| 3/1/2018 12:01:00 AM

El petróleo vive un nuevo auge transitorio

El buen momento de los precios del petróleo favorece el crecimiento de los países que lo exportan. Sin embargo, no será un fenómeno de largo plazo.

El repunte de los precios de los hidrocarburos es una excelente noticia para los países que los exportan. Con base en él, el Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró las perspectivas de crecimiento de la mayoría de las principales economías productoras.

El incremento de su actividad económica se deriva de que los precios más altos de los hidrocarburos y otras materias primas mejoran sus balances macroeconómicos, porque aumentan los ingresos por exportaciones, junto con los del Estado e incentivan la inversión en el sector.

También reducen el riesgo soberano de los países que exportan esos insumos, con lo cual pueden ampliar su acceso a los mercados internacionales de capital y disminuir sus costos financieros, tanto externos como internos.

Además, mejoran sus términos de intercambio y dinamizan su ingreso nacional, con lo cual contribuyen a la expansión de su demanda interna.

Por último, con base en el mayor crecimiento esas economías pueden aumentar la generación de empleo y el bienestar de su población.

Recomendado: Las amenazas que enfrenta el crecimiento colombiano

Sin embargo, el repunte de los precios parece más bien un fenómeno transitorio que uno de larga duración. Para entender por qué hay que recordar las tres causas más importantes que originaron su incremento: en primer lugar, una restricción de la oferta, que se basa en un acuerdo entre la Opep y nueve países productores no miembros de ella; en segundo lugar, un aumento de la demanda debido a una mayor actividad económica global; y, en tercer lugar, la depreciación del dólar de los Estados Unidos.

Las características de la aceleración del crecimiento mundial desde el año pasado, junto con las buenas perspectivas para el presente y el siguiente, pueden ayudar a sostener el repunte de los precios del petróleo, porque estimulan la demanda.

En esta coyuntura la mayor actividad económica global surge tanto en las economías avanzadas como en las emergentes, se retroalimenta por la expansión de su intercambio comercial y sus flujos de inversión, y se basa en una expansión industrial y en un repunte de la inversión alrededor del mundo, más que en un auge de los mercados financieros.

Por estas peculiaridades, los riesgos a la baja del crecimiento mundial parecen contenidos, de manera que el estímulo que provee para la demanda de hidrocarburos no se desvanecerá en el corto plazo.

Puede interesarle: Colombia regresó a la lista mundial de "riesgo petrolero"

En tales circunstancias, y con la persistencia de un alto riesgo geopolítico en algunos países productores, que en el caso de materializarse podría conducir a un descenso de su oferta, el precio repuntó por encima de US$60 por barril, en el caso del Brent, donde se ha mantenido de un modo persistente desde el año pasado.

No obstante, la duración de los elevados precios del petróleo en el mediano plazo no está asegurada porque depende en buena parte de la disciplina en el acatamiento del recorte, que fue una de las condiciones claves del repunte.

Por el momento, el acuerdo se prolongó nueve meses más a partir de marzo y será revisado cada tres meses. Por tal motivo, se prevé que este año y el entrante los mejores precios se mantengan estables. En el caso del Brent se estima que el precio promedio estará entre US$60 y US$65 por barril en este periodo.

En gran medida, a partir de cierto punto la conducta de los productores depende de un modo inverso de los precios. Si estos suben demasiado, algunos de ellos pueden encontrar atractivo incrementar sus exportaciones por encima de lo acordado entre la Opep y los otros nueve participantes en el acuerdo. Además, los precios más altos elevan la rentabilidad y por lo tanto estimulan la inversión y la producción en el sector. Con ello se benefician sobre todo los productores que utilizan técnicas no convencionales, como la fracturación hidráulica de las rocas de esquisto para extraer gas con base en el cual obtener petróleo.

Los analistas consideran que el precio proyectado para los próximos dos años estimulará la producción por métodos no convencionales en los Estados Unidos, que en ese periodo será sufciente para satisfacer el incremento proyectado de la demanda mundial.

Lea también: La subida de precio del petróleo trae nuevos planes, ¿llegaron los gozosos?

Por último, la depreciación del dólar tampoco juega en favor de los altos precios porque se revertirá en el mediano plazo, a medida que la Reserva Federal (Fed) haga el tránsito a la normalidad monetaria más rápido que el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón.

La proximidad de la economía estadounidense al pleno empleo y el efecto estimulante sobre la demanda de la reforma tributaria de la administración del presidente Trump, tarde o temprano acelerarán la inflación y desalinearán las expectativas. Por tal motivo, la Fed se verá obligada a incrementar su meta para la tasa de interés sobre los fondos federales y a replegar su balance más rápido de lo previsto. Al mismo tiempo, los elevados precios de los combustibles pueden ejercer una presión adicional al alza sobre la inflación, lo cual constituiría otro motivo para acelerar el tránsito de la Fed hacia la normalidad monetaria.

Las buenas perspectivas de la actividad económica y de los resultados de las empresas en los Estados Unidos, junto con la aceleración del tránsito a la normalidad monetaria por parte de la Fed, favorecerán la rentabilidad de los activos en dólares y la demanda global por esta moneda. En consecuencia, en el mediano plazo el dólar tenderá a fortalecerse frente a las divisas del resto del mundo.

En el corto plazo, un tránsito muy acelerado a la normalidad monetaria puede también representar una amenaza para la estabilidad de los precios del petróleo. Una subida abrupta de las tasas de interés en los Estados Unidos, que exceda por mucho la esperada por los mercados puede estallar las burbujas que parecen haberse formado en los mercados de acciones y de bonos. En ese caso, el colapso de estos mercados podría contagiar su tendencia a la baja a los del petróleo y otras materias primas.

Recomendado: Gobierno podría otorgar $1,7 billones en incentivos a exploración petrolera

De esta manera, como explica Mohamed El-Erian, consejero económico jefe de Allianz, en la coyuntura actual las buenas perspectivas de la actividad económica global han hecho que la sostenibilidad del repunte de los precios del petróleo dependa más de las condiciones de la oferta que de las de la demanda. Al mismo tiempo, es muy probable que los altos precios conduzcan en el mediano plazo a un incremento de la producción.

En consecuencia, el repunte de los precios no será un fenómeno de largo plazo, por lo cual los países exportadores de hidrocarburos y otros combustibles no deben incurrir en los errores del pasado. En especial, sus gobiernos deben ahorrar los ingresos extraordinarios, perseverar en la consolidación fiscal y no financiar gastos permanentes con unos recursos que por unas circunstancias coyunturales serán más elevados por un corto período. Tampoco deben dejar de llevar a cabo las reformas estructurales que mejoran su competitividad y aumentan su productividad, de modo que puedan diversificar su producción y sus exportaciones e insertarse en las cadenas globales de valor.

Lea también: Ecopetrol impulsa fuerte repunte de la Bolsa de Colombia en 2018

EDICIÓN 548

PORTADA

Ranking de las empresas más innovadoras de Colombia en 2018

Ranking de las empresas colombianas más innovadoras según un estudio que lideran la Andi y la Revista Dinero. Encabezan las firmas industriales y de Medellín. Bogotá es la región con más compañías evaluadas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 548

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.