Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/8/2018 12:01:00 AM

El billonario negocio de las apuestas en línea

¿Cuál es el negocio legal que en su segundo año de operación aspirar a llegar a ingresos de $1 billón anual? La respuesta son las apuestas deportivas en línea.

Son pocas las compañías colombianas que facturan más de $1 billón al año (hoy US$333 millones). Según el ranking de las 5.000 empresas de Dinero, el año pasado fueron 124.

Este sigue siendo un grupo muy exclusivo al que es difícil llegar, pues en él solo clasifican firmas con muchos años de trayectoria o con negocios disruptivos, como es el caso de los almacenes de descuento D1, que fueron creados en 2010 y cinco años después facturaron su primer billón.

Ese caso récord podría el año entrante ser superado por una empresa de un sector que hasta ahora no tiene representantes en el club del billón.

Lea más: Sportium nueva plataforma de apuestas deportivas online autorizada

Se trata de una filial de Corredor Empresarial, un conglomerado que agrupa 28 empresas del sector de apuestas, así como la red de pagos y transferencias de dinero Supergiros y Sured. En el ranking de Dinero el año pasado Corredor Empresarial ocupaba el tercer lugar por ingresos (con $280.677 millones facturados en 2017) en el sector de juegos de suerte y azar. Es el concesionario autorizado por Coljuegos para la operación del Superastro, Las Deportivas y BetPlay y, precisamente, es este último el que disparará sus ingresos el año entrante.

BetPlay se dedica a las apuestas deportivas en línea y fue la segunda plataforma en entrar en operación en el país. Aunque las apuestas a través de internet no son una novedad, pues justamente el carácter global de la red de redes permite desde Colombia apostar en otros países, estas eran ilegales, dado que no se hacían los respectivos aportes a la salud, que acá hacen los operadores de juegos de suerte y azar, al tiempo que no había control sobre los recursos que se usaban para apostar.

Esto motivó al Gobierno, a través de Coljuegos, a organizar las apuestas en línea en el país y para eso expidió en mayo de 2016 una resolución que establecía el reglamento para ejercer esa actividad. Así, Colombia se convirtió en el primer país de Latinoamérica en reglamentar este tipo de juegos online.

Le puede interesar: Las 11 jugadas que transformarán el negocio del fútbol en Colombia

En julio de 2017 se autorizó la primera plataforma de apuestas deportivas (wplay.co de la empresa Aquila Global Group) y le siguió BetPlay.

Según Fecoljuegos, actualmente hay 16 operadores autorizados en el país, que en conjunto facturaron $112.076 millones en 2017 y $1,1 billones en lo que va de 2018.

Germán Segura, gerente de BetPlay, dice que hoy ellos son los más grandes del mercado con una facturación mensual que desde febrero pasado alcanza US$30 millones ($90.000 millones) y que de mantener su ritmo de crecimiento el año entrante alcanzarán a vender $1 billón.

¿Cómo lo hacen?

Segura explica que su ventaja radica en que se asesoraron con expertos internacionales en apuestas deportivas, que les proveen el software para, por ejemplo, el manejo de las estadísticas deportivas a partir de las cuales se fijan las apuestas, además sus 600.000 clientes pueden usar los 30.000 puntos de Supergiros y Sured en el país para recargar sus cuentas o reclamar sus premios.

Para leer: Batalla contra juegos de suerte y azar piratas deja 2.256 máquinas destruidas

Su mecánica de funcionamiento es sencilla: los jugadores crean una cuenta en la página web de BetPlay y luego van a un punto de Supergiros para recargar la cuenta con un depósito de $20.000 en adelante o hacen el depósito directamente en el portal mediante tarjeta de crédito.

Ya con un saldo en su cuenta el jugador puede elegir entre 25 deportes para apostar y obviamente por la cultura del país, 75% se inclina por fútbol (de ellos 60% se concentra en el rentado local y 40% en el internacional). Antes del partido, el apostador elige si apuesta por un empate, por la pérdida o por el triunfo de un equipo y la casa paga dependiendo del historial de los dos equipos enfrentados (esas cifras las procesa un proveedor que está en Londres).

El jugador puede apostar por varios partidos en simultánea (máximo 8 al tiempo) y también tiene la opción de apostar en vivo, es decir, mientras transcurre el partido. Allí elige cuál equipo hará el siguiente gol o cuál jugador hará el siguiente tiro de esquina. Esta modalidad en vivo es la que más acogida ha tenido en Colombia, pues se hacen apuestas de $500 en adelante.

Buenas expectativas

Entérese: La industria de los juegos de azar se reinventa en Colombia

El gerente de BetPlay dice que el modelo de negocio les ha funcionado bien, dado que en un año lograron recuperar la inversión y alcanzar las metas que tenían para los dos primeros años de operaciones. Por eso, son optimistas con pronto llegar a la meta del billón en facturación. Aclara que el pasado Mundial de Fútbol de Rusia les dio un gran impulso, pues durante esa época sus clientes apostaban a diario y ahora lo hacen dos veces por semana.

Después del fútbol los deportes con los que más apuestan los colombianos son tenis, baloncesto y béisbol.

Una de las grandes ventajas de este negocio es que sus principales clientes son los jóvenes, a quienes les gusta incorporar la tecnología en sus apuestas (70% se hacen a través del celular) y poco les interesan otras formas de juegos como el chance o la lotería.

En BetPlay además de deportes ofrecen otras opciones de juegos online como ruleta, blackjack o máquinas tragamonedas virtuales (llamadas slots). Lo que si no está permitido en el país son las apuestas no relacionadas con casinos o con deportes. Por ejemplo, en Estados Unidos y el Reino Unido se apuesta sobre quiénes serán los próximos gobernantes o los ganadores de premios como los Óscar o los Grammy.

“Esperamos que a futuro eso también pueda ser regulado en Colombia para que el mercado se profesionalice más. Por ahora lo que necesitamos es más apoyo de la banca, que tiene estigmatizado al sector, pero nosotros cumplimos con las normas para prevenir el lavado de activos y con las exigencias de Coljuegos. Tan solo por pagos para salud este año hemos girado $10.500 millones y duplicaremos esa cifra en 2019”, reitera Segura.

Con o sin apoyo de la banca, lo cierto es que las apuestas en línea llegaron para quedarse y pronto conseguirán su cupo en el club de las empresas del billón.

Vea también: Se dispara el negocio de las apuestas en línea

Un buen año

Luego de tres años de desarrollos en la industria nacional de suerte y azar, en Coljuegos esperan que en 2018 el negocio crezca 50%. “Mientras en 2015, los derechos de explotación cerraron en $364.810 millones, esperamos que este año suban a $543.000 millones”, explica Juan B. Pérez Hidalgo, presidente de Coljuegos. Sumando derechos de explotación e IVA, esta industria genera un recaudo de $1,5 billones anuales, que se transfieren para el régimen subsidiado de salud.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.