| 9/14/2017 12:01:00 AM

Carolina Cruz le apostará al mercado de exportación

La capacitación en el tema de emprendimiento será uno de los nuevos ejes de negocios de la modelo caleña, que planea reactivar el modelo de franquicias y comenzar a explorar el mercado de exportación.

Carolina Cruz se ha convertido en una poderosa marca en el mundo empresarial colombiano. Esta caleña apareció por primera vez en la escena pública en 1999, cuando participó en el Concurso Nacional de la Belleza. Hoy es una reconocida modelo, presentadora, imagen de varias marcas y empresaria.

Apoyada en su carisma, en un elevado número de seguidores y con el apoyo de su familia, en 2002 se lanzó al ruedo de los negocios y creó su propia empresa de accesorios femeninos que hoy tiene reconocimiento nacional.

Y este año, cuando su empresa cumple 15 años en el mercado colombiano, decidió emprender un proceso de reestructuración de sus negocios, que van desde su incursión en el mundo de la capacitación en temas de emprendimiento y nuevas alianzas para ampliar su portafolio de productos hasta la representación de nuevas marcas.

¿Cómo comenzó todo?

Tras el reinado de Cartagena, las primeras propuestas laborales se concentraban en contratos publicitarios y de modelaje e, incluso, su vinculación con un canal de televisión como presentadora. Pero tres años después la propuesta de su hermano Iván Cruz y de su mamá, Luz María Osorio, de incursionar en el mundo empresarial, la convencieron de probar suerte como mujer de negocios.

Iván Cruz tenía experiencia en temas de negocios, pues se graduó como administrador de empresas, mientras que su mamá había hecho los primeros pinitos fabricando accesorios para vender entre sus amigas y conocidas.

Lea también: Municipio de Cota estrenará Agencia de Empleo y Emprendimiento

De ahí surgió la idea de elaborar accesorios bajo la marca Carolina Cruz. La producción incluyó inicialmente bisutería fabricada en una pequeña planta supervisada directamente su hermano y su mamá, y que incorporaban los diseños de Carolina, quien además se convirtió en su imagen oficial.

El primer cliente fue justamente el reinado nacional de la belleza, y sus accesorios fueron exhibidos por las candidatas, ya que su empresa se convirtió en patrocinadora del evento.

También comenzaron a vender sus productos a distribuidores en varias ciudades del país. En 2004 abrieron una oficina propia en Unicentro, que dos años después cambiaron por una más grande, debido a la respuesta positiva del mercado, recuerda Iván.

En 2006 decidieron lanzarse con un local propio en el centro comercial Santa Fe –posteriormente abrió en Santa Ana–, pero atendían además los puntos de distribución y boutiques en Cali, Pereira, Manizales, Bucaramanga y Cartagena.

Ese mismo año desarrollaron su primera alianza, con una empresa de marroquinería que les propuso desarrollar una línea de marroquinería bajo su marca, que incluye bolsos y billeteras. Estos productos fueron incorporados también a su portafolio con notable éxito.

Para 2009 la propuesta de alianzas provino de Calzatodo, la reconocida compañía vallecaucana de calzado, que se interesó por tener una línea de productos bajo la marca de esta modelo. En este caso, Carolina licencia su marca, participa en la aprobación de los diseños y, además, es la imagen de la línea de calzado, considerada una de las más vendedoras de la cadena.

Su interés por ampliar el portafolio de productos la llevó en 2010 a sellar una alianza con un par de laboratorios en Barranquilla y Medellín para producir una línea de salud y belleza. Desde entonces, arrancó la producción de splash, bronceadores, cremas reductoras y jabones, entre otros productos, que también se venden bajo su sello distintivo.

Pero la desaceleración del mercado y la incursión de productos extranjeros a muy bajos precios comenzó a afectar la marca en 2013, cuando la empresa tomó la decisión de cerrar el local en Santa Ana.

Carolina Cruz explica que, aunque sus productos tienen precios que arrancan en $10.000, algunos de sus consumidores los percibían costosos. Esto los motivó a replantear su estrategia y a reforzar el mensaje de que sus productos son de alta calidad, fabricados en Colombia, donde además generan empleo. También iniciaron una fuerte campaña en redes sociales para que el consumidor sintiera el producto como más cercano y abrieron las ventas online, una apuesta que resulta ambiciosa, pues esta empresaria reconoce que allí estará el futuro del comercio a la vuelta de unos años.

Recomendado: Feria Extravaganza 2017: un espacio para el emprendimiento

Para ampliar su portafolio, acaba de sellar una alianza con un laboratorio bogotano que le permitirá ampliar sus líneas de productos –incluyendo una de cuidado masculino– cuyo lanzamiento se realizará en noviembre.

La marca comenzó también a desarrollar el negocio de ventas corporativas para repetir el éxito de tres años atrás, cuando logró un contrato por 75.000 manillas para la compañía Casa Lúker. Este segmento se está fortaleciendo, explica Carolina Cruz, quien considera que, además, se convierte en una buena oportunidad de generación de empleo en el país.

Los cambios en la estrategia continúan. Este año, después de convertirse en mamá y publicar su primer libro Mi mundo, mis huellas –que ya ha vendido 5.000 copias y del cual se reimprimirá un número similar– esta empresaria planea incursionar en la capacitación para el emprendimiento. Ya avanza en el diseño de la propuesta para universidades y empresas, para dictar charlas que motiven a los colombianos a hacer empresa propia. En materia de alianzas, acaba de sellar una con la cadena de vestuario femenino Xuss, para vender sus accesorios en estos locales. Para el próximo año planea también fortalecer sus franquicias, cuyo modelo mejorado arrancó con una en Villavicencio y espera desarrollar en otras capitales del país.

Con una nueva agenda de negocios, Carolina Cruz espera que este sea el año del relanzamiento de su empresa. Una apuesta modelo.

En curso

Además de ser la imagen de los productos de su empresa, Carolina Cruz se ha convertido en una de las caras más conocidas de otras marcas.

En este grupo están Kalley, que lleva 11 años; con Calzatodo ya completa 8 años y con Marketing Personal, la compañía de venta directa, ajusta ya 5 años. También con Hit, Pantene, Chamela y Kotex.

Ha sido además la cara de la Constructora Jaramillo desde hace dos años, el mismo tiempo que lleva con Laboratorios Vogue. Uno de los contratos más recientes lo cerró con el centro comercial Unico, de Cali.De las nuevas campañas en las que será imagen se destacan una para Quala y otra para una marca de bebés, en la cual aparecerá con su hijo. A estas se suman dos proyectos con Canal Caracol: el Festival Internacional del Humor, que arranca en noviembre y con Colombia Next Top Model, que realiza cada dos años.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Top 5 de las reformas económicas de Duque

    close
  • ¿Qué es el liderazgo digital?

    close
  • "Empecé mi empresa con un alicate y dos destornilladores": fundador de Haceb

    close
  • El secreto de Frisby "es volver a emprender"

    close
  • Así está el panorama financiero para el cierre de 2018

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 550

PORTADA

Ranking de las 1.000 Pymes más grandes del país

Las Pymes siguen fuertes como base de la economía. En el país son más de 96% de las unidades empresariales y responden por cerca de 80% del empleo. Dinero presenta las mil más grandes, medidas por sus ventas de 2017.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 550

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.