| 9/13/2018 12:01:00 AM

Empresas de salud que se la juegan con la innovación en el Valle

La cadena de bienes y servicios clínicos y médicos del Valle trabaja en su fortalecimiento y sostenibilidad a partir de la innovación y el desarrollo. Así lo hace.

El Valle, que hace unos años era reconocido como uno de los lugares favoritos para la práctica de cirugías estéticas no solo para pacientes nacionales sino extranjeros, hoy le da un vuelco a su estrategia y se enfrenta a nuevos retos que están llevando a toda la cadena de la salud a brindar servicios con valor agregado, como la atención de enfermedades de alta complejidad.

Desde la Cámara de Comercio de Cali (CCC) se inició un proceso que hoy involucra a más de 10 empresas del sector, con el fin de garantizar la sostenibilidad de la cadena, que está conformada por compañías relacionadas con la producción de bienes y prestación de servicios clínicos y médicos especializados.

A través de la Iniciativa Clúster de Excelencia Clínica, que cuenta con 459 empresas, que al cierre del año pasado registraron ingresos por más de $11 billones, el Valle se proyecta como uno de los grandes jugadores en salud.

En Cali están dos de las mejores clínicas no solo del país, sino de la región. Según el último ranking de los mejores hospitales y clínicas de América Latina, de la revista América Economía, la Fundación Valle del Lili se ubica tercera; mientras el Centro Médico Imbanaco ocupa la posición número 11.

El año pasado, con el apoyo de la CCC se conformó un comité que se encargó de definir un esquema de gobernanza con el fin de avanzar en un plan de acción para fortalecer al sector.

El comité –a través de mesas de trabajo que se centran en tres aspectos fundamentales: el desarrollo de negocios basados en conocimiento y especialización, un ecosistema de innovación clínica y el acceso a mercados internacionales– busca que el sector migre hacia mayores niveles de competitividad con el fin no solo de atender las necesidades de los pacientes colombianos, sino también los que llegan del exterior.

Buena parte del trabajo que realizan las partes se centra en fortalecer la agenda de investigación y desarrollo, enfocados en la innovación, un aspecto en el que se espera que cada día los diferentes eslabones de la cadena se vayan involucrando, dice Johanna Padilla, jefe de la Plataforma Clúster de la Cámara.

Lea también: Valle del Cauca desarrolla bioenergía para la agroindustria

Miguel Ortíz, coordinador de la mesa del ecosistema de innovación de la CCC, manifiesta que el objetivo es trabajar en un modelo en el cual las instituciones y diversos actores de la cadena creen valor y puedan monetizar lo que hacen en materia de innovación.

Esto a través de la creación de redes que permitan generar conocimiento y una de las formas es acortando la brecha entre universidades y clínicas y hospitales, pues esta puede ser una relación “gana-gana”.

En el clúster se priorizan actividades que van más allá de las necesidades que los empresarios tienen en el día a día. Se trabaja en una agenda de proyectos que los lleva a pensar en retos para los próximos 10 años. Tienen una agenda de desarrollo de negocios basada en innovación y conocimiento y que apunta a la internacionalización de los servicios; un tema en el que esta región del país es importante jugadora.

Es tan relevante este sector no solo para la economía de la región, sino del país, que Esteban Piedrahíta, presidente de la CCC, dice que le van a presentar un proyecto a la gobernadora Dilian Francisca Toro, con el fin de poder hacer uso de recursos de regalías para sofisticar y potenciar esta cadena.

Ante este panorama, las empresas e instituciones prestadoras de servicios de salud del Valle y, en particular de Cali, no quieren ser inferiores a los retos que les impone el mercado y, por ello, no han ahorrado esfuerzos para hacer frente a la creciente demanda de servicios.

Tecnología e infraestructura

La Fundación Valle del Lili, por ejemplo, ha realizado inversiones por cerca de $96.000 millones dirigidos a tecnología y desarrollos informáticos, compra de equipo médico asistencial y proyectos de infraestructura, entre otros.

Marcela Granados, subdirectora general de la Fundación, precisa que el Ebitda generado el año pasado por $107.021 millones, le permitirá a la institución cumplir con el plan de inversiones propuesto para este año, que incluye el inicio de una nueva torre de hospitalización.

Le puede interesar: Multinacionales que siguen invirtiendo en el Valle del Cauca en 2018

Sin embargo, la inversión de recursos no es en lo único en lo que ha trabajado la entidad; el director del Centro de Investigaciones Clínicas de la Fundación, Fernando Rosso, dice que han logrado posicionarse como un centro de referencia de alta tecnología en materia asistencial.

Recientemente estableció una alianza con la Universidad Icesi, con la que tiene más de 17 programas de primera y segunda especialidad. “Colombia necesita más formación en primeras y segundas especialidades, pues tiene un número aceptable de escuelas de medicina, pero hay pocos sitios en donde puedan formarse los especialistas”.

El año pasado obtuvo la certificación de hospital universitario, otorgada por los Ministerios de Salud y de Educación. Solo hay 7 en Colombia y es la primera en el Suroccidente. Hoy tienen más de 11 líneas de investigación y han publicado más de 100 artículos en revistas internacionales.

Actualmente, 25% de los trasplantes de todo el país se realizan en esta institución. Aquí se hacen procedimientos de médula ósea, corazón riñón, páncreas e hígado, etc.

Además de atender a pacientes de todo tipo, pues su misión se enfoca en la integralidad del bien social, esta clínica también atiende pacientes extranjeros provenientes principalmente de Panamá, las Islas del Caribe y Centroamérica; a la vez que recibe médicos que requieren entrenamiento.

Turismo médico

Una de las empresas que más experiencia tiene en traer pacientes del exterior es Coomeva, que recién puso en funcionamiento Abauti, una plataforma de comercio electrónico dirigida a este fin. Esta compañía ha traído de otros países cerca de 20.000 pacientes en los últimos 10 años, que vienen para realizarse tratamientos médicos de alta complejidad.

Mauricio Castillo, director de Estrategia y Negocios Internacionales de la compañía, explica que a través de Abauti, que entró en funcionamiento en noviembre del año pasado, el paciente puede acceder a todo tipo de servicios, pues tiene a disposición todas las especialidades médicas disponibles en el país, además del tema logístico. Puede seleccionar y pagar a través de la plataforma.

Le recomendamos: Sigue en aumento turismo extranjero en Colombia a julio de 2018

El turismo médico representa 20% de los negocios de medicina prepagada de Coomeva y 15% de la utilidad. Si bien Abauti, aún no ha sido medido, sus directivas esperan que los resultados sean positivos, dado el valor agregado que brinda. Hoy 28 especialistas se encargan de atender las necesidades que tienen los usuarios a través de la plataforma.

La Clínica de Occidente hace lo propio. María Cecilia Aponte, directora de la Oficina Internacional de esta institución, asegura que esta unidad de negocio internacional es la más joven del país. Se creó hace dos años y tres meses y su apuesta es hacer sentir al paciente lo más cercano posible a su casa.

Doce personas se encargan de brindar acompañamiento permanente a los pacientes que llegan del exterior y que, en su mayoría, son oncológicos y con enfermedades cardiovasculares. El primer paciente fue jamaiquino y llegó en agosto de 2016 y desde allí, esta unidad de servicio no ha parado de trabajar. Solo en lo corrido del presente año han recibido 525 pacientes.

Son tan demandados los servicios de la clínica por parte de los extranjeros, que para este año el presupuesto era obtener $2.300 millones; sin embargo, en los primeros tres meses ya había facturado el primer millón de dólares. En este momento, la unidad ha facturado $9.850 millones y espera cerrar el año con $14.000 millones, con una rentabilidad bruta de 32%.

Pero Aponte tiene claro que más allá de las cifras está la atención con el corazón y el compromiso es ayudar a mejorar las condiciones de los pacientes. Esta filosofía y el trabajo logrado con cada usuario les permitió convertirse en los primeros en el país y en la región en recibir la certificación Excellence in Medical Tourism, otorgada por Temos Accreditation, de Alemania.

La mayor parte de los pacientes atendidos proviene del Caribe, especialmente de San Martín, pero también de Aruba, Curazao, Panamá y Estados Unidos. La Clínica construirá una nueva torre para poder brindar un mejor servicio a los pacientes. La idea es crecer no solo en infraestructura sino en patologías.

Un servicio seguro

El Centro Médico Imbanaco, por su parte, inauguró en 2016 una sede con un alto nivel tecnológico, en la que se realizaron inversiones por más de $460.000 millones y que tiene capacidad para atender a cerca de un millón de pacientes al año. Solo en laboratorio atienden unas 500.000 personas.

Esta entidad tiene acreditación “sello dorado” en calidad de atención en salud, comenta Raúl Erazo, asesor de gerencia de la institución. La acreditación internacional le fue conferida por la Joint Commission International (JCI), por cumplir con 99,6% de los estándares exigidos a nivel mundial.

La clínica presta servicios de mediana y alta complejidad, como trasplantes de médula ósea para niños con leucemia y tumores cerebrales. “Es el único sitio en la región en donde los tumores se operan sin abrir el cráneo. A 92% de los pacientes que se ha operado se les ha extraído la totalidad del tumor, mientras que en la forma convencional solo a 51% se le extrae todo el tumor”, dice Erazo.

Esto se logra, además, con los especialistas que son determinantes en el proceso a las inversiones realizadas en materia de tecnología. Solo en la sala para tumores cerebrales las inversiones son del orden de US$4 millones. Imbanaco ha obtenido cinco premios al hospital más seguro del país, lo que sustenta por qué las tasas de mortalidad intrahospitalaria son de 1%.

Esta institución atiende pacientes de Europa, Estados Unidos, América Latina y Caribe.

La Clínica de Oftalmología hace lo propio; pues la investigación y el desarrollo son aspectos clave para la prestación de sus servicios. Cuenta con un laboratorio experimental virtual en donde los estudiantes de oftalmología de los últimos semestres pueden hacer sus prácticas. Tiene un ojo robótico que simula todas las capas del ojo y puede simular diferentes tipos de cirugías hasta que el practicante esté listo para acompañar una cirugía real.

Cuenta con la única biblioteca oftalmológica del país y, por ello, ha realizado convenios con universidades para que los estudiantes puedan ir a investigar.

Tiene un departamento del paciente internacional, razón que los motivó a buscar la acreditación internacional para atraer pacientes del Caribe, especialmente de las Islas de San Martín. Esto lo haría la clínica directamente con un broker. En este momento los pacientes que traen lo hacen con Coomeva.

La innovación hace parte del plan estratégico de la compañía, lo que la ha convertido en referente en esta especialidad. Ahora tiene como objetivo montar el primer observatorio oftalmológico del país, lo cual se podrá lograr con la unión de instituciones similares a la clínica.

Le sugerimos: Iván Duque buscará refinanciación de deudas de la salud

De igual forma, está en un proyecto de construir una central de mezclas para producir su propio suero autólogo –especial para oftalmología–. Es parte del desarrollo que necesita la clínica para ser más integral. “Hicimos una alianza con el Banco de Ojos para producir suero autólogo y fórmulas magistrales”, precisa el gerente de la clínica, Diego López.

La iniciativa tiene un costo de $750 millones. El Sena les otorgó $200 millones, el Banco de Ojos realizará un aporte y la clínica sumará otra parte.

La política es clara: elevar la calidad de los servicios, sustentada en desarrollo e innovación, un plan para el que los empresarios han aunado esfuerzos con miras a los pacientes locales y extranjeros.

Retos

Los retos en el plan de sostenibilidad y crecimiento no son menores. Uno de ellos es continuar asegurando la calidad de los servicios, potenciando el bilingüismo, no solo a nivel médico sino en toda la cadena logística para que los pacientes reciban la atención adecuada. A esto se suma el tema de seguridad del país, que es clave para que los pacientes del exterior quieran venir.

Es importante trabajar en una serie de programas orientados a elevar el nivel de la calidad de las clínicas incluyendo no solo las privadas, sino que la apuesta es que estos sean un tema transversal a las entidades e instituciones prestadoras del sector público.

Una red fortalecida

127 clínicas y hospitales

39 empresas de productos farmacéuticos y de comercio de medicamentos

76 centros especializados29 clínicas estéticas56 empresas de equipos e insumos médicos132 empresas de servicios relacionados

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.