| 7/5/2018 12:01:00 AM

¿En qué va la guerra comercial entre Estados Unidos, China y la UE?

Las escaramuzas comerciales hasta el momento no tendrían efectos mayúsculos, pero una guerra comercial dejaría al mundo al borde de otra recesión.

Hasta el momento la retórica de las escaramuzas comerciales iniciadas por Estados Unidos contra China y la Unión Europea, México y Canadá desborda la realidad. Los aranceles establecidos por ese país afectan apenas 4% de sus importaciones, por lo cual los efectos sobre su crecimiento e inflación son despreciables. Goldman Sachs estimó, por ejemplo, que las medidas impuestas hasta ahora a las importaciones provenientes de China reducirían apenas 0,2% el PIB de Estados Unidos, después de dos años.

No obstante, algunos analistas han expresado el temor de que, al arreciar la confrontación, las restricciones comerciales podrían frenar la actividad económica en ese país y en el resto del mundo. En la tabla se aprecia que las escaramuzas envuelven cada vez más bienes y países. Por tal motivo, aunque en la actualidad la probabilidad de una guerra comercial internacional amplia es baja, el riesgo aumenta con cada una de las medidas.

Podría interesarle: Quién ganará la guerra comercial entre China y Estados Unidos

En el caso de desembocar en semejante confrontación, Estados Unidos y el resto del mundo quedarían al borde de una recesión. Primero, las empresas de los países involucrados sufrirían un choque adverso en la oferta de insumos, que elevaría sus costos de producción. Eso reduciría sus utilidades, por lo cual los índices de las bolsas descenderían. Los tenedores de acciones tendrían un efecto riqueza negativo, que podría disminuir el consumo. Algunas empresas podrían padecer desabastecimiento de insumos, por lo cual tendrían que interrumpir su producción.

Luego, la confianza de los empresarios y los consumidores en esos países podría caer de manera pronunciada. Una premonición de ello han sido los retrocesos de las bolsas y los incrementos en el índice VIX, cuando se impusieron las medidas en los Estados Unidos y se anunciaron las retaliaciones en los países afectados.

Un fuerte descenso de la confianza y un gran incremento de la incertidumbre harían que disminuyeran el consumo y la inversión en esos países. La menor demanda interna se agregaría entonces a la caída de las exportaciones, por lo cual se reduciría la actividad económica en los países enfrentados. La ola recesiva se transmitiría al resto del mundo a través de una disminución en el comercio internacional, en los flujos de capital y en los precios de las materias primas.

Artículo relacionado: Aún el mundo no sabe lo que es una guerra comercial

Para tener una idea del impacto de una confrontación comercial de mayores proporciones que la que ha tenido lugar hasta ahora, el Bank of America Merrill Lynch hizo una simulación de los efectos sobre la economía de los Estados Unidos, de imponer un arancel de 10% a todos los bienes y servicios importados en un modelo macroeconómico. El crecimiento del PIB se reduciría 0,4 puntos porcentuales el primer año y 0,6 el segundo, después de establecer la tarifa.

Esas magnitudes resultan considerables al tener en cuenta que la tasa de crecimiento potencial de esa economía es de 2%, de acuerdo con las estimaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso de Estados Unidos, o de 1,8%, según la FED. Un choque de esas proporciones podría anular el estímulo de la reforma tributaria de la administración Trump. Además, el efecto podría estar subestimado, porque no tiene en cuenta el impacto adverso sobre los encadenamientos de la oferta, ni la desmejora de la confianza de los consumidores y los empresarios.

Otra simulación hecha por ese banco, por medio de un vector autorregresivo para estimar el efecto sobre la producción industrial, que tiene en cuenta variables financieras como los índices de las bolsas y el VIX, arroja efectos de mayores proporciones. Un choque fuerte de incertidumbre transitorio reduciría la producción industrial en un punto porcentual, mientras que uno permanente generaría una recesión en este sector.

Lea también: Que tán lejos va a llegar Donald Trump en su guerra comercial

El Banco Mundial, a su vez, estimó que elevar en todos los países del mundo los aranceles hasta las tasas máximas permitidas por la Organización Mundial del Comercio reduciría el volumen del comercio mundial en 9%, que es una tasa similar a la que cayó durante la crisis financiera internacional. Una guerra comercial de esas dimensiones podría reducir el crecimiento mundial en un punto porcentual, de acuerdo con los cálculos de Goldman Sachs y del Banco Central Europeo.

En consecuencia, una guerra comercial que causara un choque de confianza muy fuerte alrededor del mundo podría llevar a la economía de Estados Unidos y al resto del mundo al borde de una recesión.

La esperanza es que las escaramuzas sean una táctica negociadora de Estados Unidos, para que China no incurra en prácticas desleales de comercio, y Canadá, México y la Unión Europea le otorguen mayores beneficios.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "El equilibrio en la familia me permite avanzar en la vida profesional": gerente Pepsico

    close
  • La colcha de retazos de la Ley de Financiamiento

    close
  • Empresarios en Bogotá dan un paso más para nuevas oportunidades

    close
  • Empresarios de Santander abren sus puertas para una oportunidad

    close
  • ¿Cuál es el liderazgo que necesita Colombia?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 556

PORTADA

Los mejores CEO de los últimos 25 años de Colombia

Dinero seleccionó a 25 de los presidentes de compañías colombianos más relevantes en los últimos 25 años. Son ejemplo de liderazgo, visión y poder de transformación en las organizaciones.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.