| 4/4/2019 12:01:00 AM

Ecopetrol saca la cara en Latinoamérica

La compañía es una de las petroleras estatales de mejor desempeño en Latinoamérica.

La caída de los precios del petróleo desde 2014 golpeó a todas las compañías petroleras de la región. Ecopetrol reportó en 2015, por primera vez en su historia, pérdidas cercanas a $4,5 billones. Esa misma historia ocurrió con la mexicana Pemex; con PDVSA, la malograda joya de la corona de Venezuela; Petrobras, la gigante brasilera y con la argentina YPF.

Sin embargo, no todas pueden contar la misma historia. En la de Ecopetrol, una vez pasado el chaparrón, se convirtió en un caso de éxito por donde se le mire. Los datos lo confirman: logró una rápida recuperación que la llevó en 2018 a tener utilidades por $12 billones y un Ebitda de $30 billones. Además, le entregó al gobierno central $8 billones en dividendos, más de lo que el Gobierno espera recaudar por la reciente reforma tributaria.

Se trata del éxito de una gestión enfocada en mejorar la estructura de costos, aumentar las eficiencias y profundizar la búsqueda de nuevos mercados internacionales. Eso le permitió aprovechar el momento de buenos precios en el último año. De hecho, acaba de terminar el primer trimestre y los precios de crudo aumentaron en este período en la cifra más alta de los últimos 14 años, según reportaron medios internacionales. Además, Ecopetrol logró seguir aumentando su producción y reservas. Estas cifras resultaron de manejar en forma disciplinada el capital, de optimizar los procesos y de cumplir las metas de producción. En 2018, Ecopetrol incorporó 307 millones de barriles de petróleo equivalentes en reservas probadas para cerrar esa vigencia con 1.727 millones de barriles, lo que significaría una autosuficiencia superior a los 6 años.

En cuanto a la producción, la empresa alcanzó la meta anual de 720.000 barriles diarios, a pesar de los problemas de orden público y de los ataques contra la infraestructura petrolera. Hicieron posible estos resultados el aumento de las perforaciones y el uso de nuevas tecnologías en los recobros.

Le puede interesar: La gigante PDVSA atraviesa su peor momento

Hoy la firma gana no solo por los mayores precios sino por las mayores cantidades producidas y tiene un billonario plan de inversiones que incluye, si el Gobierno autoriza, US$500 millones para proyectos pilotos en exploraciones de hidrocarburos no convencionales, es decir, el fracking en Colombia.

Para entender la dimensión a estas cifras, resulta útil comparar a Ecopetrol con las demás petroleras de la región. Por ejemplo, Pemex tiene un nivel de deuda cercano a US$104.000 millones y su producción ha venido cayendo dramáticamente desde 3 millones de barriles diarios a apenas algo más de 1,6 millones. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha anunciado un plan de rescate que incluye millonarias inversiones y un combate frontal contra el robo de combustibles, que representa pérdidas por casi US$3.000 millones. Aun así, calificadoras de riesgo y bancos ven muy crudo el futuro de la compañía, por la dimensión del ajuste necesario.

PDVSA tiene sus propios problemas, y son enormes. Ni siquiera hay datos certeros pues el régimen chavista la utilizó como caja menor para cubrir sus necesidades de compras e importaciones. Los expertos calculan que Venezuela puede estar produciendo menos de 1 millón de barriles diarios, cuando hace menos de cinco años extraía cerca de 3,2 millones de barriles por día.

Petrobras tambien enfrentó problemas en los últimos años. Al choque por la caída en los precios del crudo, que la llevó a sufrir pérdidas entre 2014 y 2017 por cerca de US$20.000 millones, se sumó el escándalo por corrupción conocido como Lava Jato. Estos factores, sumados a una pérdida de credibilidad, llevaron a la petrolera brasileña a una profunda crisis durante cuatro años consecutivos, al punto que su valor en el mercado se desplomó aproximadamente en US$7.200 millones. En 2018 el panorama cambió y la producción cerró con 2,6 millones de barriles de petróleo diarios, mientras que el Ebitda aumentó 50% con respecto al año anterior, lo que supone un récord histórico, al superar US$30.700 millones.

Lea también: Pilotos de fracking le aportarían $100 billones al país en los próximos 25 años

YPF ha tenido buena suerte. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se la expropió en 2012 a buen precio a la española Repsol. Luego de varios años consecutivos de saldos negativos, la firma logró importantes señales de recuperación en 2018. Según el informe más reciente publicado por la empresa, tuvo una ganancia neta de 38.000 millones de pesos argentinos, unos US$1.000 millones, lo que muestra un aumento de 200% frente a la vigencia anterior.

Por otro lado, la utilidad operativa aumentó 172%, y los ingresos subieron 72,4%. Estos resultados, según los directivos de la compañía, obedecen en gran medida al crecimiento en la producción de hidrocarburos en yacimientos no convencionales. Eso indica que después de varios años esta técnica ya está arrojando sus primeros resultados.

El panorama general muestra que Ecopetrol ha logrado consolidar su posición en el ajedrez petrolero de Latinoamérica. Esta historia de éxito empezó desde que decidió emitir acciones y fortalecer el gobierno corporativo, para blindar a la compañía de los vaivenes políticos. Además, dieron frutos las decisiones gerenciales adoptadas desde 2015, cuando tuvo que enfrentar el más duro choque de la historia reciente por precios del crudo, y hoy le permiten enfrentar con tranquilidad el futuro.

Ecopetrol no puede cantar victoria. La necesidad de buscar mayores reservas y el paulatino cambio de la canasta energética mundial invitan a seguir el mismo camino de buena administración que desde hace dos décadas transita la joya de la corona empresarial de Colombia. El futuro de Ecopetrol no parece tan crudo.

Le recomendamos: Estos serán los cacaos que van a mandar en la junta de Ecopetrol

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.