| 5/10/2018 12:01:00 AM

Esta es la piedra en el zapato de la Comunidad Andina

La tasa de aduana que impuso Ecuador a las importaciones es considerada ilegal por sus vecinos de la Comunidad Andina. ¿En qué va la pelea?

Ddesde noviembre pasado se ha suscitado un nuevo debate al interior de los países miembros de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). El tema es la medida que adoptó Ecuador de imponer una tasa aduanera, lo que en consideración de los otros países andinos vulnera los principios del libre comercio.

Los primeros en poner el grito en el cielo fueron los empresarios afectados –es decir, los que producen desde Colombia, Perú y Bolivia– que calificaron de ilegal el impuesto, ya que estaría incumpliendo con la normativa del Acuerdo de Cartagena, el Gatt (OMC) y las disposiciones que cita el Acuerdo Comercial de Multipartes con la Unión Europea (UE).

Sin duda, esta tasa ha terminado por afectar las relaciones comerciales no solo con los demás países pertenecientes a la CAN sino con los de otras latitudes como Europa.

Por el lado de Colombia, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo se ha puesto la camiseta para defender los intereses de los exportadores nacionales. Para ello ha venido retomando los argumentos de la Secretaría General de la Comunidad Andina, la cual considera que el gravamen ecuatoriano vulnera el Programa de Liberación Arancelaria pactado entre los socios de este bloque en el marco del Acuerdo de Cartagena.

Según la CAN, “se logró establecer que la nueva tasa no obedeció a servicios aduaneros prestados a los importadores con el propósito de facilitar el comercio, como lo ha señalado el vecino país”.

La autoridad andina le dio un plazo de 10 días hábiles a Ecuador –que empezaron a regir desde el 24 de abril de 2018– para que retire la tasa de aduana y restablezca las condiciones del acuerdo comercial entre Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú. Sin embargo, hay una oportunidad para que Ecuador pueda conservar el recaudo aduanero a las importaciones, solicitando una revisión al fallo mediante un recurso de reconsideración, para lo cual tiene un plazo de 45 días y, a su vez, la Secretaría de la CAN cuenta con 30 días para responder al eventual recurso. Así que esta pelea apenas está comenzando, pues si el país vecino demuestra que si se echa para atrás su decisión generaría un daño irreparable a su economía, la CAN podría autorizar que se mantenga el impuesto mientras estudia a fondo el recurso y los alegatos de todas las partes. Todo indica que el gravamen va a seguir vigente por un tiempo.

Visite: Guerra de aranceles entre Colombia y Panamá tensa las relaciones bilaterales

Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, en entrevista con Revista Dinero, explicó que han pedido que la medida se levante porque va en contra del Acuerdo de Cartagena.

“Ahí está previsto que se puede cobrar por los servicios, pero la tasa tal como la diseñaron no responde a los estatutos que se plantearon inicialmente. Se ve más como un afán de recaudación del fisco ecuatoriano y eso afecta la corriente comercial, particularmente nuestras exportaciones”, observa el dirigente gremial.

Díaz le contó a Dinero que han estado en conversaciones con sus homólogos en Lima (Perú), con el Ministerio de Comercio y con la Secretaría de la CAN para acordar una salida consensuada.

“Esto es una afectación al comercio y es una afectación ilegal. Nosotros esperamos que finalmente ese fallo se confirme y Ecuador termine levantando la tasa”, explicó el presidente del gremio exportador.

En el caso de que Ecuador logre defender su postura y no levante la medida y la Secretaría de la CAN confirme la legalidad de la tasa aduanera, es posible que Colombia, Bolivia y Perú apliquen una retaliación a la misma, según comentó Díaz. No obstante, el presidente de Analdex espera que la situación no llegue hasta tal extremo. “De lo que se trata –explicó– es ver cómo promovemos y facilitamos el comercio. Y no cómo lo perjudicamos. Sería una situación indeseable para el comercio andino”, señaló.

Es preciso decir que esta medida arancelaria ha empezado a afectar las exportaciones colombianas, aunque a algunos sectores más que a otros. Entre los más golpeados están los de vehículos, productos alimenticios y materiales de construcción.

¿Adiós a la CAN?

El presidente de Analdex resalta que, aunque el impuesto es un claro incumplimiento, este tipo de controversias tienen mecanismos de salida. “Lo mucho que puede autorizar la Comunidad es la retaliación y de alguna manera sancionar a Ecuador, pero yo no creo que dé para mucho más”, sostiene.

Por otro lado, vale mencionar que, en el caso de que el país vecino no se acoja a las medidas del fallo de la Secretaría de la CAN, Colombia podría proceder a otras instancias legales, como el Tribunal Andino de Justicia para llegar a buscar la normalización de los procesos comerciales entre los cuatro Estados miembros. “La idea es persistir en la batalla para acabar con esa medida. Eso es lo que debemos hacer, recurrir a la autoridad para restablecer los derechos”, argumenta Díaz.

Recomendado: Los cuatro riesgos que amenazan al crecimiento global

¿Un nuevo impuesto?

La situación aún no es clara para saber a ciencia cierta si se deben tomar nuevas medidas arancelarias o no por parte de Colombia. Sin embargo, es una premisa a la que poco le apuesta Analdex: “Yo esperaría que no se tenga que recurrir a que nosotros pongamos una tasa de aduana, no veo la necesidad de ese tipo de medidas. En el tema de origen, en el cual Ecuador estaba retaliando a Colombia por no permitir las importaciones de arroz, nos sentamos a la mesa y llegamos a un acuerdo y se reestableció el comercio”, recordó.

En materia comercial hay varios antecedentes con Ecuador: durante la administración del presidente Rafael Correa se impusieron medidas para-arancelarias como manuales técnicos para la entrada de mercancías de otros países. La medida buscaba equilibrar el balance externo de ese país, pues por cuenta de su sistema dolarizado, los déficits externos no tienen un sistema de amortiguación como la devaluación de la moneda, así que cualquier saldo en rojo significa inmediatamente una pérdida de reservas internacionales. Es posible concluir que, en materia arancelaria, la de Colombia-Ecuador es también una frontera caliente.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.