| 2/15/2018 12:01:00 AM

Lo que enfrentará el nuevo presidente de Telefónica

Fabián Hernández es el nuevo presidente de Telefónica Colombia y ha participado en los principales hitos de la compañía en el país. Estos son los retos que enfrenta.

Telefónica hizo una serie de movidas en las responsabilidades regionales y locales y varias de esas designaciones tuvieron protagonismo colombiano. Alfonso Gómez dirigirá la división de Telefónica Hispam Norte, que manejará los negocios en México, Centroamérica, Colombia, Venezuela y Ecuador; Gómez lidera desde hace más de un década las operaciones de esta multinacional en Colombia y antes estuvo al frente de la liquidación de Telecom, la creación de Colombia Telecomunicaciones (Coltel) y la búsqueda de socio estratégico.

Para reemplazarlo en la posición en Colombia fue nombrado Fabián Hernández, quien tiene más de 20 años de experiencia en servicios públicos y en telecomunicaciones, y fue uno de los principales escuderos de Gómez en la estrategia jurídica y corporativa que han llevado a Telefónica a convertirse en protagonista del sector en Colombia.

Este ibaguereño de 47 años es abogado de la Universidad Javeriana y tiene una especialización en derecho de los negocios de la Universidad Externado y un MBA de la Prime Business School-Sergio Arboleda.

Amante de las maratones y las extensas jornadas en bicicleta, su recorrido laboral también ha sido de largo aliento. A principios de la década pasada, cuando llegó a Telecom, no solo tuvo que enfrentar el proceso de liquidación, sino también el sonado caso de los joint venture –que tenía la empresa estatal en más de 21 tribunales que exigían US$1.900 millones–, al igual que la estructura jurídica para la creación de Coltel y la búsqueda de un socio estratégico.

El tema de los joint ventures, como él recuerda, se solucionó por US$470 millones, en un proceso que fue vigilado por la Procuraduría y Contraloría.

Visite: Telefónica Colombia Calidad certificada

Estructuró desde lo jurídico, la primera capitalización de Coltel, con la llegada al negocio de Telefónica en ese momento, la multinacional tenía 50% más una acción.

Hacia 2012 llegó una segunda capitalización, al llevar a la empresa el negocio móvil de Telefónica: Movistar. Allí, la composición del negocio quedó en 67,5% para Telefónica y 32,5% para la Nación. Sin embargo, una de las mayores dificultades era que la empresa tenía que soportar el pago a un vehículo creado al nacer Coltel: el Parapat que, entre otras cosas, debía atender compromisos, como por ejemplo el pago pensional.

Bajo ese contrato, la empresa pagaba un canon de arrendamiento cada año, cuyo valor se acercaba a los $500.000 millones, que se actualizaba al IPC. “Como resultado de esa operación es que Coltel entregó $10 billones para el pago de pensiones en el país”, dice Hernández. Pero en 2012, con el cambio de normas contables, los contratos de largo plazo se tenían que incluir en los balances como deuda y esto podría conducir a una causal de disolución y posterior liquidación.

En promedio, el indicador de deuda sobre Ebitda en el sector se acerca a 3 veces, y para el caso de la empresa la cifra llegaba a 5,8. Por eso, se empezó a diseñar una nueva capitalización que permitiera pagar esas obligaciones anticipadas y aliviar el flujo de caja y la operación.

Sin embargo, en ese momento empezó un proceso arbitral alrededor de la reversión de activos, que finalmente ordenó tanto a Claro como a Telefónica pagar $4,7 billones. En el caso de Telefónica fueron $1,6 billones. Hernández participó en todo el proceso en la estrategia jurídica, no solo en el pago del laudo sino también en la capitalización de la compañía, que se dio a finales del año pasado.

En paralelo a estos procesos, Hernández también participó en discusiones para mantener la tensión competitiva, ante la posición de dominio de Claro y que condujeron a medidas como la implementación de cargos asimétricos que buscaban equilibrar el mercado de voz en el país.

Recomendado: Gobierno y Telefónica capitalizarán Movistar

Hoy Hernández debe enfrentar una coyuntura: con una empresa más liviana tendrá que moverse en un sector que viene decreciendo desde hace ocho trimestres, con una demanda contraída, la expectativa por lo que pase con los servicios Over The Top (OTT) que se prestan a través de internet, la definición en la subasta de espectro, un mercado de datos –al que considera se ha trasladado la posición de dominio– y hasta la venta de la ETB, pero abocado a desarrollar más fibra óptica e inversiones en banda ancha.

“El reto más grande ahora es que esta compañía en un momento de ralentización traslade los beneficios de la operación al mercado. Buscamos consolidar la presencia en regiones donde tenemos la mayor esperanza de trasladar los beneficios de la digitalización de la economía”, puntualiza Hernández.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Top 5 de las reformas económicas de Duque

    close
  • ¿Qué es el liderazgo digital?

    close
  • "Empecé mi empresa con un alicate y dos destornilladores": fundador de Haceb

    close
  • El secreto de Frisby "es volver a emprender"

    close
  • Así está el panorama financiero para el cierre de 2018

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 550

PORTADA

Ranking de las 1.000 Pymes más grandes del país

Las Pymes siguen fuertes como base de la economía. En el país son más de 96% de las unidades empresariales y responden por cerca de 80% del empleo. Dinero presenta las mil más grandes, medidas por sus ventas de 2017.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 550

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.