| 4/12/2018 12:01:00 AM

Así fueron los resultados de las empresas que cotizan en bolsa en 2017

De las 21 compañías que forman parte del Colcap, y que sirven de referente del sector empresarial nacional, solo 2 tuvieron pérdidas el año pasado, pero 9 redujeron sus utilidades. Paralelamente, 4 tuvieron menos ingresos y únicamente 2 aumentaron su facturación a doble dígito. Balance.

Una forma de tomarle el pulso a la economía consiste en evaluar los resultados de las compañías listadas en Bolsa. Lamentablemente, en Colombia son menos de 70 y están concentradas en pocos sectores, en especial el financiero. No obstante, mirar sus balances es un ejercicio interesante para evaluar qué tal estuvo 2017 y qué esperar de 2018.

En general, lo que muestran los cuentas de las 21 compañías que forman parte del Colcap, que es el índice bursátil de referencia del país, es que el pasado fue un año difícil para la mayoría de compañías, afectadas por la desaceleración económica, la reforma tributaria y la falta de confianza de los consumidores. Muchas de estas firmas, que son las multilatinas colombianas, lograron compensar el débil entorno interno con su operación en el exterior. Así mismo, varias aprovecharon la coyuntura para volverse más eficientes, reducir costos y mejorar sus cifras.

Uno de los sectores más destacados es el petrolero, que entre sus representantes en el Colcap tienen a Ecopetrol, que se vio beneficiada por mayores precios del crudo y una estructura de costos y gastos más eficiente.

Por el lado del sector financiero, que cuenta con seis firmas en el Colcap, la reducción de utilidades fue generalizada, debido a un alto gasto de provisiones. No obstante, hacia el cierre del año se observó una recuperación de algunos indicadores como la calidad y la cobertura de la cartera.

Las compañías de consumo reflejaron la débil demanda de los hogares, al punto que el Grupo Éxito presentó una contracción en el indicador de ventas ‘mismos metros’ (que solo compara el desempeño de las tiendas que existían en 2016 y 2017 y no incluye las nuevas). Esto no se veía hace muchos años en el gigante de comercio.

Paralelamente, “la construcción continúa registrando resultados financieros negativos, afectados por el pobre desempeño de la demanda de cemento y concreto y el lento avance de los proyectos de infraestructura 4G y APP”, señalan en la comisionista Casa de Bolsa y agregan que, por el lado del sector servicios, Avianca se destaca por haber logrado mitigar gran parte del impacto de la huelga de pilotos.

Para algunos, 2017 será un año para olvidar, pero más allá de análisis con espejo retrovisor la pregunta que viene es si ya se tocó fondo y en 2018 se dará la recuperación que prevé la mayoría de expertos. Los resultados de los emisores a primer trimestre darán las primeras luces.

Lea más: Qué pasó con el PIB en 2017

Foto: Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito

El golpe del consumo

Aunque por segundo año consecutivo en 2017 el Grupo Éxito superó a Ecopetrol como la empresa de mayor facturación del país, al alcanzar $56,4 billones, no registró el mismo dinamismo de la petrolera.

Mientras Ecopetrol se benefició de la recuperación de los precios del petróleo y de una política de fuertes ahorros internos, el Grupo Éxito en Colombia estuvo atribulado por la debilidad del consumo, el alza del IVA y la expansión agresiva de los formatos de descuento, que están generando una pérdida en la participación de mercado de la compañía.

Algunos comisionistas que siguen la acción del Éxito, firma propiedad de la francesa Casino, dicen no entender cómo una multinacional de tal envergadura no previó el ingreso de los formatos de descuento duro al país (D1, Ara, Justo & Bueno), que hace tiempo funcionan en Europa. “Hoy esas cadenas de descuento, ya tienen 15% del mercado y pueden llegar a 30%”, dice un experto bursátil y agrega que esto no solo golpea a gigantes como Éxito, sino también a las empresas de productos de consumo masivo, como Nutresa.Esta firma, también parte del Colcap, el año pasado subió sus ingresos 2,4% y sus utilidades en 6,18%. En Colombia la afectaron los mismos factores que al Éxito y también los pudo compensar con su operación internacional. Para 2018, se prevé una recuperación de ambas compañías en sus cifras locales.

Vende en portugués

$41 billones fueron los ingresos que recibió el Grupo Éxito el año pasado por su operación en Brasil, con un crecimiento anual de 8,2% en moneda local. Allí el formato mayorista Assaí lidera el crecimiento, con 27,8% de incremento en ventas netas. La ventaja de este mercado no solo está en su tamaño, sino en el hecho de que está en plena recuperación. Allí la caída de las tasas de interés ha sido más acelerada que en Colombia.

