| 2/4/2005 12:00:00 AM

Un cambio en la tendencia

En la historia económica colombiana, entre 1960 y 2001, hubo una relación permanente entre inflación y desempleo: los precios aumentaban cuando se reducía la desocupación y bajaban cuando crecía el desempleo. Esa relación inversa entre las dos variables, que los economistas llaman la Curva de Phillips, parecía una característica inmodificable del funcionamiento de la economía nacional. Si se quería bajar la inflación, había que resignarse a que aumentara el desempleo.

Sin embargo, desde octubre de 2001, esa relación se quebró. Desde ese momento, como se observa en la gráfica, por una mezcla de credibilidad en las políticas del Banco de la República, revaluación y exceso de capacidad productiva ociosa, se han podido reducir simultáneamente los dos problemas, inflación y desempleo.

Aunque en teoría es casi imposible mantener indefinidamente la relación positiva, es posible que este año las presiones inflacionarias sean tan reducidas que -al menos en 2005- se siga observando la reducción conjunta en las dos variables. Indudablemente, una buena noticia.

EDICIÓN 545

PORTADA

Barranquilla y Cali se disputan el tercer puesto entre las mejores ciudades

El vertiginoso crecimiento de Barranquilla y la recuperación económica de Cali están llevando a estas dos capitales a una guerra no declarada por el tercer puesto de las ciudades más importantes de Colombia. Reportaje.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 545

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.