| 10/25/2018 12:01:00 AM

El gran crecimiento que ha tenido el turismo gastronómico en Colombia

La gastronomía colombiana motiva la llegada de turistas extranjeros interesados en conocer la oferta del país. Este es el panorama de un negocio en crecimiento.

Por dos años consecutivos Colombia ha sido escogido como anfitrión de los Latin America‘s 50 Best Restaurants, evento que reúne a chefs, restauranteros, sommeliers, influencers, periodistas y gastró´nomos de todo el mundo y en el cual se anuncia la lista de los mejores 50 restaurantes de la región.

Esto gracias a que el país se ha convertido en una de las paradas obligadas en Latinoamérica para los amantes de la buena mesa, lo que ha dinamizado la gastronomía nacional vista como una expresión de la cultura local.

Y es que hoy los viajeros quieren saber más de las tradiciones e historia de la gastronomía, lo cual han aprovechado entidades como ProColombia, que adelanta una estrategia de promoción para que esta riqueza cultural colombiana se vea en el mundo.

Le puede interesar: Seratta el Disneyland para los amantes de la gastronomía

La entidad destaca estudios como el de Condé Nast Traveler, según el cual 48% de los turistas con alto poder adquisitivo planean su viaje centrado en comida y restaurantes. Así mismo, se refiere a datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que evidencian que la gastronomía genera un impacto cercano a 30% de los ingresos económicos de un destino.

Es por todo esto que ProColombia definió una serie de mercados objetivos para la promoción del nicho de gastronomía, que son: Estados Unidos, México, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Brasil, España y Alemania, como mercados clave; Canadá, Reino Unido y Francia como mercados en consolidación y Australia, como una oportunidad.

Según la entidad, las regiones colombianas en donde se concentra la mayor oferta gastronómica para el turista internacional son: Bolívar, Antioquia, Eje Cafetero, Bogotá, Chocó y Cauca.

De acuerdo con Guillermo Henrique Gómez, presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres), el crecimiento experimentado por el sector gastronómico es el resultado de un mayor trabajo en cuanto a la presentación, diseño y conceptualización de los distintos platos. “Hace unos años el país no tenía marcado un menú o una oferta equilibrada gastronómica apta para el turismo, ahora sí”.

Para el fortalecimiento de esta industria, el gremio está trabajando en varios proyectos, en alianza con entidades como la Cámara de Comercio de Bogotá, que trabaja en el clúster de turismo de eventos.

Le sugerimos: Los retos que generaron innovación en restaurantes bogotanos

Según Gómez, Bogotá es la ciudad que manda la parada en turismo gastronómico, con 481 restaurantes con registro nacional de turismo. Están ubicados, en su mayoría, en zonas como el Parque de la 93, la T, Usaquén, Zona Rosa, La Macarena y Zona G. Destaca que el renglón gastronómico aporta 3,1% del PIB de la capital.

Experiencias gastronómicas

El potencial de este tipo de turismo es tan grande que algunas empresas operadoras se han dedicado a ofrecer “verdaderas experiencias gastronómicas”. Es el caso de Foodies, compañía que nació con el objetivo de ofrecer paseos gastronómicos para clientes interesados en vivir experiencias asociadas a la cultura, buena vida y exclusividad. Ofrece paseos en la capital del país y en Cartagena.

María Gutiérrez, CEO de la empresa, sostiene que los paseos de Foodies involucran, en la mayoría de paradas, a los chefs, cocineros, baristas, sommeliers y/o propietarios como parte del tratamiento de exclusividad que cada lugar brinda a los comensales.

“Actualmente en Foodies ofrecemos alrededor de 40 programas de turismo gastronómico y esto se debe principalmente al aumento significativo que hemos visto del interés por estos paquetes por parte de viajeros internacionales”, dice Gutiérrez.

Agrega que la compañía tiene alianzas con más de 30 restaurantes en Bogotá y Cartagena. Este año Foodies ha recibido más de 1.000 turistas, principalmente estadounidenses, mexicanos e ingleses.

Otra de las firmas que está incentivando el turismo gastronómico es Colombia Activa. Según su CEO, Olivier Dufeu, gran parte de los turistas extranjeros se inclinan por el paseo a las plazas de mercado como Paloquemao en Bogotá y Bazurto en Cartagena. La compañía también ha recibido grupos de aficionados al café, que vienen a la zona cafetera a saber todo sobre el origen del grano y que son, en su mayoría, estadounidenses.

El empresario agrega que a los turistas les llama mucho la atención la nueva generación de chefs, lo cual se ha convertido, en su concepto, en la nueva movida de la gastronomía colombiana.

Rodrigo Atuesta, CEO de la firma Impulse, es otro de los empresarios que le apostaron a este negocio. Este emprendedor tiene un discurso muy interesante y es cómo con la gastronomía se puede apoyar la construcción de paz.

En este sentido, ofrece un tour denominado Tejiendo Paz, que lleva a los turistas a entender momentos clave de la historia de Colombia para centrarse en su renacer y porvenir, desde la geografía, la ciudad y, por supuesto, la gastronomía.

Le recomendamos: Gastronomía juega a favor del agro

También ofrece tours gastronómicos por zonas como la carrera 7, en Bogotá; Envigado, en Antioquia, y Manga, en Cartagena, entre otros. Los tours de Impulse están entre los US$80 y US$200.

El camino correcto

Diego Salazar, uno de los organizadores del Latin America‘s 50 Best Restaurants 2018, sostiene que Colombia ha crecido en gran medida en materia gastronómica y que Bogotá, específicamente, ha registrado un comportamiento importante. “Colombia está viviendo un momento muy interesante y tiene una de las ofertas más ricas de la región en materia de vegetales, frutas, café y cacao”, afirma. No obstante, recomienda no concentrar la oferta gastronómica en una ciudad, ya que, mientras más alternativas tengan los visitantes que buscan gastronomía de calidad, mejor.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.