| 3/15/2018 12:01:00 AM

Así va el mercado de los ascensores importados en Colombia

El negocio de los ascensores en Colombia va al mismo ritmo de la construcción. Dos de las empresas más grandes del país en este sector están dando la pelea. Así buscan subir sus utilidades.

Desde hace algunos años ha crecido la demanda del transporte vertical en Colombia, debido a que las nuevas normas de construcción exigen que, por ejemplo, los conjuntos y proyectos de Vivienda de Interés Social (VIS) se ejecuten con ascensores cuando estas edificaciones tienen más de 5 pisos. Esa misma norma también rige en centros comerciales y otro tipo de construcciones.

“Nosotros estamos viendo la participación de todos los segmentos y todos los sectores económicos que la construcción jalona como muy positiva. En la construcción de VIS y no VIS tener una altura superior a las 5 o 6 pisos obliga a tener transporte vertical como los ascensores. Esto hace que tengan una muy buena participación en el mercado”, explicó Martha Moreno, gerente de Camacol Bogotá.

Estos cambios han estimulado la industria en el país. Y empresas como Estilo Ingeniería y Schindler se han logrado mover y posicionar en un mercado en el que prima la importación. Si bien es cierto, estas entidades no realizan ningún proceso industrial o de fabricación en el país –no son fabricantes directos–, sí se encargan, además de comercializar ascensores, escaleras eléctricas y rampas, de su distribución, del mantenimiento y supervisión constante de estos productos. Lo que ha permitido que este sector se haya ajustado a la dinámica de la economía.

Estos productos son fabricados en su mayoría en China y traídos posteriormente a Colombia para la distribución y comercialización a los constructores, en el que prima el mercado de viviendas VIS y no VIS y algunos centros comerciales.

Lea también: Industria la que más hace importaciones

Estilo Ingeniería, una empresa 100% colombiana que lleva 37 años en el mercado del transporte vertical, por ejemplo, tiene dentro de su oferta escaleras eléctricas y rampas. Pero los diferentes tipos de ascensores son los productos estrella la empresa, ya que este segmento ha crecido en facturación 25% más que en 2016 para sus más de 555 clientes constructores en el mundo. Por el lado de los servicios y mantenimiento, la facturación aumentó 10%, impulsada por las operaciones de sus sedes en Costa Rica y Panamá. La firma tiene un portafolio de servicios y mantenimiento con cerca de 3.000 clientes.

Mauricio Gil Gerente de Nuevas Instalaciones de Schindler / Liney Malaver Directora ejecutiva de Estilo Ingenieria.

No obstante, Liney Malaver, directora ejecutiva de Estilo Ingeniería, aseguró que las malas cifras de la producción industrial en Colombia y en general la desaceleración de la economía que atravesó el país en los dos años anteriores, sí ha afectado las ventas de la compañía. Puesto que el sector de la construcción se vio golpeado en este periodo y permitió una caída nominal en los procesos de facturación de la compañía en 2017.

Sin embargo, al comparar las cifras, teniendo en cuenta el inicio de 2018, Malaver afirma que el año pasado, en términos generales, fue mucho mejor que 2016, pues en todas las unidades de negocio Estilo Ingeniería pasó de ingresos por $98.000 millones en 2016 a $123.000 millones en 2017.

Al respecto, la directiva espera que en el segundo semestre de 2018 se fortalezca la línea de actualizaciones y modernizaciones tecnológicas y se refuerce la presencia en las ciudades donde ya están establecidos desde hace algunos años. Dejó en claro que no tienen planes –por ahora– de extenderse a otros países distintos a aquellos donde ya opera.

Otro de los principales proveedores mundiales de ascensores para carga y pasajeros es la compañía Schindler, un grupo suizo que ve al mercado colombiano como actor importante en el crecimiento presupuestado para Latinoamérica, ya que en los últimos 7 años el país pasó a representar 30% de los ingresos de la región.

El balance del año pasado para Schindler fue positivo, pues la compañía cumplió con el presupuesto. En 2017 la firma registró un aumento en ingresos y participación cercano a 30% en comparación con la vigencia anterior. Mauricio Gil, gerente de Nuevas Instalaciones de Schindler en el país, indicó que las expectativas de la empresa apuntan a “continuar creciendo a unos niveles importantes para consolidarnos como una empresa fuerte en Colombia en el transporte vertical”.

De acuerdo con Gil, la organización proyecta que, para el cierre de 2018 se presente un crecimiento de 20% en comparación con las cifras de 2017.

Puede interesarle: Existe un sesgo en favor de las importaciones

Además, prevé para 2018 una inversión superior a $4.100 millones, distribuidos así: $300 millones en el mejoramiento de sus sedes y puntos de servicio de Bucaramanga, Cali, Pereira, Cartagena y Barranquilla; más de $2.000 millones en la optimización de su flota de transporte para mantenimiento; más de $1.200 millones en tecnología de sus productos y una inversión superior a los $600 millones para innovación en técnicas de montaje.

Por su parte, y desde el punto de vista operativo, la multinacional suiza espera un aumento de la cartera de pedidos en modernizaciones en más de 12% respecto a 2017, y quiere centrarse en los sectores del mercado (residencial, comercial, oficinas, entre otros).

Un ejemplo de ello es el proyecto de la Secretaría de Hacienda de Bogotá que supera los US$1,5 millones. La compañía considera esta iniciativa como uno de los proyectos más grandes que tiene a cargo ahora mismo en el país.

El segmento del transporte vertical es un indicador de mayor desarrollo de la construcción. Evidencia, no solo cómo van las compañías del sector, sino cómo se desarrolla el proceso de urbanización de un país, pues la creciente necesidad de ascensores o escaleras eléctricas se ha convertido en un termómetro del crecimiento urbano.

El debate sobre la redensificación de las ciudades está a la orden del día en todo el mundo. La industria del transporte vertical, su evolución y crecimiento muestran que esa ha sido la apuesta de las ciudades colombianas. Una estrategia que sin lugar a dudas beneficia a esta clase de sectores.

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación