| 3/28/2018 12:01:00 AM

Los cinco pecados del gigante Facebook

El reciente escándalo sobre la octava empresa más grande del mundo siembra muchas dudas sobre la correcta administración del gigante de la tecnología. La empresa promete corregir algunos de estos errores.

El escándalo de filtración de datos de millones de usuarios a la consultora europea Cambridge Analytica solo es el más reciente episodio de un duro año para Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, la octava empresa más grande del mundo por capitalización bursátil.

El mismo ejecutivo estadounidense había reconocido semanas antes del escándalo que Facebook había perdido parte de su norte al enfocarse solo en los negocios y los asuntos que poco o nada tenían que ver con su propósito inicial: conectar a la gente.

Estos son algunos de los pecados de esta compañía, teniendo en cuenta lo que ha sucedido en el último año.

Falta de control en la información

Si hay algo sagrado para este tipo de compañías que trabajan y viven de los datos es el manejo adecuado de la información que suministra la gente en sus plataformas. La pérdida de esa confianza es poco menos que mortal para la sostenibilidad de este próspero negocio.

El tema es tan delicado que en medio de toda la catarsis que genera este caso, miles de usuarios han comenzado a cerrar sus cuentas, temiendo que este tipo de filtraciones continúen. Tampoco ayuda mucho el hecho de que personajes de amplio reconocimiento público como el cofundador de WhatsApp, Brian Acton, haya dicho en medio de la polémica que “era hora de cerrar Facebook”, sobre todo cuando esa compañía fue comprada por la propia Facebook en 2014 por US$16.000 millones.

En un mensaje que envió Zuckerberg hace unos días deja entrever que volverá a trabajar para recuperar la confianza de la gente, algo muy retador.

Mal manejo del tema reputacional

Otro de los pecados de los que es acusado Facebook es su falta de tacto y olfato para entender los riesgos reputacionales que se derivan del mercadeo de datos. No es un tema exclusivo de esta red social, pues otras empresas como Google han enfrentado críticas similares.

El asunto es que desde hace un tiempo la empresa de Zuckerberg era vista más en la onda del entretenimiento, mientras que Google parecía un servicio casi esencial.

Le sugerimos: Zuckerberg admite que en Facebookcometieron errores

El tema cambió cuando Facebook se convirtió en una vitrina y plataforma comercial y empresarial sin precedentes, eso sin contar la enorme influencia que tiene al registrar más de 2.000 millones de cuentas en el mundo. Es una de las bases de datos de la humanidad y parece que eso no se midió adecuadamente.

Meterse en política

Aunque todavía está por definirse cuál fue verdadero vínculo de Facebook con la empresa Cambridge Analytica, una firma de análisis de datos políticos contratada por varias campañas en Estados Unidos y otros países para ‘cambiar el comportamiento de la audiencia’, es necesario decir que involucrarse en temas de política siempre será sensible para las compañías dedicadas a la tecnología.

La gente ve la tecnología casi como un servicio público que no debe ser permeado por esa clase de asuntos. Pero eso es muy difícil. Por ello, esta consultora, con sede en Londres, habría captado (legal o ilegalmente) millones de datos de cuentas de Facebook, primero para conocerlos y luego para enviar mensajes a sus cuentas y así manipular la intención de voto. Varias campañas, incluida la de Donald Trump, habrían incursionado en estas prácticas.

Falta de regulación en la venta de datos

Desde hace años se viene hablando de la necesidad de crear un gran bureau u oficina que regule en los países el manejo de datos que son usados con propósitos comerciales. Esas zonas grises son las que han permitido que se produzcan este tipo de polémicas y escándalos. En Europa se produjo hace un tiempo una sanción contra Google por privilegiar algunas compañías en su buscador en detrimento de compañías de ese continente. Sin embargo, los argumentos se centraron en la posición dominante de la gigante estadounidense y no en un mal manejo de los datos. Hace falta mucha regulación en este aspecto.

Le puede interesar: Christopher Wylie el canadiense que hace temblar a Facebook

¿Sobrevalorada?

El titular de The Economist contra Facebook parece duro pero refleja buena parte de la realidad: “fracaso épico”. El artículo no solo describe los graves problemas que enfrenta la compañía en los últimos años, también se atreve a decir que “En Europa y cada vez más en Estados Unidos se ve a Facebook fuera de control y en fase de negación”, también recuerda que de los US$493.000 millones de valor de la compañía, solo US$14.000 millones son físicos. “El resto es intangible y potencialmente efímero”.

Esa es casi una eterna discusión de este tipo de compañías que sin contar con grandes infraestructuras o sedes industriales tienen los primeros puestos en capitalización bursátil en el mundo. Están otros ejemplos como Google, Facebook, Tesla, etc. De ahí la importancia de cuidar el activo por excelencia de este negocio: los datos y la confianza. Algo que parece que no hizo muy bien Facebook en el último tiempo.

Foto: Donald Trump Presidente de EE.UU.

Los desafíos

Para Facebook, los retos que vienen no son de poca monta. Distintos analistas han coincidido en advertir las dificultades que tendrá en adelante. Por una parte, detener la caída en el precio de su acción, que ha significado un recorte en el valor de mercado de US$50.000 millones; por otra, responder a las demandas que están por venir de usuarios y accionistas. Diferentes medios reportaron al cierre de esta edición que Facebook se enfrenta al menos a cuatro demandas colectivas de usuarios y accionistas en Estados Unidos, tras la polémica filtración de datos de millones de miembros de la red social a la consultora política. Este hecho puede desencadenar medidas regulatorias más fuertes en diferentes países.

Recomendamos: 5 claves para entender el escándalo que hizo a Facebook perder US 37.000 millones

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación