| 2/21/2019 12:01:00 AM

Arranca el fondo de capital de infraestructura más grande de Colombia

El fondo de capital privado más grande de infraestructura del país arranca con recursos por más de US$1.000 millones provenientes de los fondos de pensiones canadienses, de los colombianos y de recursos de la FDN. Se espera que este año termine al menos con dos inversiones.

Dos hechos sobresalieron a finales del año pasado. Lo hicieron en medio de la incertidumbre financiera que ronda por los proyectos de infraestructura en las concesiones de cuarta generación (4G), las implicaciones del escándalo de Odebrecht y las dificultades en materia ambiental y social.

Uno, la decisión de Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) de entrar en Colombia y en Perú en el negocio de concesiones viales, que hoy desarrolla solo en Chile. La empresa señaló que es un buen momento para hacerlo dado que algunas de las autopistas de 4G empiezan a finalizar su etapa constructiva para dar paso a la operación, donde esta multilatina ya tiene experiencia. Para ello, firmó un acuerdo con Construcciones El Cóndor, que gestionará las concesiones y los proyectos de infraestructura vial. Según uno de los rumores en el sector, ISA estaría interesado en algunos de los proyectos 4G de Mario Huertas.

El segundo hecho vino por cuenta de uno de los jugadores más dinámicos en materia de financiación de los proyectos 4G: la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

Le puede interesar: Buscan reactivar el motor de las 4G tras Odebrecht

El modelo de 4G establece, en promedio para cada proyecto, una estructura de financiación de cerca de 70%, mientras el resto viene por cuenta de capital o equity de cada concesión. El sector empezó a darse cuenta de las dificultades que han tenido algunos de los concesionarios para alcanzar este equity. Muchas de las constructoras no son tan grandes, había una alta concentración en los proyectos y la figura del modelo en la que se apalancaban con anticipos del Estado había quedado atrás. Ahora solo desde que operen las unidades funcionales, los proyectos empiezan a recibir recursos. Y si hay retrasos por temas ambientales o sociales, o incluso financieros, la incertidumbre aumenta.

En ese escenario, desde hace un par de años la FDN venía trabajando en estructurar un fondo de capital privado para el negocio del equity. Sin embargo, la historia reciente en estos fondos no había sido tan clara: dos de ellos, que estaban en desarrollo, no lograron cerrar. Y además había que definir el camino –o caminos– que tomaría la FDN para montarse en la figura.

Según Clemente del Valle, presidente de la FDN, la estrategia va en dos sentidos: primero, ser un inversionista pasivo en fondos nuevos para ayudar a su creación. A finales del año pasado la entidad incursionó en uno de más de US$100 millones, junto con Old Mutual y un grupo mexicano.

Pero eso no era suficiente, y allí se abrió la segunda opción: transformarse en un gestor de fondos junto con los de pensiones locales y el canadiense Caisse de dépot et placement du Quebec (CDPQ).

Al efecto crearon una plataforma de coinversión en la que CDPQ pone 51% y el fondo que administrará la FDN –con recursos propios y de los fondos de pensiones locales, denominado Infraestructura Asset Management Colombia– el 49% restante. En plata blanca, es un megafondo de US$1.000 millones, donde CDPQ aporta cerca de US$510 millones y el otro fondo el valor restante. De este monto 80% estará a cargo de Colfondos, Old Mutual, Porvenir y Protección, y 20% de la FDN.

En presencia del presidente Iván Duque, la FDN y CDPQ firmaron la plataforma de coinversión.

Este es uno de los fondos de infraestructura más grandes en la historia, pues sus antecesores no superaban los US$300 millones. Es más, hoy puede estar entre los diez más grandes de la región.

Puede leer: FDN aprobó 730.000 millones en créditos para impulsar las 4G

El foco está en transporte –en especial carreteras, donde no se descarta entrar en algún proyecto de 4G. Pero la opción sería comprar más adelante, como ISA–; energía, con un alto interés en renovables no convencionales; infraestructura social, en la línea de desarrollar obras de salud y educación con esquemas de alianzas público-privadas o solo privadas; y en temas de agua, aseo y manejo de residuos.

El fondo tiene la filosofía de traer nuevo capital y apoyar proyectos de infraestructura. La idea es invertir en ellos con socios estratégicos –que construirán u operarán los proyectos– que tengan más del 50% de participación, y donde la del fondo no sea controlante, es decir, entre 40% y 45%.

Para este año esperan cerrar entre una o dos inversiones. No está definido el porcentaje de recursos que destinará en los diferentes sectores donde quiere participar. Pero sí tiene una claridad: no habrá muchas inversiones en proyectos que arranquen de cero –greenfields– . Por el contrario, buscará que la mayoría de proyectos ya hayan avanzado en su etapa de construcción o están finalizados –brownfields–.

Por ahora, el nuevo fondo avanza en identificar los proyectos para definir su línea de inversión, en un momento clave para el desarrollo de la infraestructura en Colombia.

Le recomendamos:  Cuánto le costaría al país no construir las 4G

El capítulo 4G

De los casi 30 proyectos de 4G, 14 ya tienen cierre financiero. Pero más de una docena no han cerrado y otros están en dificultades por el coletazo de Odebrecht. Esto sucede con el Grupo Solarte, que está involucrado en las pesquisas por corrupción en el proyecto del Acueducto de Bogotá Tunjuelo-Canoas. Solarte tiene 4 proyectos de 4G, uno con cierre financiero, pero sin desembolsos, y otros en proceso. Esta dificultad creó la necesidad de buscar socios para sus proyectos y que vendiera para avanzar en la obra. La pregunta es si el nuevo fondo de la FND podría llegar a proyectos en problemas, como los de Solarte. “Hemos pensado crear un fondo para empresas en problemas, que sería más pequeño y dispuesto a ayudar para después vender. Pero eso requiere que se den los periodos necesarios, porque nadie se va a meter en un proyecto si está muy avanzado en sus tiempos”, explica Clemente del Valle, presidente de la FDN.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.