Sin Venezuela

$5,5 billones sumaron las ventas de Nutresa en Colombia, con un crecimiento de 2,5% anual. La facturación internacional, al excluir Venezuela, subió 5,7% en dólares y se ubicó en US$1.084 millones. Desde el primero de octubre pasado, la inversión de Nutresa en Venezuela se contabiliza como un instrumento financiero.

Otros balances

No están en el Colcap, pero son emisores de valores del sector de consumo

Alpina. Reportó una utilidad neta de $81.155 millones, esto es 1,9% más que 2016. Su facturación neta llegó a $1,78 billones, con un tímido avance de 0,5%.

Colombina. Sus ingresos cayeron 1,25% entre 2016 y 2017 y sumaron $1,72 billones. Igualmente, las ganancias bajaron 41,9%, totalizando $33.246 millones.

Sodimac. El dueño de Homecenter facturó en 2017 $3,41 billones, una caída de 1,20%. Sus ganancias crecieron 11% y alcanzaron $88.567 millones.

Lea también: Consumo final de los hogares creció 1 6 en el 2017 según el Dane

Foto: David Bojanini, presidente del Grupo Sura.

Determinantes para la bolsa

El sistema financiero cerró el año pasado con una fuerte desaceleración de la cartera de créditos, que estuvo afectada por la subida de tasas de interés del Banco de la República –que llegaron a 7,75% en agosto de 2016–, así como por la menor confianza de los consumidores, la desaceleración económica y el incumplimiento de tres créditos clave para el sector: Ruta del Sol II, Electricaribe y los sistemas de transporte público.

Como resultado, se presentó una caída en las utilidades de los bancos de 32%, al pasar de $11,3 billones en 2016 a $7,71 billones en 2017.

La entidad más afectada en materia de utilidades fue el Banco de Bogotá, que a nivel consolidado registró una baja de sus ganancias de 55%, le sigue Corficolombiana, que las redujo en 30,14%, al tiempo que es el único emisor financiero del Colcap con reducción en sus ingresos el año pasado, que llegaron a $5,75 billones, 11,9% menos que un año atrás.

La relación con el escándalo de Odebrecht, que llevó a la paralización de las obras para la construcción de la Ruta del Sol II, le ha salido muy costosa a Corficolombiana, no solo en sus resultados financieros, sino también en el precio de su acción, que fue una de las que más cayó el año pasado.

El Grupo Aval, holding propietaria del Banco de Bogotá y de Corficolombiana, fue la entidad con menor reducción en las ganancias de 2017. Estas alcanzaron $1,9 billones, 8,30% menos que en 2016.

Para este año se espera un mejor desempeño de la banca, por la baja de las tasas de interés del Emisor, que ya van en 4,50%, y la reactivación de la economía.

Vea también: Los emisores más destacados en la Bolsa de Valores de Colombia

11,96% crecieron los ingresos del Grupo Sura el año pasado, gracias a sus negocios de seguros y de administración de pensiones dentro y fuera de Colombia. No obstante, una de sus filiales, Bancolombia, le restó en términos de utilidades. Esto no solo por los bajos márgenes que registraron todas las entidades financieras del país, también porque en 2016 el Grupo Sura había registrado una utilidad extraordinaria por la venta de acciones preferenciales del banco, cosa que no sucedió en 2017.

20,31% es el peso de la acción de Bancolombia en el Colcap. Es el título que más influye en el cálculo del índice que refleja la bolsa colombiana. De hecho, las 6 firmas financieras que están el Colcap responden por 44,82% del índice. Así que cuando este se recupere, las más beneficiadas serán las acciones de bancos y sus holdings.

$438% billones sumaba la cartera de los establecimientos de crédito al cierre de 2017. Esto implicó un crecimiento de 2,1%, similar al 1,8% que creció la economía nacional.

Foto: Bernardo Vargas Presidente de ISA

Una recarga de energía

Las compañías mineroenergéticas tuvieron un 2017 con resultados mixtos. Mientras Ecopetrol, líder del sector y del mundo empresarial colombiano, tuvo un año excepcional en términos financieros y se benefició de precios del petróleo por encima de US$50 el barril, firmas como Celsia e ISA registraron disminución de sus ingresos.

El Grupo de Energía de Bogotá, Canacol y Promigas, las otras empresas que conforman el conjunto de emisores del sector de energía del Colcap, tuvieron aumentos de 2% a 6% en sus ventas. 

En el caso de Celsia, firma del Grupo Argos con presencia en Colombia, Panamá y Costa Rica, los menores ingresos se pueden atribuir a una fuerte reducción de la generación térmica en Centroamérica, así como a bajas en los precios de la energía en bolsa, debido a que volvieron las lluvias al país, lo que aumentó la generación de energía con hidroeléctricas. No obstante, después de Ecopetrol, Celsia fue la empresa energética que más aumentó sus utilidades en 2017. Estas llegaron a $250.966 millones, con un aumento de 46,7%. Para comisionistas de bolsa que siguen a Celsia, esto se debe a la buena dinámica operacional dentro del país y a los menores gastos financieros por la reducción en la inflación y en la tasa de interés del Banco de la República.

En lo que respecta a ISA, cuyas ventas consolidadas cayeron 4,93% y sus ganancias 32,7%, la explicación está en un efecto cambiario en la conversión del real brasilero al peso colombiano, lo que a final redujo los ingresos totales por transporte de energía. En el vecino país, ISA es uno de los mayores transmisores de energía eléctrica y está sacándole provecho a la recuperación económica brasileña. Sin embargo, al igual que en Colombia, y como todos sus colegas del sector eléctrico, es muy vulnerable a los cambios en las regulaciones.

 “Teniendo en cuenta el favorable entorno de reducción de tasas de interés en Brasil, consideramos probable que las autoridades realicen un ajuste al WACC regulatorio (tasa a la que se remuneran los proyectos de transmisión en dicho país), tal como sucedió en el negocio de distribución, lo cual podría tener un impacto en los estados financieros de ISA”, advierten en Casa de Bolsa.

Lea también: Ecopetrol estrena Junta Directiva para el periodo 2018-2019

Buen año

Promigas, organización conformada por 18 empresas en Colombia y Perú dedicadas transportar y distribuir gas natural y energía eléctrica, tuvo un buen 2017. Esto se debió, según expertos, a un aumento en la capacidad de transporte y en sus usuarios de energía eléctrica en el occidente del país.

Impacto de precios

Mientras el año pasado el precio del petróleo subió, el del gas bajó, y eso afectó los ingresos de Canacol, una petrolera que recientemente se había enfocado más en gas que en crudo. Sus pérdidas registraron un incremento principalmente por cargos de deterioro, relacionados con los activos que tienen para la venta o la renuncia a ciertos bloques de exploración.

Empujón peruano

El Grupo de Energía de Bogotá (GEB) aumentó sus ingresos y sus utilidades el año pasado gracias en gran medida a un buen desempeño de sus operaciones en Perú, donde aumentó su base de clientes y le sirvió incluso para contrarrestar la disminución de los ingresos de TGI, afectados por la reducción de la demanda de gas dada la ausencia del Fenómeno del Niño.

Foto: Jorge Mario Velásquez, presidente del Grupo Argos

Frenados por la construcción

La industria nacional sigue de capa caída, pese a la recuperación que tuvo el precio del dólar al bordear los $3.000. La competencia con los productos importados, el contrabando, la reforma tributaria y la desaceleración económica le pasaron una cara cuenta de cobro a la producción industrial, que el año pasado cerró con una baja de 0,6% frente a un repunte de 3,7% en 2016.

En la bolsa nacional los principales representantes del sector industrial son los fabricantes de cemento, que en 2017 estuvieron frenados por la lánguida construcción de edificaciones, así como por el lento despegue de las obras de cuarta generación (4G).

Quizás la empresa que más resintió este contexto fue Cementos Argos, líder del mercado, que fue la única con pérdidas ($12.547 millones en 2017) y tuvo un aumento de menos de 1% de sus ingresos. 

En Estados Unidos, en donde Cementos Argos ya se ubica como el cuarto mayor productor de cemento, la empresa también estuvo afectada por la temporada de huracanes, que impactó a estados como Texas y Florida, donde tiene plantas de producción de cemento.

Su colega Cemex Latam Holding también fue afectada por la caída de 12% en los precios del cemento en Colombia durante 2017, así como por una contracción de la demanda por este producto en Panamá. Esta holding, que reúne los activos de la cementera mexicana Cemex en Centroamérica, Colombia y el norte de Brasil, está también perjudicada por temas reputacionales que tienen que ver con una planta que planeaba construir en Antioquia, así como la investigación de la Superintendencia de Industria y Comercio, por una posible cartelización, tema que también preocupa a sus competidores.

Otro reto futuro que se viene para las cmenteras es la llegada de un nuevo jugador al país en 2019, se trata de la unión entre Corona y la española Cementos Molins, que construyen una planta en Sonsón, Antioquia, lo que tendrá impacto sobre los precios de esta materia prima.

Lea más: Los costos de construcción de vivienda subieron un 4 77 en 2017

Tejieron pérdidas

Aunque no están en el Colcap, vale la pena mencionar las textileras, las cuales tienen gran tradición en la bolsa. Fabricato, Coltejer y Enka cerraron un año muy duro que, en el caso de la primera incluso la llevó a suspender sus operaciones en septiembre. Para esta, el resultado fue una ‘trepada’ de 662,8% de la pérdida neta, que llegó a $6.446 millones. Y, claro, una caída de 12,5% en sus ingresos operacionales que apenas fueron de $337.532 millones.

Si por Fabricato llueve, en Coltejer no escampa. Sus ingresos escasamente llegaron a $212.474 millones, mientras en 2016 habían sido de $277.355 millones. Además, en 2017 tuvo una pérdida neta de $24.747 millones, 220% más que un año atrás. 

En el caso de Enka, las cosas mejoran un poco, pues sus ingresos subieron 5,76% alcanzando $357.470 millones.

$14,5 billones fueron los ingresos del Grupo Argos en 2017, cifra muy similar a la de 2017. Aunque 59% de su facturación proviene del cemento (afectado el año pasado por el sector construcción), esta holding se benefició de sus otros negocios, como energía, que le aporta 23% de sus ingresos (Celsia) y la administración de concesiones (Odinsa) con 14%.

Foto: Jorge Castellanos, presidente de la ETB.

Con resultados mixtos

El año pasado fue agridulce para las empresas de servicios públicos, en especial las de telecomunicaciones, que están sumidas en una dura competencia. Aunque la ETB y UNE EPM Telecomunicaciones y su filial, TigoUne, tienen valores inscritos en Bolsa, solo la primera tiene acciones y forma parte del Colcap (la otra únicamente cuenta con títulos de renta fija).

La empresa distrital logró reducir sus pérdidas, al pasar de $255.000 millones en 2016 a $130.000 millones un año después. El presidente de la ETB, Jorge Castellanos Rueda, indica que siguen con un saldo en rojo por los gastos contables de depreciaciones, amortizaciones y provisiones que ascendieron en 2017 a $711.000 millones, por efecto de las grandes inversiones que hizo la empresa en años anteriores. Razón que impidió distribuir dividendos este año.

No obstante, Castellanos resalta que pudieron obtener una mayor rentabilidad operativa, gracias a un crecimiento sostenido de clientes y una mejora estructural de sus procesos. Los ingresos de la ETB tuvieron una relativa estabilidad, con $1,5 billones, evidenciando un alza anual de apenas 1%.

Las menores pérdidas y los mayores ingresos de la ETB no tuvieron, sin embargo, impactos en el precio de su acción, pues lo que más la afecta es el anuncio con respecto a la venta de la participación del distrito en la compañía, algo que por ahora luce enredado.

Por el lado de UNE EPM, los ingresos totales se sostuvieron en $5 billones, pero registraron una pérdida neta consolidada de $40.000 millones, que al igual que la ETB, implican una mejora frente a 2016. Esto permitió que las filiales Colombia Móvil, Edatel y Cinco Telecom Corporation pudieran pagar dividendos por un valor cercano a $76.000 millones.

Otra empresa de servicios públicos que está en Bolsa, pero que probablemente deslistará sus acciones tras la venta del control, es Gas Natural. Esta compañía registró un leve aumento de sus ventas (1,19%), que fueron de $2,7 billones, pero una caída de 15% en sus utilidades, que totalizaron $254.047 millones.

Lea más: Marcas de celulares tecnología y telecomunicaciones más poderosas en redes sociales

La sacaron barata

El año 2017 pudo haber sido el mejor en casi 100 de historia de Avianca, pero la huelga del sindicato de Acdac, que se llevó a cabo entre el 20 de septiembre y el 14 de noviembre de 2017, le puso el freno al crecimiento de la aerolínea. No obstante, para los analistas, la empresa de Germán Efromovich la sacó barata, pues aún con una caída de 13,7% en el volumen de pasajeros durante el cuarto trimestre, reportó utilidades en el año por US$82 millones, que implican un crecimiento de 86% frente a 2016. Así mismo, sus ingresos se incrementaron en 7,3%, al llegar a US$$4.441 millones.

“La huelga le enseñó a Avianca cómo ser más eficiente, pues pudo operar bien con menos gente. Ahora su desafío está en el precio del dólar, pues si sube mucho afecta la demanda de pasajes aéreos, pero si baja, generalmente corresponde a un aumento en el precio del combustible, lo que también encarece la gasolina para avión, que representa 35% de sus costos”, anota un comisionista. 

El precio de su acción seguirá atado a lo que ocurra con la alianza estratégica con United Airlines y la fusión con Avianca Brasil.

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación