| 3/28/2018 12:01:00 AM

Así combaten la corrupción estas grandes compañías

24 compañías nacionales y extranjeras fueron reconocidas por tener las mejores prácticas para evitar delitos contra las arcas del Estado. ¿Cómo lo hacen?

El escándalo de Odebrecht, los carruseles de contratación y los innumerables carteles con los que se estafan a consumidores, pacientes y al Estado son muestras de la persistente corrupción que protagoniza la agenda noticiosa y que muchas veces hace perder la fe en el país.

Los expertos han asegurado que el origen del problema es cultural y que para cambiarlo se requiere al menos una generación que sea educada con otro chip y que de verdad esté convencida de que los recursos públicos son sagrados. No obstante, hay algunas iniciativas que demuestran que para combatir la corrupción no solo sirve indignarse y aumentar la cátedra de ética en colegios y universidades, sino que también desde el sector privado se pueden realizar acciones para evitar todos los delitos que atentan contra las arcas del Estado.

Con esa idea en mente, en 2014 la Secretaría de Transparencia de la Presidencia decidió evaluar la existencia e implementación de mecanismos de prevención y mitigación de riesgos de corrupción en las empresas que operan en el país, con el objetivo de certificar a aquellas que cuentan con las mejores prácticas en la materia.

Lea también: El riesgo reputacional en la infraestructura

“El sector privado es corresponsable en la lucha contra la corrupción. Ninguna compañía con operación en Colombia debería mantenerse ajena del que debe entenderse como un objetivo de país: acabar con la corrupción, una de las peores formas de violencia”, explica el secretario de Transparencia, Gabriel Cifuentes.

Foto: Gabriel Cifuentes, secretario de Transparencia de la Presidencia.

Las empresas que desean ser evaluadas en este programa, que ya completa tres mediciones, se presentan voluntariamente y se miden a través de 10 variables, que incluyen la forma como están organizadas para evitar la corrupción, si tienen matrices de riesgos, si aplican programas anticorrupción en sus relaciones con el Estado y con sus clientes, entre otras cosas. Se usan los estándares de la Ocde para hacer la evaluación.

Si todo sale bien pueden obtener 150 puntos y 100 es el puntaje mínimo exigido para formar parte del programa Empresas Activas Anticorrupción Negocios con Principios.

En las tres mediciones que se han realizado han sido evaluadas 47 compañías entre nacionales y extranjeras y de ellas 24 han superado los 100 puntos. En ese grupo están Codensa, Emgesa, Porvenir, Postobón, Isagen, ABB, Abbott Laboratories, Anglogold Ashanti, Avianca, Bbva, Bayer, Comfandi, Corona, Diageo, Ecodiesel, ExxonMobil, Grupo Energía de Bogotá, Nutresa, Henkel, Hocol, Lafrancol, Mansarovar Energy Colombia, Grupo Argos y TigoUne.

Sus estrategias

En la multinacional alemana Henkel, que manufactura químicos, cuentan con un sistema de administración de cumplimiento (que viene del inglés compliance, y es el área que asegura que los procedimientos de las empresas cumplan con las normas internas y externas). Dicho sistema se fundamenta en los marcos legales de cada país donde tienen presencia.

Le puede interesar: Capturados en Puerto López por irregularidades en contrato de vía pública

“El modelo de compliance de Henkel actúa en tres niveles: prevención, detección y reacción. Entrenamos de manera presencial y virtual a todos los empleados, implementando auditorías internas y habilitando diversos canales para que nuestra gente y los públicos externos puedan llevar sus inquietudes de forma anónima. Nuestro Código de Conducta hace parte integral de este sistema, al establecer principios básicos de comportamiento tanto para empleados como para terceras partes”, señala Elizabeth Castillo, gerente de riesgo y cumplimiento para Colombia de Henkel.

Igualmente, en el BBVA, primer banco en entrar a este grupo, indican que este reconocimiento refleja su compromiso con el país. “En BBVA la transparencia y los principios éticos son fundamentales y están ligados de forma permanente a todas nuestras actuaciones diarias y de forma particular en el desarrollo de nuestros negocios. Somos una organización global que implementa prácticas internacionales en sus procesos”, afirma Óscar Cabrera, presidente del banco.

En el Grupo Argos, que fue una de las primeras firmas en acreditarse en este programa, atribuyen su inclusión a que la alta dirección y la junta directiva han difundido una cultura de cumplimiento en todos los niveles de la organización.

Su programa anticorrupción se sustenta en un código de conducta, políticas de administración de riesgos, manual de investigación, línea de transparencia y una política de atenciones y regalos que establecen principios claros de actuación.

En TigoUne, otra de las empresas destacadas, precisan que uno de los pilares de su operación mundial es la filosofía de cero tolerancia ante actos o comportamientos antiéticos y además invitan a sus grupos de interés para que apliquen las mismas prácticas.

En Nutresa apuntan que la actuación íntegra es sinónimo de generación de confianza y, por eso, basan en ella todos sus comportamientos. “Hemos logrado establecer un marco de conducta de transparencia e integridad alineado no solo con altos estándares internacionales de gobierno corporativo, sino también con principios universales de derechos humanos. Este marco de comportamiento orienta hoy nuestro proceder y nos encamina hacia el futuro”, reitera Carlos Ignacio Gallego, presidente de Nutresa.

Pese a los buenos resultados de las 24 firmas ya certificadas, que además deben renovar su diagnóstico cada dos años, el secretario Cifuentes advierte que esto no implica un blindaje absoluto contra la corrupción, pues las malas prácticas se originan en los individuos, más que en las empresas. No obstante, es un paso adelante que el sector privado está comprometido en luchar contra este flagelo.

El estudio, que duró tres meses, descubrió además que, si bien muchas compañías tienen políticas anticorrupción, estas deberían ser más explícitas en temas como la posibilidad de contribuir a campañas políticas o de realizar cabildeo. Es más, solo 17% de empresas nacionales y 41% de las multinacionales tienen lineamientos sobre actividades de lobby. De hecho, aunque muchas empresas declaran no realizar acciones en esta vía, tal vez por la connotación negativa del cabildeo, tampoco cuentan con una prohibición formal.

Adicionalmente, 87% de las empresas nacionales y 75% de las multinacionales evaluadas no cuentan con un procedimiento claro de gestión para la contratación de exfuncionarios públicos, situación más conocida como ‘puerta giratoria’.

Si bien falta mucho para eliminar la corrupción, esta iniciativa prueba que las malas prácticas pueden quedar por debajo de sus “justas proporciones”.

No se pierda: Contralor General se despacha contra Fonade y Findeter

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Top 5 de las reformas económicas de Duque

    close
  • ¿Qué es el liderazgo digital?

    close
  • "Empecé mi empresa con un alicate y dos destornilladores": fundador de Haceb

    close
  • El secreto de Frisby "es volver a emprender"

    close
  • Así está el panorama financiero para el cierre de 2018

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 550

PORTADA

Ranking de las 1.000 Pymes más grandes del país

Las Pymes siguen fuertes como base de la economía. En el país son más de 96% de las unidades empresariales y responden por cerca de 80% del empleo. Dinero presenta las mil más grandes, medidas por sus ventas de 2017.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 550

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.