| 3/7/2019 12:01:00 AM

Las mujeres en la industria del tequila

Las mujeres en esta industria mexicana, que siempre ha sido de hombres, han introducido, entre otras cosas, nuevas marcas, procesos más cuidadosos y una alta calidad.

El que tradicionalmente ha sido un negocio de hombres ahora tiene reinas. Y no son de belleza. Tampoco son la imagen de una campaña publicitaria. Son las reinas del tequila: un grupo de 13 mujeres maneja el 8% de un negocio ancestral mexicano avaluado en US$855 millones. Desde 1995, esta industria ha crecido en forma exponencial. De acuerdo con datos del Consejo Regulador del Tequila (CRT), ese año exportaron 64 millones de litros y en 2018 esta cifra había aumentado a 222 millones.

La historia de este licor se remonta al mundo prehispánico. Se sabe que durante los rituales de fertilidad los indígenas cocían y fermentaban los jugos del agave, una especie de cactus, para hacer mezcalli. Sin embargo, es probable que los primeros productores de tequila no imaginaran que el corazón del agave fuera a generar semejante industria.

Y es que en un principio, con las hojas de la planta fabricaban agujas, clavos y papel. De las pencas secas se obtenía combustible, de las cenizas, jabón, y con la savia curaban las heridas. Pero los españoles, en el siglo XVI, introdujeron la técnica de destilación y cinco siglos después esta industria ha hecho de México el primer país exportador de bebidas alcohólicas de América Latina y el cuarto a nivel mundial.

El consumo mundial de tequila no ha hecho nada más que crecer. Desde hace 24 años la producción se ha triplicado y las exportaciones han crecido 245%. Esta industria ha asumido tanta importancia que, a finales de 2017, el Congreso de Jalisco aumentó las penas por el robo de agave de 5 a 15 años. Y es que sin esta materia prima habría sido imposible producir los 309 millones de litros registrados al cierre de 2018, una cantidad que corresponde a un total de 123 piscinas olímpicas.

Le puede interesar: ¿Un MBA ayuda a las mujeres a superar brechas de género en las empresas?

En el mundo, 120 países consumen tequila y se espera que para este año llegue a 125. Según Ramón González, director general del CRT, la industria emplea a 70.000 personas, pero estiman que la cifra crecerá gracias iniciativas turísticas que giran alrededor de la bebida, como la Ruta del Tequila, los Pueblos Mágicos y el hecho de que la Unesco haya declarado el paisaje agavero patrimonio de la humanidad. Además, desde que las mujeres ingresaron a la industria, han diversificado el mercado. “El rol de la mujer ha sido clave. Ahora encontramos nuevas líneas, procesos más delicados y nuevos productos entre los cuales se destacan tequilas mucho más suaves que han tenido un éxito rotundo”, explica González.

En La Herencia Tequilera producen 8 millones de litros de tequila cada año y almacenan 10 millones.

La cereza del pastel

Esmeralda Mendoza, dueña de La Herencia Tequilera, fundada en 1995 en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, llegó a su puesto por legado de su padre. Ahora la empresa tiene una capacidad de producción de 8 millones de litros anuales y puede llegar a almacenar 10 millones de litros de tequila.

Desde los 12 años su padre la preparó, y en 2014 tomó las riendas del negocio. Para ese momento solo tenía dos marcas propias: Cristeros, que exportan a Colombia, y Don Ramón. En 2015, Esmeralda Mendoza ya había lanzado una nueva marca: Rey del Mundo, un tequila premium, del cual se encargó desde el diseño hasta la comercialización. Este producto, definido como el tequila del adulto contemporáneo, simboliza glamour, poder, prestigio y su diseño se inspira en la belleza de la mujer.

Tiene tres presentaciones -Blanco Platinum, Reposado y Añejo- y ha recibido tres premios: en 2015, el Envase estelar por su diseño e innovación, otorgado por la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje; en 2016, la Medalla de Oro de la Spirits Selection by Concours Mondial de Bruxelles; y, en 2018, la Doble Medalla de Oro del mismo concurso en Asia.

Y no se ha detenido. En 2018 lanzó una nueva marca: Supremacía. Tiene el objetivo de diversificar el mercado para ofrecer productos para todos los nichos. Con Cristeros y Don Ramón ya tenía cubierto un mercado medio; con Rey del Mundo, uno premium; y con Supremacía ahora cubre un mercado mucho más barato que el de sus marcas anteriores.

Actualmente, las mujeres ocupan 60% del personal de La Herencia, desde puestos administrativos hasta operativos. Y el éxito de estas nuevas marcas está en que, según Mendoza, ellas tienen puntos de vista diferentes a los hombres. Es decir, la clave está en los detalles y en la dedicación. De acuerdo con ella, la mujer en esta industria es la cereza del pastel.

Le recomendamos: La chilena Masisa se contrae en México

90% de las ventas de La Herencia se dirigen hacia el mercado nacional y exportan el 10% restante. Por ahora planea aumentar el volumen de exportación en Estados Unidos y ampliar su mercado en China y en Colombia. Este país recién ingresó en el top 10 de los principales países importadores de tequila con un volumen de más de 2 millones de litros al año, según cifras de Pernod Ricard.

Como Esmeralda, Melly Barajas, CEO de Raza Azteca, es representante del género femenino que actualmente lidera 13 de las 155 empresas certificadas y que el año pasado fue responsable de 4,2% del total de la producción nacional. Si bien la cifra es pequeña, representa un gran avance. “Anteriormente la mujer no trabajaba, así que ahora nos tenemos que ir formando nuestra propia identidad en el mundo laboral”, dice Mendoza.

Y no solo se encuentran mujeres en los puestos directivos. Ahora también trabajan en el campo durante el proceso de selección de los hijuelos de agave y participan en las líneas de envasado. Es evidente que las mujeres en esta industria ya está labrando su camino. Porque obtener resultados de calidad requiere de un proceso cuidadoso: una correcta selección de la semilla, perfectas condiciones climáticas y casi una década de crecimiento para madurar y alcanzar su máximo potencial.

Lea también: ¿Por qué Colombia tiene el segundo mayor crecimiento de Latinoamérica?

La Unesco declaró al paisaje agavero patrimonio de la humanidad.

EDICIÓN 560

PORTADA

¿Llegó la hora del fracking en Colombia?

El país debe decidir pronto. La ausencia de nuevos descubrimientos pone en problemas las prospectivas de autosuficiencia petrolera. Si le dice no al fracking, hay que buscar el reemplazo de unos US$24.000 millones en exportaciones y por lo menos $10 billones en ingresos fiscales.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.