuidad y procesos que elevan el precio final.

Por un lado, Miriam Sierra, gerente de comidas de Cine Colombia, sostiene que el elevado precio de los productos comestibles radica en la compleja infraestructura que la compañía implementó para su preparación, además del servicio y los insumos que utilizan.

“Nosotros usamos los mejores productos para nuestros clientes y apoyamos la industria nacional. Sin embargo, si vemos que en otro país se producen insumos con una calidad que se ajusta más a nuestros estándares debemos importarlos”, resaltó Sierra, ya que el maíz que se usa en Cine Colombia es traído de Estados Unidos, así como 70% del caramelo, pues el otro 30% es colombiano. Hoy, 48,9 de los ingresos de la compañía corresponde al rubro de comidas que incluye: confiterías, Juan Valdez, barras de sushi, heladería, tiendas de dulces, cine pop, máquinas de juego y Cabaña Alpina, lo que representó $119.433 millones en ventas durante el primer semestre de 2018.

De otro lado está Cinemark, que busca diversificar la oferta con productos diferentes a las tradicionales crispetas y gaseosas. Su gerente general, Pablo Umaña, asegura que 2017 fue un año en el que crecieron, tanto en la taquilla como en confitería.

“Cerramos 2017 en $193.000 millones. En 2018, por las condiciones económicas, no esperamos crecer, pero sí mantenernos como el año anterior. Y no es solo Cinemark, sino la industria en general”, apunta Umaña.

Según el empresario, no es posible llevar comida de otros lugares al cine, por la misma razón que no se puede hacerlo en un bar o restaurante. Agrega que los consumidores, luego de adquirir sus entradas, no están obligados a comprar otros productos si los consideran muy costosos. Aclaró que sí hay un diferencial de precios frente a los supermercados, porque la oferta se da en un establecimiento puntual, exclusivamente para ver las películas que proyectan allí y no se ofrece otro tipo de opciones.

Y, finalmente, está Royal Films, que no tuvo una baja en el valor promedio de consumo de los espectadores pese a la contracción económica, pero sí enfrentó una disminución en las taquillas. Habib Osman, gerente financiero de la compañía, resalta que en 2017 –en solo comidas– facturó alrededor de $55.000 millones y espera culminar esta vigencia en $60.000 millones. Osman comenta que para sus confiterías utilizan insumos colombianos, ya que buscan incentivar la producción nacional.

Le sugerimos: Cine vs. Netflix

“En el tema de comidas, Royal siempre ha sido más económico que la competencia. Pero, si uno ve el negocio solamente en sacar las cuentas de cuánto cuesta un maíz en el supermercado y cuánto en la caja, pues, lógicamente, lo ven más alto”, subrayó Osaman. Ratificó que los costos de operaciones de un cine son muy altos y se ven reflejados en los precios de los alimentos en venta para equilibrar cargas financieras.

Si bien es cierto que la comida en un supermercado es más económica que en un restaurante o que en un cine, pues no están incluidos los gastos de preparación, servicio a la mesa o la infraestructura necesaria de almacenamiento y cocción, también es un hecho que los espectadores de cine van principalmente por la película y ven la comida como un gasto extra. No obstante, lo que deben entender –según explican estas cadenas– es que la venta de comida a precios por encima del mercado es una estrategia para financiar los precios de las entradas de cada película. Un debate sin final feliz para los consumidores.

Mejores tiempos

Cine Colombia, Cinemark y Royal Films coinciden en que 2017 y el inicio de este año no han sido los mejores para la industria. Algunas creen que no alcanzarán a cumplir la meta de ventas, otras –aunque no verán un crecimiento– calculan por lo menos mantener el ritmo del año anterior. Pero sus previsiones mejoran para 2019, pues estiman un mejor desempeño de la economía, lo que se traduciría en un repunte de las ventas y del negocio.

Le puede interesar: Los 20 actores que más dinero han ganado en Hollywood

VIDEOS MÁS VISTOS

  • La colcha de retazos de la Ley de Financiamiento

    close
  • Empresarios en Bogotá dan un paso más para nuevas oportunidades

    close
  • Empresarios de Santander abren sus puertas para una oportunidad

    close
  • ¿Cuál es el liderazgo que necesita Colombia?

    close
  • ¿Por qué genera debate la propuesta del IVA de Duque?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 555

PORTADA

Los mejores colegios de Colombia en 2018

Estudiantes de unos 13.000 colegios presentaron las Pruebas Saber 11 este año. Sus resultados son la base del ranking anual de Dinero, que en la presente edición destaca aquellas instituciones con los puntajes más altos en matemáticas e inglés.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.