Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/13/2018 12:01:00 AM

¿Sobrevivirá el Nafta a la imposición de las condiciones de Trump?

Lo acordado con México desmejora el tratado, pero no su competitividad. Con Canadá todavía hay algunos obstáculos.

México y Estados Unidos acordaron las condiciones de un nuevo tratado comercial a finales de agosto. El presidente Trump notificó ya al Congreso la intención de suscribirlo en los próximos noventa días y tiene un mes para suministrarle los detalles del acuerdo.

Canadá no participó en la negociación, por lo cual permanece excluido; pero está en conversaciones con Estados Unidos para ver si logran establecer unos términos que le satisfagan, de modo que pueda ser parte del nuevo tratado.

Lo acordado con México

En lo concertado con México, las novedades principales son las nuevas normas que deberán cumplir los productos del sector automotor para preservar el acceso libre de arancel al mercado del acuerdo, junto con el establecimiento de un período de vigencia y revisión del tratado.

Las normas para el sector automotor comprenden unas nuevas reglas de origen, que elevan de 62,5% a 75%, como mínimo, el contenido de los insumos provenientes de los países signatarios en el bien final. Sin embargo, se descartó la pretensión de incluir un mínimo de 50% proveniente de los Estados Unidos. Según un documento de BBVA research, hoy 35% de los vehículos ligeros exportados por México no cumple la nueva condición.

Podría interesarle: EE.UU y Canadá optimistas por avance de negociaciones por el TLCAN

Siempre que Estados Unidos mantenga el arancel para la nación más favorecida en 2,5%, México podría continuar exportando parte de la producción de vehículos ligeros, que incumpliera la nueva regla de origen, a ese país con esa tarifa. Por tanto, la competitividad de este segmento de la industria mexicana no sufriría una desmejora sustancial.

Se acordó también un mínimo de contenido de acero y aluminio estadounidense, el cual no es todavía público. En opinión de BBVA, este piso podría también beneficiar a la industria mexicana de estos metales.

Se estableció además que por lo menos 45% del contenido se debe producir en regiones donde el salario mínimo del sector sea de US$16 por hora. En la actualidad, la mitad de los vehículos producidos en México no cumple este requisito. De manera paralela, se pactó una carta muy favorable para México, que establece una cuota de exportación libre de arancel para sus vehículos a los Estados Unidos, bajo la condición de cumplir los nuevos requisitos, en la eventualidad de que ese país impusiera restricciones a las importaciones de estos productos por razones de seguridad nacional.

Además, se estableció una duración de 16 años para el acuerdo, con revisiones cada seis, después de las cuales se prolongará de manera automática su vigencia por otros 16. Si después de la revisión las condiciones no satisfacen a las partes, podrán negociar cada año para lograr extenderlo en términos satisfactorios.

Comparada con la duración indefinida del TLCAN vigente, este nuevo período de vigencia con revisiones periódicas introduce una mayor incertidumbre para los inversionistas. No obstante, esta es menor que la de la propuesta original de Estados Unidos, de expiración automática cada cinco años si las partes no acordaban prolongarlo.

Artículo relacionado: 3 claves que llevaron a López Obrador a arrasar en las elecciones en México

En lo concertado entre México y Estados Unidos no se incluyó el mecanismo de solución de controversias del viejo acuerdo, pero se dejó el punto para aclararlo en el transcurso de la nueva negociación con Canadá.

Tampoco se introdujo la estacionalidad para las exportaciones agropecuarias de México propuestas por Estados Unidos.

Hasta el momento, la exclusión de Canadá disminuye la probabilidad de que lo acordado por México y Estados Unidos sea aprobado por el Congreso estadounidense.

La negociación con Canadá

Aunque las negociaciones entre Estados Unidos y Canadá se iniciaron hace un par de semanas y las partes manifiestan que hay progreso, al cierre de esta edición de Dinero no había un acuerdo. El nuevo plazo para lograrlo es al final de septiembre, cuando Estados Unidos debe publicar el texto, con el fin de poderlo firmar antes del primero de diciembre, fecha en la cual se posesiona el presidente de México, López Obrador.

Una de las principales dificultades es la pretensión de Estados Unidos de que Canadá amplíe el acceso a su mercado para los productos lácteos y en general para los agropecuarios estadounidenses.

En el esquema actual de manejo de la producción, las autoridades canadienses logran igualar la oferta y la demanda de estos productos, mediante un sistema de restricción de las importaciones, que asigna cuotas e impone aranceles.

Este sistema ha sido el blanco de las frecuentes críticas del presidente de Estados Unidos, quien se quejó de que es un mecanismo proteccionista y discriminatorio.

Lea también: Mercado cierra mixto con incertidumbre comercial

Por ello propuso eliminarlo de forma progresiva. Sin embargo, las pretensiones de los negociadores estadounidenses se inclinan ahora más hacia cambios en la magnitud de las restricciones. Otro obstáculo es la solicitud irrenunciable de Canadá de preservar paneles internacionales como mecanismo para la solución de las controversias y la protección de los sectores culturales canadienses.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, afirmó hace poco que su posición sobre el acceso de los productos lácteos y agropecuarios no es inamovible, sino que depende de lo que obtenga su país a cambio. Pero también reafirmó que no tener un acuerdo con Estados Unidos es mejor que tener uno desfavorable para su país.

En la actualidad no se sabe quién tiene la sartén por el mango, porque permanece incierto si el Congreso aprobaría un nuevo tratado sin Canadá. El presidente Trump sostiene que sí, pero varios parlamentarios lo contradicen. Si Trump estuviese en lo cierto, la balanza se inclinaría en su favor; si no, beneficiaría las pretensiones canadienses.

En opinión de los expertos, la exclusión de Canadá disminuye la probabilidad de que lo acordado por México y Estados Unidos sea aprobado por el Congreso estadounidense. El final de esta historia sigue pendiente. Mientras tanto, continuará como otra fuente de volatilidad en los mercados financieros internacionales.

Artículo relacionado: Cuáles son los mayores obstáculos en la renegociación del Tlcan

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.