| 7/2/1999 12:00:00 AM

¿Quién las entiende?

Casi la tercera parte de las familias colombianas no se ajusta al modelo de padre, madre e hijos. Las mujeres jefes de estos hogares cambian los paradigmas de consumo.

Los cambios socioeconómicos y culturales de los últimos años están generando una transformación total en los hogares colombianos y las mujeres son las principales dinamizadoras de esos procesos de transformación. La primera manifestación del nuevo hogar es que, hoy por hoy, la tercera parte de los colombianos conforman una familia que se podría denominar no tradicional, diferente a la conformada por el padre, la madre y los hijos. Esto representa una redefinición de la familia misma y la aceptación de este modelo es creciente.



Ese sacudón en las familias se da porque las mujeres han estado reinventando sus papeles como miembros de las familias. Yankelovich, Acevedo y Asociados realizó para Dinero, con base en el estudio Monitor, un análisis sobre las tendencias y actitudes de dos tipos de mujeres: las primeras, no tradicionales, que son cabeza de familia y que corresponden a madres sin pareja con hijos y a madres sin pareja con hijos y parientes en casa; y las segundas, que llamaremos tradicionales, conforman pareja con hijos o sin hijos y que viven con parientes en casa.



Surgen del estudio unas tendencias claras: para la no tradicional es prioritario tener control sobre su vida y realizar estudios de especialización y posgrado. Aunque es más individualista, a la hora de tomar decisiones es más abierta a oír opiniones. Las mujeres tradicionales, por su parte, tienen una tendencia fuerte de devolverle algo de romance y misterio a la vida, y se inclinan por la planeación de su futuro con cinco o diez años de anticipación. A la hora de comprar son muy diferentes: las tradicionales son leales a la marca y un poco más cerradas para las nuevas ofertas, mientras que las no tradicionales son más sensibles y transables al precio y a la posibilidad de escoger.

EDICIÓN 545

PORTADA

Barranquilla y Cali se disputan el tercer puesto entre las mejores ciudades

El vertiginoso crecimiento de Barranquilla y la recuperación económica de Cali están llevando a estas dos capitales a una guerra no declarada por el tercer puesto de las ciudades más importantes de Colombia. Reportaje.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 545

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.