| 10/12/2017 12:01:00 AM

Masisa protagoniza grandes movimientos en el sector maderero en América Latina

Masisa, firma chilena del sector maderero, ajustó su estrategia y vendió su operación en Argentina; ahora lo hará con la de Brasil y México. Una banca de inversión colombiana es protagonista del proceso.

Mientras en Colombia este no ha sido particularmente un año dinámico en operaciones de fusiones y adquisiciones, en otros países de la región, si bien la desaceleración ha mantenido esta tendencia, hay algunos movimientos.

Por ejemplo, según algunas bancas de inversión regionales, en los primeros meses de este año se plantearon operaciones por cerca de US$4.000 millones en Brasil, México y Chile. Aunque en Colombia hubo algunas movidas representativas –como la venta del negocio de cuidado personal por parte de Quala a Unilever, o la inversión de Procaps y la IFC, entre otros, y están pendientes los procesos de venta de 20% de la EEB y de la totalidad de la ETB– el mercado ha estado sin una agenda intensa.

Las bancas de inversión local están mirando operaciones en el exterior, sobre todo cuando algunas empresas necesitan recomponer sus finanzas para ajustar sus números, ante un menor dinamismo de las economías en la región.

Visite: La imborrable huella de la destrucción de los bosques para la economía

Este fue el caso de una de las movidas más importantes del sector maderero y forestal en América Latina este año: el proceso de desinversión de algunos activos industriales y productivos de la chilena Masisa, líder en los mercados de Chile y Argentina, con presencia importante en Venezuela, Brasil y México, en todos ellos con presencia industrial. También opera en Perú y Colombia. En nuestro país su operación es comercial –no tiene industria ni plantaciones– y facturó el año pasado cerca de $70.000 millones, según las 5.000 Empresas de Dinero.

Esta compañía –con ventas anuales cercanas a los US$1.000 millones, un Ebitda de US$100 millones, una capacidad instalada de producción de tableros de 3,5 millones de m3 al año y un patrimonio forestal de casi 190.000 hectáreas plantadas– enfrentó hechos difíciles que la llevaron a escenarios de mayor tensión y a un alto nivel de endeudamiento.

El contexto se complicó porque Venezuela y Argentina se convirtieron en mercados de mayor riesgo, por las crisis políticas que afrontan, y en ellos estaba concentrada casi la mitad del Ebitda de la compañía. Además, la depreciación de las monedas y la desaceleración en la región también jugaron en su contra, llevando a la empresa a un nivel de casi 5 veces deuda sobre Ebitda; es decir, cerca del doble de lo normal.

Ante este panorama, Masisa decidió hacer una movida: salir de sus activos industriales en Argentina, Brasil y México. La banca de inversión colombiana Inverlink ha venido acompañando a la empresa en este proceso, junto con UBS.

A finales de septiembre se concretó la transacción de los activos industriales de la compañía en Argentina, que fueron vendidos a la empresa austriaca Egger por un valor de US$155 millones. El proceso de venta se cerró el pasado primero de octubre. Esta operación implicará para Masisa una utilidad consolidada de US$97 millones, según la información que la empresa entregó a las autoridades de Valores y Seguros de Chile. Los recursos se destinarán a pagar deuda de Masisa.

Egger es una de las firmas más grandes en este sector a nivel mundial, con 18 plantas de producción en Europa e ingresos en el último año por 2.380 millones de euros. “Logramos en esta transacción traer a este jugador y esta es su primera inversión en Latinoamérica”, explica Mauricio Saldarriaga, presidente de Inverlink.

Así mismo, avanza la venta del negocio industrial de Masisa en Brasil por US$103 millones a Arauco. Este es el segmento forestal del poderoso grupo chileno Copec –que en Colombia es el accionista mayoritario de Terpel– y de consolidarse el negocio con Masisa tendría una capacidad instalada de 10 millones de m3, siendo el segundo productor mundial.

Contenido relacionado: Gachancipá se convierte en el centro de producción de madera aglomerada

En este momento, dado que Arauco tiene operaciones en Brasil, la venta tiene que pasar por aprobación del Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade), autoridad de libre competencia de Brasil. Arauco asumirá una deuda de US$44,7 millones, por lo que Masisa recibirá más de US$58 millones.

“Este proceso le permitirá a Masisa focalizarse en su negocio forestal y en su actividad comercial en negocios de mayor valor agregado en la Región Andina, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá y otros mercados de exportación, manteniendo su capacidad productiva para abastecer la región desde Chile y Venezuela. Con estas desinversiones la sociedad bajará significativamente su nivel de endeudamiento, lo que, junto a una reducción de gastos corporativos y operacionales que se encuentra implementado, le permitirán una mejora importante en la rentabilidad de su negocio”, dijo Roberto Salas, gerente general de Masisa, en una comunicación a la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile.

Además de las operaciones en Argentina y Brasil, está pendiente de cerrar el negocio en México, cuyo proceso sigue avanzando. Según algunos analistas, en total, los tres procesos de desinversión sumarían cerca de US$550 millones.

Esto, agrega uno de ellos, deja a la compañía con un nivel de deuda sobre Ebitda más razonable. “La depreciación de las monedas en los países latinoamericanos y porque la compañía en Chile tiene una buena parte de su endeudamiento en dólares, sumado a la desaceleración económica en la región, hacía que ese nivel estuviera por encima de lo que se considera saludable. Después de esas tres desinversiones, la compañía puede quedar en niveles más cercanos de 2,5 a 3 veces deuda sobre Ebitda”, señala.

El mercado

¿Qué está pasando con los procesos de compras, fusiones y adquisiciones? En Colombia el mercado ha estado relativamente quieto después de la reforma tributaria, el desánimo generalizado en la actividad económica y la incertidumbre que tradicionalmente despiertan las épocas electorales. Como advierte un banquero de inversión, “hay muchas operaciones tratando de concretarse, empresas queriendo desinvertir, pero lograr acuerdos de precios entre compradores y vendedores en esta coyuntura no ha sido fácil”.

Para Saldarriaga, de Inverlink, la región entera se ha desacelerado y los inversionistas están apostando al efecto rebote de países como Argentina y Brasil, en tanto que México avanza a pesar del efecto Trump. “Colombia ha estado más quieto, mientras hay más claridad de para dónde vamos, y Perú está muy parecido a Colombia”.

En medio de la calma que se ve en la región, especialmente en Colombia, en materia de grandes movidas empresariales, la de Masisa se convierte en una operación interesante por la cantidad de jugadores y mercados que incorporó: una banca de inversión colombiana, como Inverlink, una empresa chilena que vende algunos de sus activos, un comprador austriaco que hace su primera inversión en la región y un poderoso competidor natural. A pesar del enfriamiento de las movidas, los mercados buscan el camino.

Recomendado: La estrategia del Grupo Sanford en la industria de la madera

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Empecé mi empresa con un alicate y dos destornilladores": fundador de Haceb

    close
  • El secreto de Frisby "es volver a emprender"

    close
  • Así está el panorama financiero para el cierre de 2018

    close
  • Nayib Neme habla sobre economía y las torres Atrio de Bogotá

    close
  • "Uno no es profesional en lo que estudia, sino en lo que le apasiona": directiva de Samsung

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 550

PORTADA

Ranking de las 1.000 Pymes más grandes del país

Las Pymes siguen fuertes como base de la economía. En el país son más de 96% de las unidades empresariales y responden por cerca de 80% del empleo. Dinero presenta las mil más grandes, medidas por sus ventas de 2017.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 550

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.