Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/21/2019 12:01:00 AM

¡Hasta el cuello! La deuda global enciende las alarmas

El desmesurado crecimiento de la deuda en años recientes la acerca a niveles de la crisis de 2008. Esa es la gran preocupación hoy.

La fiesta del crédito que arrancó hace cerca de una década, con la baja de las tasas de interés a nivel global, comienza a presentar los primeros síntomas de resaca. El reporte más reciente de comportamiento de la deuda en el mundo muestra que ha crecido tanto en empresas y gobiernos, que se acerca peligrosamente a los niveles previos a la crisis financiera de 2008. Una noticia preocupante que ha encendido las alarmas pues un crecimiento desbordado del endeudamiento termina por afectar el crecimiento mundial.

Varios temas preocupan. Por un lado están las abultadas cifras. Un informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por su sigla en inglés) señala que la deuda mundial se aproxima a un récord y alcanza US$244 billones, es decir, más de tres veces el tamaño de la economía mundial.

De acuerdo con el informe, la relación deuda/PIB mundial superó el 318% en el tercer trimestre del año pasado, a pesar de un ritmo de crecimiento económico más fuerte.

Esta cifra es ligeramente inferior a un récord del 320% del PIB en el mismo trimestre de 2016. Con el aumento de las tasas de interés en todo el mundo, el Fondo Monetario Internacional, que dirige Christine Lagarde, ha advertido a los Gobiernos que deben frenar los crecientes niveles de deuda y acumular reservas frente a riesgos futuros. Las cifras de esta entidad indican que a nivel global las mayores tasas de deuda frente al PIB las tienen varios países desarrollados como Japón, con 239,3%; Italia, con 132,6%; Estados Unidos, con 107,1% y Francia, con 96,3%.

Los datos de Estados Unidos llevaron a Jerome Powell, presidente de la FED, a señalar a finales de enero que está "muy preocupado" por este tema.

Puede leer: Fed mantiene las tasas de interés de EEUU y dice que será paciente

De los chepitos internacionales nadie se salva, a juzgar por el tamaño de las cifras de IIF. La deuda total de los gobiernos superó los US$65 billones en 2018, frente a los US$37 billones que registraba hace diez años, y aumentó más rápidamente en los mercados maduros.

Por su parte, la deuda corporativa no financiera aumentó a más de US$72 billones y se acerca al máximo histórico de 92% del PIB.

Las familias también entraron a esta fiesta que tiene visos de terminar y están en problemas. La deuda hogareña, según el informe, creció más de 30%, hasta llegar a los US$46 billones, debido al fuerte crecimiento en los mercados emergentes, especialmente de China; aunque República Checa, India, México, Corea, Malasia y Chile registraron aumentos de más de 20% desde 2016

Tampoco la banca está exenta. El endeudamiento del sector financiero aumentó alrededor de US$60 billones, 10% más que en la década anterior.

El impacto del endeudamiento también afecta a América Latina. Datos recientes divulgados por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) indican que, a nivel regional, los países con mayor nivel de endeudamiento frente a su PIB son Argentina, con 77,4%; Brasil, con 77%. Les siguen Costa Rica con 52% y tres países que tienen un nivel de 46%: El Salvador, Uruguay, Colombia.

Le recomendamos: Cómo Argentina se convirtió en el más endeudado de América Latina

Entre los menos endeudados de la región se destacan Perú, con 20%, así como Chile y Guatemala, con 24%.

Estos reportes llevaron a la calificadora Fitch Ratings a advertir hace unos días a Colombia que necesitará medidas fiscales adicionales para alcanzar la meta de un déficit fiscal de 2,2% en 2020, ante la reducción de la carga tributaria a las empresas.

En cuanto a la deuda, actualmente el Ministerio de Hacienda estima que la deuda bruta total del GNC sumó 48,9% del PIB en 2018, lo que representa un incremento de 8.9% frente al 44,9% del PIB registrado en 2017.

Lo anterior, según el Instituto de Finanzas Internacionales, ubica a Colombia a la par de países como Egipto, Nigeria y Argentina.

El comienzo de todo

Ante las cifras de deuda reportadas para 2018 hay quienes consideran que los niveles actuales podrían convertirse en la cuota inicial para una nueva crisis financiera global.

Lo cierto es que esta tendencia comenzó después de la crisis financiera de 2008, cuando los países optaron por reducir sus tasas para estimular el crecimiento. En ese momento los países, empresas y personas vieron en los créditos baratos una buena oportunidad para invertir o gastar. Sin embargo, a la hora de pagar muchos enfrenta una cruda verdad y han apelado a refinanciar la deuda o a aplazar los pagos.

Un estudio citado por el portal Business Insider asegura que las ‘explosiones‘ de crédito barato han precedido a las crisis. Un estudio reciente descubrió que de 175 booms de crédito, un sorprendente 70% terminó en quiebras, una señal preocupante para la actual acumulación de deuda.

A esto se suma que muchos países han tenido que acudir a refinanciar como única opción para mantener un flujo de liquidez que les permita desarrollar sus planes de gobierno y, al mismo tiempo, honrar sus créditos. Pero esta es una historia sin fin.

Un informe de Oxford Economics, citado por Business Insider, observó una muestra de grandes economías. Concluyó que la deuda corporativa tiene alto riesgo en algunos países, pues representa alrededor de 60% del PIB. En otros, sin embargo, el mayor riesgo aparece en la deuda doméstica, que alcanza hasta 30% del PIB.

La deuda también presiona fuertemente sobre el crecimiento mundial. Por eso, podría desacelerar las economías más vulnerables, debido al mayor esfuerzo de sus empresas, personas y gobierno para cumplir con sus obligaciones.

La racionalidad económica indica que no está bien estigmatizar la deuda, pues es un elemento fundamental para crecer, invertir y expandirse. Sin embargo, cuando llegan los excesos, la situación puede generar un revés. Esta vez el mundo ya está advertido.

Puede interesarle: Fitch duda que Colombia cumpla las metas fiscales de 2020

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.