| 3/7/2019 12:01:00 AM

Las estrategias de Maduro y Guaidó

Mientras Juan Guaidó, el presidente interino, busca ayuda internacional, Maduro, el presidente en funciones, sigue feriando los recursos.

La versión suena a leyenda urbana. En horas no hábiles y en ausencia de guardias de seguridad, alguien extrajo del Banco Central de Venezuela ocho toneladas de oro de las reservas del país, como parte de un plan coordinado por el círculo cercano al presidente Nicolás Maduro para venderlo en el extranjero y financiar así al gobierno. Esto habría ocurrido el miércoles 27 de febrero, de acuerdo con legisladores de la oposición y funcionarios del propio gobierno. Se trataría de un esfuerzo por comprar tiempo para mantenerse en el poder, asegura Ángel Alvarado, congresista opositor.

A estas alturas de la prolongada crisis económica, política y social que enfrenta Venezuela, la versión resulta creíble. En efecto, el gobierno de Nicolás Maduro ha dado muestras de vulnerabilidad ante el cerco diplomático internacional que, liderado por el gobierno de Washington, ha dejado sin oxígeno financiero al régimen.

Le puede interesar: Maduro sacó 8 toneladas de oro del Banco Central de Venezuela

El bloqueo de las cuentas por medio de las cuales llegaban a Venezuela los pagos por las ventas de petróleo se suma a las amenazas de Donaald Trump a quienes busquen darle oxígeno a Maduro ya sea al financiar deuda externa o al comprar el oro o el petróleo del gobierno. Todo ello ha encendido las alarmas y cada vez menos países quieren tener un enemigo tan poderoso respirándole en la nuca.

Nicolás Maduro Presidente de Venezuela

Esta semana el periodista y analista petrolero Nick Cunningham escribió en el portal Oil Price que el bloqueo petrolero contra Maduro no ha surtido el efecto esperado de tumbar del régimen. Pero los recientes movimientos de altos funcionarios del gobierno venezolano estarían contradiciendo estas versiones.

Por un lado, las amenazas de altos funcionarios, como el hombre fuerte del ala militar, Diosdado Cabello, no se concretaron contra el autoproclamado presidente Juan Guaidó. Este salió del país y regresó como Pedro por su casa pese a las amenazas del régimen.

También puede leer: Pobreza escasez e inflación el peligroso cóctel que enciende la crisis en Venezuela

Guaidó pasó una semana de gira oficial por varios países de la región, en busca de apoyo internacional, y volvió el lunes 4 de marzo. Lo recibió en Maiquetía el cuerpo diplomático acreditado en Venezuela, ante la mirada incrédula de quienes temían que el régimen adoptara medidas de fuerza. Tras su llegada, participó en una marcha contra el gobierno chavista.

No es el único síntoma de debilidad del gobierno Maduro. Algunos altos cargos del régimen, como el canciller, la vicepresidenta y hasta el presidente del Banco Central, han hecho un despliegue internacional sin antecedentes en busca de apoyos, pero todo indica que no han logrado obtener resultados concretos.

Le recomendamos: Guaidó dice que tomará el control de Monómeros

La vicepresidente Delcy Rodríguez anunció en Moscú que su país trasladará a Rusia las oficinas de Pdvsa en Europa, que hoy funcionan en Portugal. Pero en la práctica este tipo de decisiones resulta inocuo por las sanciones adoptadas por Trump.

El presidente del Banco Central, Calixto Ortega, lleva dos semanas en una gira por Turquía, China y Rusia para buscar financiación y burlar las sanciones impuestas por Estados Unidos. También el canciller Jorge Arreaza ha desplegado una estrategia diplomática que ha tenido poco eco y poca financiación.

El desabastecimiento de alimentos y medicinas es una de las principales señales de la crisis

Más leña al fuego

Venezuela está hoy en las primeras planas del mundo por la grave crisis humanitaria, que incluye más de 3,5 millones de migrantes. También por el deterioro de sus indicadores económicos que arrastran una caída en su Producto Interno Bruto superior al 50% en los últimos cuatro años. Además, por los índices de desabastecimiento de alimentos y una inflación que esta año podría llegar a 10‘000.000%, según el Fondo Monterario Internacional.

Agobiado por esta crisis y por las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, Maduro sigue buscando alternativas para mantenerse en el poder, pero no logra conjurar el deterioro.

Contexto: Venezuela PDVSA declarada en default restrictivo por agencia Fitch

El portal venezolano especializado en temas financieros, Banca y Finanzas, inform que la administración ha decidido inyectar dinero electrónico como medida para "financiar el déficit fiscal tras la fuerte caída de los ingresos regulares (exportaciones petroleras y recaudación tributaria), y que ha llevado al país a ubicarse en solo 15 meses en la posición 23 del ránking de hiperinflación entre los 57 casos registrados en el mundo, según data de Ecoanalítica".

Sin embargo, estas no son decisiones neutras para la economía pues está intentando apagar el incendio con gasolina. Porque al inyectar liquidez con dinero electrónico, sin crear riqueza o generar reservas, termina por impactar los precios de bienes y servicios y por provocar una nueva ola inflacionaria.

La crisis de Venezuela ha crecido y nadie se atreve a vaticinar cuándo terminará. Mientras tanto, los ciudadanos llevan la peor parte en esta pesadilla.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.