| 12/14/2017 12:01:00 AM

¿Alemania pondrá en el limbo la estabilidad europea?

Angela Merkel no ha podido integrar un nuevo gobierno en Alemania. ¿Qué riesgos surgen para la economía alemana, la integración europea y el multilateralismo?

El intento de la canciller de Alemania, Angela Merkel, de construir una coalición, apodada Jamaica en razón de la coincidencia de los colores de la bandera de ese país con los de las fuerzas políticas que la integrarían: la Unión Democrática Cristiana (UDC) –su partido–, la Unión Social Cristiana (USC), el Partido Verde y el Partido Democrático Libre (FDP) fracasó a mediados de noviembre por la negativa de este último movimiento.

La falla generó una creciente incertidumbre política en el país, porque en el caso de que no se forme pronto una alianza de fuerzas políticas para cimentar un nuevo gobierno, la actividad del Estado podría sufrir un entorpecimiento.

La opción que parecía más probable al comienzo fue la de convocar unas elecciones generales anticipadas el año entrante, pero fue abandonada luego de que el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, manifestara su desacuerdo.

Luego cobró fuerza la posibilidad de formar un gobierno minoritario, por medio de una coalición entre los demócrata-cristianos y los verdes. Gobiernos basados en alianzas minoritarias son viables cuando, en un régimen parlamentario, ningún movimiento o coalición completa una mayoría en el congreso. Sin embargo, no son tan estables como los establecidos con base en coaliciones mayoritarias.

Recomendado: Los nuevos retos de Angela Merkel tras las elecciones alemanas

Por tal motivo, desde finales de ese mes se afianzó otra vez la alternativa de formar otra unión mayoritaria, con la participación de la UDC, la USC y el Partido Social Demócrata (PSD), que fueron los integrantes del anterior gobierno de la canciller Merkel.

Es posible que durante las conversaciones para integrar la nueva coalición mayoritaria el PSD plantee algunas exigencias, como que el gobierno alemán lidere una reforma de la Zona del Euro y de la Unión Europea, que introduzca un seguro ciudadano para unificar los regímenes de salud estatal y privado en el país, así como igualar los salarios de las mujeres y los hombres.

Quizás una de las causas detrás de la dificultad de conformar una coalición sea el desencanto de los políticos y la opinión pública alemana con la canciller Merkel, después de 12 años de liderar el gobierno.

Las fuerzas políticas que la acompañaron en la última coalición sufrieron el desgaste del poder y el desencanto de los votantes en las elecciones, de manera que la consecuencia de volver a integrarla sería aumentar estos perjuicios.

La asociación de la UDC y la USC con el PSD les costó la pérdida de su identidad como movimientos de centro derecha, debido a que tuvieron que ceder ante las iniciativas de centro izquierda de su tercer socio, que la canciller Merkel tuvo que secundar: la introducción de un salario mínimo, el recorte de la edad de jubilación a 63 años, la abolición del servicio militar y el respaldo al paquete de rescate para Grecia, por ejemplo.

Lea también: Merkel gana cuarto periodo de gobierno en Alemania

Por tal motivo, la proporción de sus electores (33%) se redujo a su nivel más bajo desde 1949. Una parte importante de sus anteriores partidarios –estimada en un millón de ellos– respaldó las propuestas más de derecha de la Alternativa para Alemania. Este movimiento, que agrupa entre otros a xenófobos y neonazis, obtuvo una proporción no depreciable de la votación (12,6%).

Sin embargo, hasta el momento ningún otro dirigente dentro de la democracia cristiana en Alemania ha amenazado el liderazgo de la Canciller, incluso después de su polémica decisión de permitir la entrada de un millón de refugiados al territorio alemán entre 2015 y 2016.

El PSD también siente que la alianza les restó apoyo electoral, porque lo hizo aparecer más al centro de lo deseable para sus bases. Como efecto de ello, en las últimas elecciones obtuvo su peor resultado desde la Segunda Guerra Mundial (20% de la votación). Por esta razón había decidido irse a la oposición.

Si optara por entrar de nuevo en el gobierno para apoyar la agenda reformista de la canciller Merkel en Europa, correría el riesgo de continuar perdiendo apoyo electoral.

No obstante, las dificultades para formar una coalición mayoritaria, la estabilidad política que proveería y el poder que tendría en el parlamento para legislar en favor de las propuestas gubernamentales, sería fundamental para afrontar los retos que tiene la economía alemana. Entre ellos se destacan hacer que la clase obrera participe en una mayor proporción en los beneficios del auge exportador, aumentar la eficiencia del Estado en la provisión de los bienes públicos y lograr que su producción manufacturera se adapte a la digitalización.

La posibilidad de renovar la alianza entre los demócrata-cristianos y los socialdemócratas para integrar otro gobierno mayoritario bajo la conducción de la canciller Merkel vuelve a hacer posible que Alemania lidere, junto con Francia, las reformas institucionales que requieren la Zona del Euro y la Unión Europea en asuntos trascendentales para asegurar su supervivencia.

Puede interesarle: Las reformas que necesita la Unión Europea para sobrevivir

Entre ellos son prioritarios completar la unión bancaria y asegurar la sostenibilidad fiscal de todos los países, con base en la adopción de la disciplina del mercado para que no haya lugar a transferencias de ingresos desde los países austeros a los dilapidadores, por medio de rescates llevados a cabo por las instituciones comunitarias. También son vitales la superación del estancamiento económico y la adopción de reglas sobre la inmigración y la defensa. Solo con base en una solución concertada de estos problemas, se podrá derrotar a los movimientos populistas, cuyo ascenso amenazaría la existencia de la integración europea.

El resurgimiento de una Europa fuerte y unida, que respalde el multilateralismo, la libertad de empresa, el libre comercio, la democracia, el crecimiento económico inclusivo y el desarrollo sostenible depende en gran medida de ello.

El liderazgo de Europa en estos temas es vital en la coyuntura actual, para preservar los frágiles equilibrios geopolíticos mundiales y detener la degradación del medioambiente, cuando los Estados Unidos parecen abandonar la iniciativa que han tenido en ellos desde la Segunda Guerra Mundial.

Las esperanzas de los partidarios de la integración europea, el multilateralismo, la globalización, la conservación del medio ambiente y la democracia se basaban en la idea de que, una vez que la canciller Merkel asegurara su cuarto período de gobierno, se podría dedicar a liderar el progreso en todos estos asuntos, cruciales para la estabilidad geopolítica mundial. Sin embargo, dos meses después de las elecciones, Angela Merkel no ha podido formar otro gobierno. ¿Tendrá éxito?

Recomendado: 5 problemas que muestran la otra cara del éxito económico de Alemania

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación