Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/26/2018 12:01:00 AM

Fiando, PayU quiere hacer crecer el comercio electrónico en Colombia

La pasarela de pagos PayU les fía a sus usuarios para que puedan probarse lo que compraron por internet y pagar después. Está firma, que nació en Colombia, crece 40% anual. Así lo hace.

"Hoy no fío, mañana sí” era una frase común que se veía en muchos almacenes del país y que hoy cobra relevancia, pues las tiendas tradicionales no solo deben enfrentarse a la competencia del comercio electrónico, sino a también a nuevas opciones de pagos que incluyen el tradicional fiado.

Se trata de un servicio que lanzó la pasarela de pagos PayU, que permite a los compradores digitales adquirir productos y servicios y pagarlos 14 días después sin intereses. Si no cancelan dentro de ese lapso, sí les cobran intereses de mora.

Esta financiación está a cargo de PayU, y Andrés Fuentes, country manager de la compañía en Colombia, explica que para que una persona tenga esta opción debe cumplir con condiciones de elegibilidad, que tienen que ver con su calificación de riesgo, la cual se obtiene a partir de su comportamiento de pagos digital y off line. Así, mediante algoritmos establecen un cupo de crédito para cada comprador y al momento de pagar, cuando debe elegir si lo hace con dinero plástico o en efectivo, también les aparece la opción de PayU te fía.

                                                                          Andrés Fuente, country manager de PayU en Colombia.

Llevan un año probando este fiado digital en Colombia y los resultados son positivos, en especial para compra de moda, pues permite probarse las prendas antes de pagarlas, pero el plan es llevar pronto esta idea a los 16 países en los que operan.

Puede interesarle: Colombia estrena observatorio de comercio electrónico

Aunque su nombre no es castizo, PayU es una multinacional completamente criolla, que atiende más de 200.000 comercios y a 10 millones de consumidores. Nació en una sala de una casa bogotana, en 2002, cuando tres amigos –Martín Schrfimpff (ingeniero mecánico), José Vélez (economista) y Santiago Espinel (ingeniero civil)– decidieron crear un negocio que facilitara los pagos por internet, en un momento en que la penetración de la red de redes en el país era apenas de 3%.

Su primer cliente en 2003 fue el portal Actualicese.com, dedicado a la producción de información contable y tributaria. En 2004 entró Carulla, un año después Amway y en 2006 Aires, la primera aerolínea que confió en este sistema, que hoy mueve las mayores cantidades de dinero precisamente en la compra de tiquetes aéreos.

Generando confianza

Fuentes explica que para desarrollar los pagos electrónicos no solo se necesita tener un buen software que realice validaciones en cuestión de segundos para saber, por ejemplo, si la persona tiene cupo en su tarjeta de crédito, sino también generar confianza en todos los involucrados en comercio electrónico. Los temores de los compradores están en que sus datos personales estén protegidos, al tiempo que les interesa que su pago sí se haga; mientras para los comercios es importante evitar los fraudes y asegurarse de que el dinero les llegue.

Al poco conocimiento del comercio electrónico en el país se sumó inicialmente la barrera de la baja bancarización. Es decir, la gran cantidad de personas que no tienen tarjetas de crédito, ni débito, lo que implicaba un impedimento para comprar a través de internet. Por este motivo, uno de los primeros desarrollos de PayU consistió en ofrecer varias opciones de pago (hoy tienen más de 30) que permiten, por ejemplo, cancelar en efectivo contra entrega del producto o con un PIN que se emite al final de la transacción y que permite pagar en los puntos de Sured, Efecty o Baloto, que son más de 25.000 en todo el país.

La empresa inició con el nombre de PagosOnline y en 2013, tras haberse posicionado en el país, fue adquirida por la multinacional sudafricana Naspers, un grupo global de internet y entretenimiento y uno de los mayores inversores de tecnología en el mundo. Con el nuevo dueño comenzaron su expansión internacional que hoy los tiene en América Latina, Asia. África y Europa del Este.

Nasperts, que también es dueña de OLX y de la gigante china de internet Tencent, fue comprando varias pasarelas de pagos en los distintos países y las unificó bajo la marca PayU. Dos de los fundadores recibieron su dinero y se fueron a otros negocios. Se quedó José Vélez, quien hoy es el CEO de la división de América Latina de PayU.

Visite: Comercio electrónico nacional avanza en madurez pero aún no es suficiente

Inteligencia artificial

El gerente de PayU Colombia aclara que el éxito y la consecuente expansión de la empresa se dio principalmente por dos factores: su conocimiento de los mercados emergentes y su fuerte software antifraude, desarrollado completamente en el país, que permite detectar patrones dolosos o sospechosos mediante inteligencia artificial.

Si tienen dudas de una transacción, llaman a quien está intentando comprar para hacer una doble verificación y de acuerdo con sus sistemas de detección de fraude pueden determinar si fue un error del comprador o si en realidad estaba intentado hacer algo ilegal y rechazan el pago.

Procesan más de 1 millón de transacciones semanales y menos de 10% son rechazadas. Esto depende del sector económico, pero dentro de Colombia han descubierto que uno de los productos con los que más se intenta hacer fraude es con la compra de pañales, que luego pueden revender muy fácil.

En Colombia y en Perú (donde arrancaron de ceros) son líderes con más de 80% de los comercios virtuales transando por su plataforma y los días de más movimiento son los de ofertas como Blackyfriday o Cyber Lunes, cuando alcanzan a procesar 60 transacciones por segundo.

Por ahora los vaivenes de la economía no han impactado el crecimiento de PayU, que es de 40% anual en el país, pues constantemente entran empresas al mundo digital. Fuentes precisa que los comercios grandes y que llevan más tiempo en internet sí ha sentido la desaceleración, pero eso lo compensan los debutantes en el sector.

Frente a la competencia de otras pasarelas de pago o la llegada de gigantes como Paypal, Fuentes considera que su ventaja está en su conocimiento del mercado local. Cuando desembarquen esas empresas, que tarde o temprano lo harán, deberán ajustarse al pago en efectivo o al fiado, una costumbre que le gusta al consumidor colombiano y que, definitivamente, marca la diferencia.

Recomendado: Transacciones digitales aumentan un 36 en Colombia en 2017

A comerse el cuento

Pese a que las transacciones en línea crecen constantemente, el país tiene un menor uso de este canal que vecinos como Chile.

Un informe de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico y del Ministerio TIC señala que el año pasado se realizaron más de 87 millones de transacciones en línea, que sumaron $51,2 billones, lo que implica un crecimiento de 36%.

De este monto, $14,6 billones correspondieron a compras, el resto a pago de servicios públicos o recaudo de impuestos. Por modalidad de pago, 94% de los consumidores prefieren usar la tarjeta de crédito para las compras y para el pago de servicios prefieren el débito a la cuenta bancaria.

Andrés Fuentes, country manager de PayU en Colombia, señala que el comercio electrónico podría crecer más en el país, si “los involucrados en el tema se comen el cuento”. Prueba su punto en el hecho de que Chile mueve mucho más dinero por esta vía, con 15 millones de habitantes, mientras que Colombia tiene 30 millones de internautas y maneja cifras más bajas.“Tenemos infraestructura, seguridad y medios de pago, pero muchos comercios hacen una apuesta tímida por el comercio electrónico y este es un canal con mucho potencial”, reitera.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.