| 8/17/2017 12:00:00 AM

Tras negocio de El Bucanero, Cargill busca continuar con un agresivo crecimiento

Colombia será pieza clave en los objetivos de desarrollo de la multinacional Cargill. La compra de El Bucanero es la primera gran inversión de la compañía, no solo en el país sino en la región. Estos son sus planes.

Los planes de la multinacional estadounidense Cargill en Colombia no paran. Luego de abandonar posibles proyectos en la altillanura, ahora se enfoca en fortalecer sus negocios de importación de granos, producción de premezclas para alimentos balanceados y el de proteína, en el que incursionó hace un par de meses con la compra de El Bucanero.

Cargill –que inició operaciones en Colombia en 1966– también ha desarrollado actividades como la comercialización de café y cacao y producción de fertilizantes, en las cuales ya no tiene presencia. Ahora adicionará a su portafolio un proyecto destinado al acopio y exportación de aceite de palma a través de una alianza con la Fundación Solidaridad y Biocosta.

Le recomendamos leer: Ecopetrol constituye nueva subsidiaria en México

Si bien estas actividades resultan trascendentales para la empresa, el negocio de proteína es su gran apuesta; pues, por un lado, quieren convertirse en líderes del mercado en corto tiempo y para ello cuentan con recursos hasta de US$500 millones y, por otro, el mercado local será la plataforma de consolidación de este negocio en la región.

Cargill, una de las empresas privadas más grandes del mundo, tiene previsto extender su operación en Latinoamérica y para ello evalúa mercados como México, Panamá, Perú, Chile y Argentina. También está redefiniendo a nivel mundial la estrategia para el negocio de proteína, con la idea de ir por crecimientos más agresivos, teniendo en cuenta el tema de precio, salud y religión.

Le puede interesar: Gremio de agricultores expresa “gran preocupación” por la difícil situación del sector arrocero

Si bien la proteína no es el negocio más grande de la multinacional, pues solo representa alrededor de 5% de sus ingresos, que al cierre del año fiscal, que terminó en mayo, sumaron US$3.000 millones, sí es una de las mayores apuestas de la firma y por ello Colombia pasará a jugar un papel clave en el proceso, pues en poco tiempo debe ser el mercado más grande en esta actividad.

La compra de El Bucanero se convirtió en la primera gran inversión de Cargill en Colombia, una movida estratégica que le ayudará a la multinacional, que tiene presencia a lo largo de la cadena alimentaria con la comercialización de granos, productos de nutrición animal, proteína, alimentos y energía, a atraer más negocios al mercado local.

Es tan importante la operación en el país, que su CEO, David W. MacLennan, vendrá en diciembre para reunirse con el presidente Santos.

Le puede interesar: ¿Cuánto dinero movieron las fusiones en el último trimestre de 2016?

Xavier Vargas, presidente de Cargill Proteína Latinoamérica, señala que el desempeño de la economía, la masa crítica que tiene el país y las posibilidades de crecimiento fueron los factores que motivaron a la firma estadounidense a tomar la decisión.

Foto: Xavier Vargas, presidente de Cargill Proteína Latinoamérica.

Si bien Vargas considera que la industria avícola no atraviesa por un buen momento, debido a que hay un gran desbalance entre la industria y la demanda, además de ser una actividad muy fragmentada –más de 100 jugadores en el sector–, las perspectivas son interesantes.

“Una industria desarrollada normalmente tiene unos cinco jugadores importantes, porque se requiere de mucho volumen y de gran eficiencia y, si no se cuenta con uno de estos dos aspectos, entonces es muy difícil sobrevivir”, dice Xavier Vargas.

Mayor eficiencia

Explica que este es un negocio de márgenes muy bajos, por lo que se debe trabajar con grandes volúmenes y ser eficiente, y ahí es donde juega un papel determinante la inversión en tecnología.

“En Colombia queremos colaborar con el desarrollo y consolidación de la industria, en lo cual el país ya ha empezado a dar pasos con grandes jugadores de nutrición animal que se han integrado verticalmente, como es el caso de Bios”, manifiesta.

El Bucanero tiene 10% del mercado, pero el consumo de pollo es muy bajo, con 32 kilos per cápita, frente a otros mercados como Perú, en donde el dato es de 45 kilos al año; esto fortalece las posibilidades de crecimiento.

Uno de los temas que le llamó la atención a Cargill de El Bucanero fue no solo su filosofía y tradición en el mercado, así como el posicionamiento de la marca, sino el constante crecimiento por encima de dos dígitos, muy superior a la industria y al consumo.

Ahora la meta de Cargill se centra en continuar con un agresivo crecimiento que, para este año, esperan se sitúe entre 15% y 20%, con un manejo orgánico, pero sin descartar más adquisiciones. Vargas reconoce que están abiertos a cualquier oportunidad de inversión que se pueda presentar, pero señala que en este momento no hay una conversación formal en torno a nuevas compras.

En los planes está ampliar la capacidad de la planta actual, lograr eficiencias con nuevas tecnologías, reforzar el posicionamiento de la marca y trabajar en temas de seguridad de los colaboradores con equipos de protección.

Cargill encuentra en Colombia un aliado estratégico en sus planes de crecimiento y de desarrollo y consolidación de la industria avícola en el país. Vargas asegura que uno de los aspectos que resultan relevantes para su operación es que las leyes sean iguales para todos y que se busquen alternativas para incentivar el consumo de esta proteína.

Necesidades locales

Por ahora, el producto continuará comercializándose en el mercado local, pero no se descarta que a futuro se lleven algunas partes del pollo a otros mercados. Actualmente, solo 13% del pollo que se consume a nivel mundial es exportado, 87% es consumo doméstico. Este comportamiento se explica porque es la proteína de menor costo, entonces en muchas oportunidades los temas de logística y transporte no hacen atractivas las exportaciones, pues no resultan viables. Cargill es una de las compañías privadas (es decir, que no tiene presencia en el mercado de valores) más grandes del mundo.

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación