| 5/24/2018 12:01:00 AM

La Bonga del Sinú incursiona en las franquicias

La tradicional cadena de restaurantes de carnes y platos a la parrilla La Bonga del Sinú decidió apostarle al modelo de franquicia para expandirse en diferentes regiones del país

La compañía, que nació hace 30 años en Montería, adelanta negociaciones con posibles franquiciados en Cali y en Pasto, donde espera iniciar operaciones en el segundo semestre de este año. El primer restaurante que abrieron bajo esa modalidad fue el de San Andrés, en diciembre pasado.

Este negocio familiar, que inició con un restaurante en la capital de Valledupar, rápidamente comenzó a darse a conocer no solo entre los consumidores de esta ciudad, sino en las personas que llegaban a esta zona del país por turismo, dice Katia Rodríguez, gerente de la compañía.

Hoy en día la empresa, que vende en promedio $30.000 millones al año, tiene sedes en Montería, Cartagena, Barranquilla, Bogotá y San Andrés, con un total de 30 puntos, que incluyen 8 restaurantes tradicionales con servicio a la mesa y 22 exprés, ubicados en las plazoletas de los principales centros comerciales de estas ciudades. En todas maneja los dos formatos.

Desde Montería, La Bonga maneja no solo la parte administrativa, sino que allí tiene su planta de producción. Todos los cortes que se venden en los restaurantes son procesados, madurados y porcionados en la factoría, desde donde luego son despachados para cada uno de los puntos.

La cadena también importa algunos cortes que llegan a la planta en donde se les realiza el proceso de alistamiento para ser enviados a los restaurantes.

Le puede interesar: La carne colombiana llegará a Egipto

Además de la planta de carne, cuentan con una de lácteos donde procesan diariamente el suero costeño, que sirven de cortesía a los clientes en los restaurantes. Adicionalmente, ese suero es comercializado bajo la marca La Bonga del Sinú en supermercados como Olímpica, Jumbo, Exito y Carulla, entre otros. Hace 30 años, cuando el negocio inició, el suero lo compraban a proveedores, pero como el negocio fue creciendo ya no podían trabajar con productos artesanales y la compañía, para asegurar la calidad del mismo, construyó esta factoría que hoy es parte fundamental de la operación.

La fábrica de lácteos es manejada por una sociedad, propiedad de los mismos dueños de La Bonga, que opera bajo el nombre Saurios; empresa que se dedica a la transformación y comercialización de alimentos. La operación está en el orden de los $9.000 millones, monto independiente de la venta de la cadena de restaurantes.

Este negocio inició hace unos dos años, tiene como fin hacer más productiva la planta, por lo que se lanzó una línea de carnes frías que funciona bajo el nombre Carnes frías La Propia, productos que están dirigidos al canal ‘tienda a tienda‘ y está en distribución en algunas ciudades y departamentos de la Costa Atlántica, como Santa Marta, Cartagena, Barranquilla, además de tener cubierto el departamento de Córdoba.

Esto de alguna forma ha permitido apalancar el negocio de restaurantes en momentos difíciles, como el año pasado, porque la empresa se va oxigenando con otras líneas, llegando a un target distinto, dice Rodríguez.

El objetivo con esta línea de negocio es llegar a las grandes cadenas de supermercados para competir con las marcas reconocidas de carnes frías que ya se comercializan allí. Sin embargo, la primera apuesta es profundizar el mercado de la Costa antes de buscar oportunidades en el resto del país. En los últimos dos años invirtieron en la planta unos $700 millones con el fin de modernizar las instalaciones y los equipos y de esta forma lograr mayores niveles de competitividad.

Lea además: La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Actualmente, la empresa procesa al mes unas 8 toneladas de lomo fino y 6 de cortes de punta de anca, principales platos comercializados en los restaurantes; además de los de cerdo, pollos e importados; para un total de unas 19 toneladas mensuales de carne.

La proyección de la compañía, con sus diferentes líneas de negocio es alcanzar un crecimiento aproximado de 10%, con la apuesta de que el segundo semestre será mejor que el primero, pues ya se habrá resuelto la incertidumbre que ha generado el proceso electoral.

Cambio de look

A pesar de sus buenos resultados, La Bonga del Sinú no ha sido ajena al estancamiento de la economía nacional. Su crecimiento se ha dado vía aperturas, aunque las cifras no han aumentado. Sus directivas se han concentrado en refrescar la marca con el fin de volverla más competitiva con la idea de ofrecerle al cliente una oferta ampliada.

El año pasado inició un cambio de imagen, además de la estructura arquitectónica de los restaurantes. El primero con el que arrancaron fue La Bonga del Parque de la 93, que se construyó con un diseño moderno, pero sin dejar de lado elementos tradicionales del restaurante. Con este mismo concepto abrieron sus puertas La Bonga en San Andrés y el restaurante de Bocagrande en Cartagena en el pasado mes de enero.

Lea también: Sector porcicultor uno de los más productivos del momento

También en los platos se ha dado un cambio, pues si bien mantiene la tradición de ofrecer la carne como su principal plato, también están rescatando la gastronomía popular cordobesa y costeña incluyendo en el menú una sección de platos tradicionales sinuanos. Se trata de una nueva carta, que ha tenido muy buena acogida, según asegura Rodríguez. La fortaleza es y seguirá siendo los cortes ligeros y tradicionales de toda la vida, pero también incluyen importados; los cuales también tienen una gran demanda.

Solo en el restaurante del Parque de la 93, la empresa invirtió más de $2.000 millones. Este punto de venta tiene salones privados, en donde se pueden hacer reuniones ejecutivas, por ejemplo, lo que lo hace diferente a un restaurante tradicional. La firma viene adelantando un proceso de modernización de espacios con el fin de darles más actualidad y de esta forma responder también a las exigencias de los consumidores.

La gastronomía y los chefs están de moda y la empresa quiere estar al ritmo de esa moda”, manifiesta Rodríguez, para quien lo más importante es rescatar el origen de la carne y los valores gastronómicos tradicionales.

En este momento la cadena genera 450 empleos directos en todo el país. Les gusta extender las oportunidades laborales a las personas costeñas que viven fuera de sus ciudades, como es el caso de Bogotá.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • ¿Cuáles son los principales problemas de Cartagena?

    close
  • Empresas: así se logra la inclusión laboral

    close
  • La franquicia colombiana que hace helados en 60 segundos

    close
  • "La creatividad es importante, pero si no se aplica no pasa nada": gerente de CasaLuker

    close
  • Gerente de Oracle incita a redefinir modelos de negocio

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 554

PORTADA

¿Qué está pensando Alberto Carrasquilla?

La propuesta de ajuste tributario que el Ministro de Hacienda le presentó al país parece no haberle gustado a nadie. ¿Hacia dónde nos quiere llevar quien es considerado por muchos uno de los mejores economistas de la región?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.