Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 5/2/2019 12:01:00 AM

¿Todavía existe discriminación contra las mujeres en la oficina?

Carolina Criado Perez argumenta con datos cómo el mundo laboral y social están hechos a imagen y semejanza de los hombres.

Los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, pasaron por alto una falla en el diseño del parqueadero de su sede. Pero en 2004, Sheryl Sandberg, entonces vicepresidente de ventas, les hizo saber de esa omisión: el lugar no disponía de espacios asignados para mujeres que, como ella, estaban embarazadas. Ante esa petición los directivos adecuaron el sitio para la comodidad de las futuras mamás.

La anécdota forma parte del libro Invisible Women. Es uno de los muchos ejemplos que su autora, Carolina Criado Pérez, recopiló para demostrar la tesis de que hay un sesgo en favor de los hombres en materia de datos. Eso hace que el mundo hoy este diseñado más para los hombres que para las mujeres.

Le puede interesar: Machismo en las familias empresarias No quién dijo

La mayoría de las oficinas, por ejemplo, son un témpano de hielo para ellas. En efecto, la temperatura de los aires acondicionados, calculada en 1960, corresponde al perfil metabólico de un hombre de 40 años y 70 kilos de peso. Las mujeres las encuentran cinco grados más frías porque tienen un metabolismo más lento.

El teléfono inteligente promedio mide casi 14 centímetros de ancho, mucho para la mano de una mujer. Y los asistentes digitales con reconocimiento de voz entienden 70% más la de un hombre que la de una mujer. Esto, porque entrenan con voces masculinas.

Muchos diseños en arquitectura están plagados de estos sesgos de género. La autora menciona que las mujeres demoran 2,3 veces más que los hombres en el baño lo que hace que 59% de ellas tenga que hacer filas para acceder a uno, comparado con 11% de los hombres. Los carros incorporan en sus diseños el referente masculino y, por eso, en los accidentes ellas sufren heridas más serias. Las audiciones ciegas, hoy frecuentes para contratar empleados, han incrementado la proporción de mujeres en 50% en las orquestas sinfónicas.

Esta forma sutil de discriminación también existe en la oficina. Cuando las compañías usan los adjetivos ‘agresivo’ y ‘ambicioso’ para buscar empleados, solo 5% de las mujeres acuden al llamado. Pero cuando las compañías incluyen en sus anuncios términos como "entusiasmo" e "innovación", y usan la foto de una mujer en lugar de la de un hombre, la proporción de mujeres aumenta 40%.

Le sugerimos: Populismo con la maternidad

Llegar temprano al trabajo resulta más difícil para ellas, según encontró Criado Pérez, porque ellas cuidan niños y por eso hacen más paradas hacia la oficina, para dejarlos en el jardín o en el colegio.

Además de eso, nadie les paga por ese trabajo doble. Las horas extra conducen a que las mujeres tengan menos tiempo para compartir luego del trabajo en espacios importantes para estrechar lazos entre colegas.

La autora aclara que esto no es premeditado, ni producto de la misoginia. “Simplemente no piensan en ellas. Es, por lo tanto, una manera de no pensar”, dice esta periodista. Ella saltó a la fama en Gran Bretaña, donde reside, por su campaña para que incluyeran a Jane Austen en los nuevos billetes de libras esterlinas. Y lo logró.

Para dejar de vivir en una sociedad construida por los hombres y para ellos, la autora recomienda recolectar más información sobre las mujeres, analizar cómo esa información impacta su vida y preguntarles qué desean. Así de sencillo.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.